LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 17 de marzo, 2010
Actualizado 04:30 p.m.

 

30

30°C

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinador publicitario web
Arturo Hernandez
Tel: (505) 2255 - 6763 ext: 5221
Email: arturo.hernandez@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Opinión

Características de la violencia emocional

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  18 votos
Comentarios: 11

 

 

 

 

Por Rhina Cardenal DeBayle

 

A menudo se destaca en los medios de comunicación la violencia física de que son víctimas miles de mujeres en el mundo, incluyendo aquéllas que mueren diariamente a manos de sus compañeros de vida. Ésta es la evidencia más cruda de la existencia de este terrible flagelo en nuestros hogares.

 

Sin embargo, existe otro tipo de violencia intrafamiliar que, a pesar que es aun más común que la violencia física y que sus secuelas también son brutales, no se destaca suficientemente. Ésta es la violencia emocional y psicológica.

 

La violencia emocional es más difícil de demostrar y es minimizada porque no deja cicatrices visibles, aunque sus secuelas son más profundas, porque su blanco es el espíritu y la psiquis de la víctima.

 

En nuestras sociedades machistas justificamos este maltrato catalogándolo de “normal”. Es más fácil hacerse de la vista gorda y culpar a las víctimas señalándolas de idiotas por “dejarse” o “merecerlo”, sin comprender el proceso estructurado del abusador que prepara las circunstancias para asegurarse el control absoluto sobre su víctima para abusarla impunemente.

 

Con trato dulce y promesas que nunca llega a cumplir, el típico abusador sutilmente aísla a su víctima de todo su entorno, manipula para hacerla depender emocional y económicamente de él. La empuja a renunciar a sus medios de subsistencia e independencia, a alejarse de sus intereses, amistades y familia. Al momento del maltrato, ella no tiene salida o escape y le acepta todo.

 

Culpa a su víctima de todas sus acciones abusivas: Si él se embriaga es porque ella lo provoca, si la rechaza, la insulta o le es infiel es porque ella no merece ser amada por no ser suficientemente buena en determinadas actividades, delgada o atractiva o porque para él, ella no hace nada bien y no es capaz de hacerle feliz. Siempre inventa una justificación, de la que ella es responsable por su crueldad.

 

El abusador es un déspota cuyo comportamiento oscila entre amoroso y cruel, para mantener a la víctima confundida, atada y sometida. El dinero lo utiliza como un instrumento de control, y el amor y el cariño como una forma de premio o castigo al sometimiento absoluto a la voluntad del tirano.

 

¿Cuántas mujeres sufren en silencio este tipo de violencia en Nicaragua? ¡Muchísimas más de lo que podemos imaginar! Podrías ser tú, o tu madre, tu hija o tu hermana, tu vecina o tu amiga… Ni cuenta nos damos, pues la víctima es leal, y teme a las reacciones del déspota… le guarda el secreto, lo protege, y generalmente… ¡lo ama!

 

¿Podemos acaso imaginarnos lo devastador que es vivir a diario recibiendo insultos, rechazos, maltratos y traiciones del ser en quien hemos depositado toda nuestra confianza, nuestro amor y de quien dependemos aun para nuestro subsistir?

 

El abuso emocional va permeando poco a poco la psiquis. No sucede de la noche a la mañana. Hasta las mujeres más inteligentes, capaces e independientes pueden llegar, sin darse cuenta, a ser víctimas y perder su autoestima y dignidad en manos del hombre que aman, tratando de salvar la ilusión de su relación conyugal.

 

La violencia emocional ya está tipificada como un delito por ser reconocidos mundialmente sus demoledores efectos en las víctimas y en las sociedades, sin embargo, pocas veces se procesa y se condena a los abusadores, ya que el delito es minimizado y el proceso mismo maltrata aun más a la víctima y protege al victimario.

 

Para construir una sociedad libre y justa debemos hacer responsables de sus actos a los abusadores emocionales y obligarlos a responder por los daños que causan a sus víctimas.

 

Debemos proteger a nuestras familias, a nuestras mujeres y a nuestros hijos, pues todos son víctimas del abusador.

 

La indiferencia y la tolerancia de nuestra sociedad a la violencia en todas sus formas nos hace cómplices de este delito y lo fomenta.

 

No protejamos a los déspotas con nuestras actitudes condescendientes, ni hagamos responsables a las mujeres abusadas de las brutales acciones de sus cónyuges.

 

Ayudemos a las víctimas a romper las cadenas del silencio y a liberarse del control tiránico de los abusadores.

 

La justicia debe proveerles una oportunidad de sanar sus “invisibles” lesiones y de tener una vida digna y libre de cualquier tipo de violencia.

 

 

 

Comentarios | 11

2010

May 16

03:09 p.m

Francine dice:

tanto el agresor quien utiliza el medio de agredir fisicamente a una mujer , es problema psicologico que presenta para llegar a cosumir un hecho de maltrato fisico, es necesario encerrarlo y demostrar medio examenes psicologicos que este hombre presenta un problema grave a la sociedad, los hombres que viven alimenandose a diario del insulto, provocacion , ofensas, hacia su mujer, deben ser puestos en tratamiento psicologico y encierro psiquiatrico, para que aprendan algo de lo que predican...

2010

Mar 18

02:29 a.m

Francine Navas DeBayle dice:

Estoy de acuerdo que existen muchos clases de abuso, pero si dejamos que esto pase sea cual fuere la causa que promueve el abusador para lograr un fin, no es correcta desde el punto de vista Respeto quiere Respeto,...en nuestro pais es altamente utilizado por parte de los llamados Hombres el maltrato hacia la mujer, fisico, emocional, economico y sexual. O te respeta, o verdaderamente Haz que Te Respeten, es un derecho que tienes.

2010

Mar 17

12:37 m

Doug dice:

Excelente articulo Rhina Cardenal DeBayle, esta plaga es mundial, se ve no solo en los paises del primer mundo, pero donde mas se observa con descarnada realidad en en los paises tercermundistas, siendo dos de los peores India y Pakistan, donde las mujeres sus caras son desfiguradas con acido y hasta quemadas. Es general en la sociedad "machista" latinoamericana, que es el marco de referencia donde este crimen contra las mujeres tienen lugar, y por no notarse fisicamente no lo hace menos cruel.

2010

Mar 17

11:05 a.m

Vicky Lizarazo dice:

Muy buen articulo y acertado para estos momento que los asesinatos y homicidios en mujeres por parte de maridos,companeros etc... han aumentado en nuestro pais.
Es importante mencionar que la violencia sicologica departe de nuestra sociedad tambien se da entre personas que nos rodean, ya sea en nuestro trabajo, nuestro circulo social etc. La violencia sicologica ademas de dificil de demostrar es mas dificil de curar

2010

Mar 17

08:25 a.m

Hodgson dice:

Excelente Articulo. Muchas Felicidades Señora.....

2010

Mar 17

05:09 a.m

ligia dice:

El articulo refleja muy bien la realidad sobre el tema, es necesario medir constantemente los programas y las acciones que desarrollan las instituciones tanto estatales como privadas de la sociedad para educar a ambos géneros, entiéndase a mujeres y hombres. La respuesta inmediata es educar desde el hogar, los colegios, las redes de mujeres, y muchas instituciones más... pero realmente se avanza ?,eso es lo que hay que medir.

2010

Mar 17

02:31 a.m

Hija maltratada dice:

Ciertamente existe este tipo de delito inclusive de padres a hijos o de madres a hijas.

En este escenario es mas dificil establecer con claridad el abuso porque mucho de esto esta disfrazado de autoridad, pero en realidad es una autoridad abusadora y aplastante del psiquis de sus victimas.

Estas madres o estos padres deberian ser atendidos por especialistas, porque logran algo tienen malo en su propio psiquis que contamina su entorno.

2010

Mar 17

02:22 a.m

balance dice:

Doña Rhina: Comparto en casi un 100% este articulo y los ejes en que lo desarrolla, pero le quiero discutir que esa violencia es de ambos bandos o sea que veo mucha violencia verbal y de actitudes de parte de mujeres que en estos tiempos de crisis y escases de trabajo agreden y lastiman a sus parejas de manera irrefelxiva.
Como que por inutilidad y por vagso no logran proveer a sus hogares yde ahi se agarran para desatar todo tipo de descalificaciones y de agresiones verbales y psiquicas.

2010

Mar 17

01:37 a.m

Nicaso Mehacen dice:

Ideay, la articulista tiene el mismo sesgo de genero. Es que no hay mujeres que tengan ese mismo patron de abuso.

Es cierto la mayoria son hombres, pero ?hay necesidad hacer parecer que solo los hombres abusan?

En concreto que hacer? Se me ocurre educar, protejer, estar ojop al Cristo con este comportamiento

2010

Mar 17

01:13 a.m

eliza dice:

QUE BIEN ESE DOCUMENTAL ES REAL PERO ES UNA LASTIMA Q LOS QUE MALTRATAN A SUS PAREJAS , familia et hijos ya no tienen consciencia lo que hacen porque algunos son nacidos con ese maltrato tienen q buscar ayuda sobre todo a saber tolerar a su seres querido q es lindo respetar y mirarse aceptarse a como somos intentemos personas q nos encanta maltratar habemso mujeres q somos masorquista permitimos esto por amor pero no sigamos construyendo esa plaga para sus hijos y la humanidad gracias

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter