LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 23 de enero, 2011
Actualizado 06:40 p.m.

 

25

25°C

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Nacionales

Símbolos patrios, ¿Quién podrá defenderlos?

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  5 votos
Comentarios: 22
 
  • Una modelo que los usa de traje de baño. Miles de agendas y guías telefónicas que circulan con decenas de errores. Un presidente que parece desconocer o a quien poco le importa la Constitución del país. Mientras, las leyes esperan algún día ser cumplidas en este país de las maravillas

Por: Tammy Zoad Mendoza M.

Inolvidable. El 19 de julio del 2006, acto del 27 aniversario del triunfo de la revolución sandinista, el presidente Daniel Ortega “se lució”. Usando la bandera nacional como capa y rozando la tela con la piel del caballo cometió dos graves faltas a la ley.

Foto LA PRENSA Bismarck Picado/ Miguel Lorío/ Héctor Esquivel/ Archivo

 

¿Sabía usted que hay una ley que determina la elaboración y el uso de los símbolos patrios? ¿Conocía de las penalizaciones en caso de faltar a estas normativas? ¿Maneja quiénes deben estar al pendiente de tales regulaciones?

 

Es la Ley sobre Características y Uso de los Símbolos Patrios, Decreto Número 1908, que contempla una multa de 200 a 2,000 córdobas, e incluso 15 días de arresto, según la gravedad, y que delega al Ministerio de Gobernación como la autoridad pertinente para velar por la regulación y sanción.

 

Al hojear la ley de 1971 recordará algunas cosas y aprenderá otras. Todos estamos sujetos a cumplirla, pero muy pocos la conocen. En Gobernación tampoco.

 

—¡Buenos días! Vengo en busca de la oficina que regula la elaboración de los símbolos patrios.

 

—¿Qué oficina, tierna? —pregunta una amable señora en la recepción del Ministerio de Gobernación.

 

—La oficina o el departamento encargado de revisar las publicaciones en las que aparecen los símbolos patrios.

 

—Aquí no hay ninguna, amorcito. ¿Y no te dijeron cómo se llamaba? Esperame un momentito, voy a buscar a alguien que te puede ayudar.

 

Hace una rápida llamada telefónica y aparece un joven con cara de susto.

 

—“Fulanito”, esta muchacha necesita información.

 

Me permiten pasar y entro en la primera oficina. Me toca explicarles nuevamente y esperar a que revisen la ley. Sí, la conocían y manejaban generalidades, pero la duda que despertó mi insistencia los puso a buscar por todos lados una respuesta.

 

Estoy tratando de cumplir el protocolo para ajustarme a la ley. ¿Sabrán de esto quienes elaboran las populares banderitas que inundan septiembre? ¿O los que hacen las agendas o directorios telefónicos? ¿Interesa a los vendedores de artículos que contienen símbolos patrios?

 

“Nadie se ha preocupado por estar pendiente de estas cosas, pero les preguntás si el río San Juan es nica y se llenan la boca... es un nacionalismo fanático, ignorante, no conocen ni siquiera sus emblemas y quieren tener una identidad”, dice Roberto Sánchez Ramírez, historiador.

 

 

Para Roberto Sánchez se ha perdido el interés por conocer y enseñar los valores cívicos y las leyes elementales para todo ciudadano y, peor aún, se ha descuidado en todos los poderes de Gobierno y sus respectivos ministerios el trabajo de protección y promoción de los símbolos patrios.

 

En la Asamblea misma circulaba hasta el año pasado una agenda en cuyas páginas iniciales aparecía una versión distorsionada de los símbolos patrios.

 

“Se está trabajando en un proceso de revisión de muchos aspectos y detalles dentro de la Constitución y sobre todo del cumplimiento y la aplicación que se le estaba dando a algunas normativas, entre ellas a la Ley sobre Características y Uso de los Símbolos Patrios”, comenta Sánchez, asesor de Asuntos Históricos de la Asamblea. “Es sumamente importante que, aunque se hayan estado haciendo mal las cosas, haya gente que valore la verdadera importancia de los símbolos patrios, reflejo de nuestra identidad nicaragüense... lo que no sé es si en el resto de instituciones se está haciendo de esta manera...”.

 

En libros de moral y cívica aprobados por el Ministerio de Educación aparecen ilustraciones erradas de los símbolos patrios y que incluyen equivocadamente al Guardabarranco en la lista, bajo el título de ave nacional, aun cuando no existe un decreto que lo haga oficial.

 

La propaganda política del Frente Sandinista en el 2007 lanzó un nuevo, y casi oficial, sicodélico escudo que ha sido insignia del actual gobierno, que incluye e incluso sustituye el escudo nacional dictado por la ley, con una colorida caricatura que se estampa de manera antojadiza en cualquier rincón de un documento oficial.

 

En los actos históricos, patrios o de cualquier naturaleza, la bandera rojinegra se antepone a la bandera nacional, lo que se traduce como una constante violación del ordenamiento jurídico del país. ¿Ignorancia, descuido o prepotencia? Pueden ser algunas de las razones e incluso todas. Lo cierto es que las acciones y actitudes que muestra el Gobierno se han convertido en un aspecto cultural que promueve el irrespeto a la Constitución Política de Nicaragua.

 

Raúl Ordóñez lucha por la reivindicación de los símbolos patrios. A la derecha muestra el escudo que él mismo realizó con las especificaciones exactas de la ley y al centro señala la gran cantidad de errores que hay en publicaciones como agendas y directorios. “Hasta plagiaron uno mío para destrozarlo, revisen la agenda del 2010”

La lista de lo que para muchos son aberraciones cívicas o sacrilegios patrios es encabezada por el mismo presidente Daniel Ortega, quien montado en su caballo desfila campantemente con la bandera atada a su cuello a manera de capa. La escena se repite cuando el mandatario se deja llevar por la euforia y utiliza el pabellón nacional como el atuendo de un superhéroe. ¿Vanidad, fanatismo, irresponsabilidad? Sólo él, sus allegados y quizá sus simpatizantes pueden saber o al menos justificar.

 

— Sí —insisto— lo que pasa es que yo estoy buscando a los encargados de aprobar las publicaciones comerciales que contienen los símbolos patrios. En la ley aparece que es aquí, en el Ministerio de Gobernación —y perdí la cuenta de cuántas veces expliqué lo mismo.

 

—Bien, entiendo lo que busca, no somos los encargados de eso. Estamos al pendiente de otros tipos de faltas o regulaciones, llevamos el control de otras cosas. Aunque respetamos y honramos los símbolos patrios a como se debe, no nos compete —decía convencida la tercera mujer y la de mayor rango a la que me remitieron—. Eso es en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en el Ministerio de Educación y en el Ministerio de Cultura.

 

Estaba por darme por vencida cuando de la nada apareció un mujer con varios documentos en mano e interrumpió la justificación de su superiora.

 

— Disculpe, licenciada. Sí, aquí está, es el artículo 54 de la ley. Ahí aparece que aquí es donde se realiza la aprobación del diseño en cada caso —explica la mujer blanca, recia y de cabello claro— lo que tenés que hacer es una carta dirigida a la ministra exponiendo tu caso, en qué se van usar los símbolos y adjuntás una copia en físico y otra digital del diseño.

 

El muchacho que no paraba de buscar y de tocar de puerta en puerta para darme una respuesta respira aliviado y me brinda una hoja membretada para anotar la información.

 

—Ve, eso no lo sabíamos —dice la mujer que estaba a cargo de un departamento—. Mandá a hacer copias para todos, para en la próxima...

 

Pero Raúl Ordóñez Centeno sí lo sabía. Lo sabe desde 1971, cuando se publicó la Ley de Características y Símbolos Patrios. Él es un catedrático de la Escuela de Diseño Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) y un apasionado por todo lo que tenga que ver con la patria. En especial con el escudo, emblema que para él representa la identidad nacional.

 

 

Desde 1973 se dedica a la investigación y promoción de la correcta elaboración del escudo nacional. Don Raúl ha recordado a diferentes mandatarios en reiteradas ocasiones la importancia de difundir la ley y presentar el correcto diseño de escudo de armas, adjuntando un diseño elaborado por él mismo y basado en las especificaciones exactas de la ley.

 

En septiembre de 2006 presentó una carta al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y al no recibir respuesta remitió el documento al presidente Enrique Bolaños; días más tarde recibió la respuesta firmada por el secretario de la Presidencia asegurando que ellos mismos habían enviado otra copia al ministro de Educación.

 

El segundo intento lo realizó en septiembre de 2007, en una carta dirigida al entonces ministro de Educación Miguel de Castilla, y la respuesta fue una cita del artículo 54 de la Ley de Características y Símbolos Patrios, donde se delega la responsabilidad al Ministerio de Gobernación.

 

“La ley yo me la sé, no era respuesta la que buscaba, esperaba más apoyo de parte de la institución que está encargada de la educación de nuestros niños y jóvenes. No se mostraron interesados en lo más mínimo y eso es lamentable”, comenta Ordóñez.

 

 

“Por si fuera poco la carta venía membretada en la parte superior e inferior con esa versión multicolor de nuestro escudo, una alteración del símbolo... eso para mí fue el acabose, fue darme un par de bofetadas más para callarme... como quien dice me dieron en lo que más me duele”.

 

Pero el catedrático no se da por vencido. Luego de conocer la ley en 1971 y siendo profesor en una escuela primaria de Chinandega se encargó de realizar a mano 45 escudos con las especificaciones que dictaba la normativa. Cada uno fue colocado en los salones de clases y desde entonces asumió esto como una misión patriótica.

 

En sus clases una de las tareas más difíciles para sus alumnos es elaborar el escudo, pero para él es una manera de colaborar a la causa. Comparte sus conocimientos y su amor a la patria.

 

“Todo mi trabajo está al pie de la ley, se puede medir y constatar”, asegura Ordóñez, “desde conseguir el tono de azul ultramar de lo océanos, hasta el color oro de las letras. 45 rayos de luz que salen del ‘gorro de la libertad’ y 45 espacios de cielo cada uno con una abertura de 3 grados. Si los sumás todo, te da 360 grados, es algo maravilloso”.

 

Para él ni la educación ni el civismo son los mismos de antes, pero no se da por vencido. Cree que si los gobiernos, los ministerios y la misma ciudadanía se interesan en conocer las leyes, recobrará los valores y el patriotismo que se necesita para cambiar el país.

 

 

 

Pablo Ferrey también extraña esos tiempos. “Era impresionante cómo la avenida Roosevelt se paralizaba en la mañana y en la tarde cuando sonaban las notas de nuestro Himno Nacional, la gente suspendía sus actividades, se detenían hasta los vehículos y todos entonaban la letra del Himno Nacional”, recuerda Ferrey.

 

Ferrey es asesor legal del parlamento nacional, y según él no todos le dan la importancia debida a los símbolos patrios y en las instituciones mismas se ha perdido el interés.

 

“Todos tenemos el deber de conocer y respetar los símbolos patrios, de cumplir las leyes, de honrar la Constitución, pero qué se le puede pedir a la gente si el ejemplo es cuestionable”, dice Ferrey.

 

En el 2007 él mismo fue parte del equipo que asesoró a la iniciativa de la resolución en la que se instaba al Poder Ejecutivo a cumplir y hacer cumplir la Ley sobre Características y Uso de los Símbolos Patrios luego de la aparición del logotipo oficial del actual Gobierno. Dicha petición nunca fue resuelta.

 

Comentarios | 22

2011

Ene 23

04:39 p.m

AOB dice:

Que se puede esperar de un pobre desgraciado que nunca tuvo educacion.

2011

Ene 23

04:30 p.m

Tontolín dice:

Que podemos hacer los de la llanura cuando los dictadores hacen lo que les da la gana? Pablo Ferrey es otro de los que solo chupan el erario público. Como asesor legal del parlamento y que según él añora otros tiempos, que ha hecho desde su cargo para cuidar nuestros símbolos? Nosotros no hemos visto ninguna campaña de este señor en la Asamblea ni en ningún medio de comunicación. Que sigan alegremente estos zopilotes devorando la carroña del erario. Dios salve a Nicaragua de estos as

2011

Ene 23

03:49 p.m

payo dice:

no se le puede pedir peras al olmo , si Daniel ortega no r... porque Dios es grande que sabe este presidente de leyes porque si deverdad las obedeciera no haria semjante circo , quieriendo imitar algun super heroe, el Salvador de nicaragua.

2011

Ene 23

02:02 p.m

MarioHC dice:

Por el amor de D..s; corrijan un poco la ortogfrafia sin van a criticar el des-uso de la bandera nacional. Como vas a decir "tu halla" ANIMAL! es "tohalla".

2011

Ene 23

12:19 m

Pancho Arteaga dice:

En la foto en la que aparece el dictadorcito montado, tambien aparece una bandera de estados unidos. Alguna explicacion?

2011

Ene 23

11:46 a.m

patriota nicaraguense dice:

señores la verdad aqui no es la bandera la que hay que respetar aqui lo k se debe respetar es la moral de todos la bandera d cualquier pais es usada d miles d meneras un ejemplola badera de eeuu labadera de porto rico costa rica y dominicana brasil men no hablemos de que el respeto se mide por como se use ademas esa bandera tiene mas similitud a la bandera de irael que la de un pais caribeno como el nuestro ceo que otro se an limiado el culo no solo con la bandera sino con todos nosotros

2011

Ene 23

11:46 a.m

Telma dice:

Podran apreciar como colocaron la bandera nacional, al lado izquierdo, y por respeto y normas de protocolo , EL SIMBOLO PATRIO DEBE ESTAR SIEMPRE A LA DERECHA, CUANDO SON DOS BANDERAS Y CUANDO SON VARIAS AL CENTRO DE LAS MISMAS. Envien los funcionarios de protocolo a estudiar todas las normas de protocolo para que no sigan embarrandola. Estas normas son regidas por el Ministerio de Relaciones Exteriores y m efueron orientaciadas en un seminario de la Academia Jose de Marcoleta.

2011

Ene 23

11:13 a.m

Eliseo dice:

Se necesita, hacer una revision exhustiva, para poder diferencia en la fotografia cual es el verdadero caballo, y saber a que raza pertenece, pero se denota por simples rasgos que es el que esta encima, porque es el que esta irrespetando el simbolo patrio.

2011

Ene 23

11:08 a.m

Eliseo dice:

Recuerdo en cierta ocacion hace mas de 7 años retrospectivamente, obstentava el grado de Teniente coronel, y participe en un desfile para un 2 de Septiembre, en el aniversario de las fuerzas armadas, en el campo de las COE estaba al frente de una formacion, y en las tribunas habian ministros y los que dicen llamarce padres de la patria y ninguno de esos burdeganos se puso de pie al escuchar nuestro himno nacional que varguensa, y en esta foto es dificil distinguir cual de los dos es el caball

2011

Ene 23

08:46 a.m

Francisco Meza dice:

Y por cierto, como se llama esa modelito, igualita a la Chayo!!.............jajajajaja

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter