LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 04 de enero, 2010
Actualizado 06:20 p.m.

 

28

28°C

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinador publicitario web
Arturo Hernandez
Tel: (505) 2255 - 6763 ext: 5221
Email: arturo.hernandez@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Opinión

Nada Personal

Gobierna El Güegüense

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  1 votos
Comentarios: 10

Por: Douglas Carcache

 

Por Douglas Carcache

 

Después de leer la tesis de Moisés Hassan Morales sobre la personalidad verdadera de El Güegüense y pasajes desconocidos, o quizás olvidados, del “revolucionario” Daniel Ortega y otros líderes del Frente Sandinista (FSLN), uno se pregunta cuánta hipocresía se oculta, por ejemplo, detrás de la devoción de éstos ante personajes como Fidel Castro.

 

En público y con una retórica servil alaban a Castro como si fuese un dios, pero detrás existe un dios más poderoso y verdadero para ellos: el poder y el dinero. Asimismo, en público exaltan a los pobres y prometen sacrificios por ellos, pero en realidad sólo les utilizan como soportes para conservar el poder.

 

Eso se percibe en el libro La Maldición del Güegüense, de Hassan, quien relata episodios clave de la insurrección contra la dictadura de Anastasio Somoza y del posterior gobierno sandinista, cuando el autor participó primero como guerrillero y, después, como miembro de la Junta de Gobierno, Alcalde de Managua y Viceministro del Interior.

 

No sólo cuenta anécdotas reveladoras de la mezcla de “soberbia, fanatismo, ambición, rencores, inescrupulosidad, servilismo, ignorancia y corrupción” predominante en la dirigencia sandinista, que gobernó Nicaragua entre 1979 y 1990, sino que plantea una interpretación nueva de ese personaje de la obra teatral del mestizaje en Nicaragua, El Güegüense.

 

Desecha la versión tradicional de “un luchador que, abrumado por la superioridad material de su dominador (español), lo hostiga apelando al último recurso de los oprimidos sin remedio: la burla”, porque Hassan ve lo contrario en ese personaje, tanto en la época postcolombina como en la década de 1980, cuando El Güegüense resurge con poder y aún persiste.

 

“En el proceder indiscriminadamente burlón de El Güegüense a mí me resulta difícil ver una actitud política”, afirma al desmenuzar la personalidad “profundamente corrupta e irresponsable, huérfana de principios, valores y sobre todo dignidad y autoestima”.

 

Al revivir momentos con personajes de la revolución sandinista, Hassan muestra los rostros ocultos por las máscaras. Recuerda, por ejemplo, cuando llegó a la oficina de Daniel Ortega, recién el triunfo, para advertirle que dos funcionarios del gobierno encargados de hacer importaciones, con divisas en efectivo, tenían antecedentes de andar en negocios sucios desde la época de Somoza.

 

Ortega, sin ningún asombro, le respondió que era innecesario investigar a esos funcionarios porque él ya sabía que eran ladrones. No tenía la menor duda. “La diferencia es que ahora van a robar para nosotros, para la revolución”, le habría dicho Ortega a Hassan.

 

Años después, como Viceministro del Interior y encargado de controlar el presupuesto de esa entidad, Hassan descubrió que funcionarios que hacían las importaciones desde Panamá alteraban los precios de los productos hasta cuatro veces, robándole al Estado. Documentó casos y presentó la denuncia ante el ministro Tomás Borge, quien prometió investigar y jamás lo hizo, a pesar de las pruebas.

 

Imaginen lo que podía pasarle a un ciudadano si en esa época hablaba mal de Fidel Castro, inspirador y protector del FSLN, según los discursos oficiales. Sin embargo, en la intimidad los líderes sandinistas “se gastaban bromas poco amables a expensas de Castro”, recuerda Hassan. “Tal vez lo más cortés que alguna vez pude escuchar es que Fidel ya era un anciano obsoleto”. Así actúa El Güegüense, porque “es algo más que un vulgar jodedor: es también un personaje altamente ambicioso, un oportunista”. Y sigue gobernando.

 

Comentarios | 10

2010

Ene 04

02:39 p.m

Doug dice:

Plenamente de acuerdo con Roberto E. Caicedo, aprecio sus comentarios, sobrios, objetivos, al grano. Es muy importante leer ese libro para concientizar a los que no conocen la infinita maldad y corrupcion del frentismo y de sus personajes como Ortega, Arce, Cerna y otros que aun viven como serpientes entre el noble pueblo nicaraguense. Esta ultima rebelion que estan provocando sera la oportunidad para aplicarles el peso de la justicia que merecen! Lean el libro!

2010

Ene 04

11:20 a.m

Alvaro Arcia dice:

FELICITO A MOISES HASSAN POR SU OBRA LA MALDICION DEL GUEGUENSE.SIN EMBARGO,ESPERO NO LE TRAIGA A HASSAN MALDICION COMO DICE SU LIBRO DEL GUEGUENSE.MIENTRAS UNA REBELION VERBAL,EL 26 DE NOV,DEL 2005,LA DECISION DE LA UNESCO DE PROCLAMAR A EL GUEGUENSE COMO PATRIMONIO ORAL E INMATERIAL DE LA HUMANIDAD UNA NOTICIA A NIVEL INTERNACIONAL Y FUE APLAUDIDA POR NICARAGUA,GRACIAS A LA OBRA ESCRITA EN EL SIGLO XVII EN IDIOMA DE CERVANTE Y NAHUATL.EL GUEGUENSE LE AVIZORE PROBLEMA UN PATRIMONIO HUMANIDAD

2010

Ene 04

09:27 a.m

no contaban con mi astucia dice:

Si Moises Hassan estubiera hablando bellezas del frente;los mongoloides del frente se moririan en elogios por su antiguo camarada;pero como le esta sacando los trapos resucios ahora dicen que era un gran borracho;pero si en Nicaragua el 95%de la gente bebe guaro;nada nuevo estan diciendo;es mas ,la mayoria de las personas que conozco son buena gente y todas tapinean y el que no bebe es porque ya se lo prohibieron;de seguro el tal Reed es bueno al tapi;y es uno de los sobrevivientes del Metanol

2010

Ene 04

08:49 a.m

Manuel dice:

Reed,

Si nos ponemos a eso todos los comandantes eran pirucas, aunque el mas notable ha sido Bayardo Arce. Y no solo eso, hasta pedófilos. Asi son todos estos robolucionarios.

2010

Ene 04

07:57 a.m

M Rivas R dice:

Lo que no cuenta es que siendo alcalde de managua, ebrio y drogado se llevó un carreton de caballos en ciudad sandino, matando al caballo, destrozando el carreton y provocando innumerables golpes al pobre carretonero. Pagó el caballo con dinero de la alcaldia

2010

Ene 04

05:24 a.m

Reed dice:

Todo mundo sabe que Hassan era un borracho degenerado en los años 80. No encontraban donde ponerlo porque no servia, solo intoxicado en alcohol vivia. por último se lo mandaron a Tomas Borge para ver si lo recuperaba. No se ahora si sigue de borracho, si es así con el dinero de la venta del libro va a comprar bastante guaro.

2010

Ene 04

04:58 a.m

Roberto Escobedo Caicedo dice:

Moisés Hassán es un insider de los primeros años de esa farsa revolucionaria conocida como revolución popular sandinista. Como miembro de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional firmó todos los decrectos represivos, relacionados con confiscaciones, tribunales populares, ley de los ausentes, etc. También conoce totdas las violaciones de derechos humanos que se dieron durante su prolongada luna de miel con el FSLN. También conoce quiénes asesinaron el Dr.Chamorro Cardenal.

2010

Ene 04

04:31 a.m

francisco Mza dice:

Ortega no solo se burla de Fidel Casro sino tambien del pueblo,podra burlarse o hacer broma a costa de sus socios como Chavez,pero el problema es que esa imagen que utiliza para la exportacion es sumamente dañina para el pais,suda calentura ajena, nos fabrica enemigos de los que si ayudan,es vocero incondicional del gorila Chavez,y nos coloca como pais sospechoso de coquetear con el terrorismo,o sea que Ortega hace mucho se quito la mascara y merece un final como el de FUENTEOVEJUNA(L.de Vega

2010

Ene 04

03:23 a.m

juan namendi dice:

PARA TODO HAY TIEMPO. ASI DICE EN LOS PROVERBIOS LA PALABRA DE DIOS. HASSAN HACE UN ENFOQUE BUENO DE COMO ALGO BUENO COMO EL GUEGUENSE ES POSIBLE CONVERTIRLO EN MALO. EL GUEGUENSE TIENE SUS MOMENTOS EN LA VIDA DE CADA NICARAGUENSE. EL GUEGUENSE NOS AYUDA A SOBRELLEVAR NUESTRAS VIDAS DE POBREZA, DESESPERANZA, Y FALTA DE OPORTUNIDADES. MOMENTOS GUEGUENSES ES LO NORMAL. EL GUEGUENSE COMO PATRON DE COMPORTAMIENTO ES CATASTROFICO. Y PEOR CUANDO ESTE COMPORTAMIENTO ES COLECTIVO AL NIVEL PAIS.

2010

Ene 04

09:36 p.m

jairo dice:

Pura basura... Síndrome del figureo.

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter