LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 14 de agosto, 2010
Actualizado 06:00 p.m.

 

26

26°C

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Opinión

La Gritería Chiquita

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  0 votos
Comentarios: 5

Por: Martín Maltez Rivas

 

Entre julio y agosto de 1947 (hace 63 años) los leoneses sintieron mucho miedo por la fuerza de la erupción del volcán Cerro Negro. Se vivía una gran zozobra, porque el volcán retumbaba constantemente, lo que hacía pensar que haría una erupción mayor. Monseñor Isidro Augusto Oviedo y Reyes, Obispo de la Diócesis, mandó a reunir a la población en la Catedral y les hizo jurar que debían celebrar todos los años —el 14 de agosto— una “Gritería de Penitencia”, en honor al Misterio de su Asunción a los Cielos. El Obispo pidió que se dieran estampas de la Virgen e imploró a María su intercesión ante Dios para que cesara el fenómeno y no hubiera graves consecuencias. Se dieron varias manifestaciones de fe, y todo volvió a la normalidad: el milagro se había cumplido. La devoción se ha extendido a muchas ciudades de todo el país en mayor o menor grado. La Gritería Chiquita es una tradición propia de los leoneses por un favor recibido por intercesión de María Santísima y que se celebra el 14 de agosto de cada año en vísperas de la celebración de la Asunción de María a los Cielos. María fue Asunta al Cielo en Cuerpo y Alma, y está ahí para que nosotros tengamos como meta poder gozar del Reino Celestial. Aclaramos que no es lo mismo la Asunción de María (o sea que fue subida al Cielo con ayuda de los Ángeles), que la Ascensión del Señor (donde El mismo sin ayuda asciende (sube) al Cielo y estará ahí hasta cuando venga según su promesa a juzgar a vivos y muertos), ya que a veces algunas personas confunden éstos dos términos y creen que es lo mismo.

 

Nuestra Iglesia católica celebra la Fiesta de la Asunción de la Virgen María en Oriente desde el siglo VI, y en Roma desde el siglo VII. El emperador bizantino Mauricio decretó que la fiesta se celebrara el 15 de agosto en todo el Imperio, pero sólo fijó una fecha, no “inventó” la fiesta, ya que se celebraba desde mucho tiempo antes. Esta doctrina fue definida como Dogma (verdad de la que no puede dudarse) por el Papa Pío XII el 1 de noviembre de 1950. En esa fecha se publicó la Bula Munificentissimus Deus en la cual el Papa declaraba como Dogma de Fe católica la doctrina de la Asunción de la Virgen María.

 

La Asunción es la Victoria de Dios confirmada en María y asegurada para nosotros. La Asunción es una señal y promesa de la Gloria que nos espera cuando en el fin del mundo nuestros cuerpos resuciten y sean reunidos con nuestras almas. María es una obra maravillosa de Dios, concebida sin pecado original. Es totalmente pura. Su alma nunca se corrompió. La maternidad divina de María fue el mayor milagro y la fuente de su grandeza, además de su caridad, humildad, pureza, y paciencia. Ella es nuestra Madre del Cielo y está dispuesta a ayudarnos en todo lo que le pidamos.

 

Roguemos a María este fin de semana (14 y 15) para que podamos gozar de la promesa del Cielo, guiados por su inmenso amor que es una luz que nos guía en nuestro andar…

 

…Y gritemos a todo pulmón: ¡Quién causa tanta alegría!.... ¡¡¡La Asunción de María!!!

 

 

El autor es Abogado y Notario Público.

Escritor católico.

 

 

Comentarios | 5

2010

Ago 14

07:49 a.m

tradicion si,religion no dice:

Con todo respeto a Dios y los creyentes, estos paralelos de las cosas supuestamente divinas con los asuntos terrenales son los que me alejan de las religiones occidentales. "Victorias", "batallas", "trono" "rey", "siervos" todos estos terminos me recuerdan a tiranos y gobiernos odiosos. Por eso no le hago a ninguna religion establecida. Sin embargo me encanta mi pueblo Leon y sus tradiciones que es lo que para mi son.

2010

Ago 14

04:05 a.m

Otto dice:

.."un solo mediador entre Dios y los hombres, un hombre, Cristo Jesus...

2010

Ago 14

03:29 a.m

Cutupey dice:

Sr. Escritor Católico, con todo respeto permítame aclararle, no existe ninguna evidencia bíblica que afirme que María la Madre de Cristo subió al cielo en cuerpo y alma. Efectivamente, María fue una mujer pura y virgen y escogida por Dios para que trajera al mundo al que verdaderamente nos brindó la oportunidad de salvación. Por lo consiguiente, María no tiene ningún poder para anteceder por nadie, solo su Hijo, Jesús, ademas la Biblia afirma que tuvo otros hijos.

2010

Ago 14

01:44 a.m

Rodrigo Zapata dice:

Claro que si, siempre tenemos que alabar a la Madre de Nuestro Señor Jesus y Madre de toda la Humanidad. " QUE VIVA LA VIRGEN MARIA "

2010

Ago 14

12:50 a.m

Luis B. Montoya dice:

He tenido la oportunidad de viajar a mi León para en esta ocasión, y no hay nada que me dé tanto gusto de hacerlo porque la celebración de La Gritería Chiquita es un celebración única y exclusivamente de nosotros los leones. Es promesa que le hicieran a La Virgen nuestro Obispo Oviedo y Reyes, ha prevalecido en nuestra ciudad como el más bello agradecimiento a nuestra madrecita por ese gran favor. Este año no asistiré por motivos personales, pero el próximo año si iré

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter