LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 08 de enero, 2012
Actualizado 06:44 p.m.

 

24

24°C

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Reportajes

Del dictador al “pueblo presidente”

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  6 votos
Comentarios: 25
 
  • La historia de Nicaragua está salpicada de reelecciones y dictaduras que han desembocado en guerras, exilios y asesinatos. Ninguna ha terminado bien. Este 10 de enero se abre un nuevo capítulo y queda un final por escribirse

 

 

Por: Amalia del Cid

 

 

 

La historia de nuestro país tiene por costumbre copiarse a sí misma. Lo que se vive hoy, ya otros lo vivieron ayer. Y este próximo martes 10 de enero, cuando Daniel Ortega Saavedra se autoentregue la presidencia de Nicaragua, de nuevo la historia estará describiendo un círculo y, afirman muchos, el país habrá sufrido otra mala jugada.

 

El nombre de Ortega quedará grabado en piedra junto a los de gobernantes del calibre y calaña de Tomás Martínez, José Santos Zelaya, Anastasio Somoza García y Anastasio Somoza Debayle, que en sus épocas hicieron toda clase de “triquiñuelas” y malabares electorales a fin de perpetuarse en el poder. El gobierno les costó sangre y muchas neuronas quemadas. Incluso, para ellos reelegirse fue bastante más difícil que para Ortega, señala el historiador Bayardo Cuadra.

 

“Las reelecciones no han sido fáciles en Nicaragua, excepto ahora que Daniel mediante una hábil maniobra política declaró que esa disposición de que no se podía reelegir atentaba contra sus derechos. Eso le dio la oportunidad de reelegirse ‘límpiamente’”. Antes las reelecciones eran mucho más difíciles. Si la Constitución decía no, era no. Pero se encontraba la forma de torcerle el brazo a cualquiera, hacer trampa. Los Somoza siempre pusieron monigotes, porque les decían: No te podés reelegir y si te reelegís no te van a reconocer”, apunta Cuadra.

 

En materia de toma de posesiones, los antecedentes del acto al que Nicaragua asistirá este 10 de enero son Anastasio Somoza García, en 1951, y Anastasio Somoza Debayle, en 1974. Ambos entregaron la banda presidencial al Congreso y luego la volvieron a recibir.

 

Este martes Ortega entregará la banda presidencial, a quien sea electo como titular de la Asamblea Nacional, mañana lunes 9 de enero. Luego este se la regresará y de esa forma el mandatario quedará investido como presidente. El intervalo entre un periodo y otro será de unos cuantos minutos.

 

 

SIMILITUDES Y DESCARO

 

“En Europa y América Latina hay países que ven con recelo esa elección y eso puede tener repercusiones negativas en algunos foros de los que Nicaragua forma parte”.

Oscar Castillo, abogado constitucionalista.

En técnica y estrategia, Tomás Martínez, quien fue el primer presidente de la República en subir al poder a través de votación popular y tuvo la gracia de ser reconocido como tal por todos los nicaragüenses, se asemeja a Ortega. Hay que retroceder 155 años. Este mandatario comenzó a gobernar en 1857 y se suponía que debía entregar la batuta en 1863. Sin embargo, prefirió seguir dirigiendo la orquesta hasta 1867 y para reelegirse pasó sobre la Constitución de 1858, que se lo prohibía con todas sus letras, según narra el historiador Antonio Esgueva en su libro Elecciones, reelecciones y conflictos en Nicaragua .

 

 

Igual que Ortega, Martínez se impuso como candidato. Igual que ahora, esos comicios se calificaron como fraudulentos. La diferencia es que entonces se desató una rebelión armada en la que participaron los generales Máximo Jerez, José Dolores Estrada, el héroe de San Jacinto, y Fernando Chamorro, célebres militares que se oponían al continuismo de Martínez. Perdieron la guerra, les quitaron sus grados de generales y tuvieron que irse al exilio.

 

Pero ese no fue el único caso en el que al intentarse dinamitar la democracia, se hizo estallar la guerra. Los intentos de enraizamiento en el poder suelen tener consecuencias nefastas, eso dice la historia. A Zelaya le fue mal. El dictador, que estuvo en el poder por 16 años e hizo dos períodos inconstitucionales, gobernó entre sublevaciones y terminó renunciando presionado por el gobierno de los Estados Unidos. Se marchó al exilio.

 

Sin embargo, a Somoza García le fue peor. Recibió las balas de Rigoberto López Pérez, el mismo día que celebraba su candidatura presidencial, la que consiguió tras cortarle la cabeza y sus dos primeros acápites al artículo 186 de la Constitución de 1950. Acababa de bailar un mambo cuando le dispararon.

 

La historia de su hijo, Tacho Somoza Debayle, es de sobra conocida. Su dictadura dio origen a la insurrección nacional y también culminó en asesinato. A esas alturas el régimen de los Somoza ya llevaba 42 años y se convirtió en otra muestra de que este tipo de gobierno dura mucho y termina mal.

 

ILEGAL, ILEGÍTIMA, INCONSTITUCIONAL

 

 

Este martes 10 de enero, Daniel Ortega Saavedra se inscribirá formalmente en la lista de los gobernantes que se han autoentregado la presidencia de Nicaragua. FOTOS LA PRENSA/ARCHIVO

En el caso del presidente Ortega desde hace rato se viene hablando de una dictadura institucional, con pleno control sobre la Corte Suprema de Justicia, el Consejo Supremo Electoral, la Contraloría General de la República, la Policía Nacional y los ministerios. Omnipotencia que le abrió las puertas para una reelección.

 

 

Ni Somoza logró el poder que Ortega tiene, dice el escritor Sergio Ramírez. “ Yo no vi en los años ochenta en Daniel Ortega a un caudillo fuerte como es ahora, que tiene a su mano el control de todas las instituciones del país, sin ninguna excepción, no se libran ni las universidades. Eso nunca lo logró Somoza. Ni soñó”, comenta quien fue miembro de la Junta de Gobierno a inicio de los ochenta.

 

Amparado en su poder, Ortega “se tiró las trancas”. Y aunque pretendió “legalizarla” mediante una sentencia dictada por la Corte Suprema de Justicia, su candidatura fue en contra del artículo 147 de la Constitución, que es la ley suprema de nuestro país, por tanto su elección es totalmente ilegal e inconstitucional, apunta el abogado constitucionalista Oscar Castillo.

 

“Lo que se va a dar el 10 de enero es la culminación de un proceso contrario a la Constitución y además cuestionado por las organizaciones internacionales y nacionales que participaron como observadoras en el proceso electoral, así como los partidos políticos que participaron en la contienda”, dice Castillo, para quien este traspaso de mando será más bien una autoproclamación presidencial, en la que se va a erigir un presidente que no existe legalmente.

 

“Su candidatura es ilegal y eso no se lo va a quitar hasta que la Constitución diga lo contrario. No hay ningún traspaso, le entregaron el 6 de noviembre una credencial a un candidato que no debió existir, a un presidente que no debió haber sido electo”, manifiesta el abogado. A su juicio, los atentados contra la Constitución han puesto en evidencia la fragilidad de las instituciones que integran al país.

 

No obstante, ¿puede un gobierno comenzar con el pie izquierdo y terminar con el derecho? Hay quienes opinan que no.

 

“Después de una pausa de relativa moderación inicial en la cual Ortega con algunos gestos va a tratar de cambiar la opinión pública nacional e internacional, que actualmente le es adversa, él retomará el camino del crecimiento autoritario dictatorial”, vaticina Edmundo Jarquín, excandidato a vicepresidente de la república por la Alianza Partido Liberal Independiente (PLI).

 

Además, agrega Jarquín, en algún momento Ortega intentará legalizar sus instrumentos de control y poder directo, como los Consejos del Poder Ciudadano (CPC).

 

MAL EN ECONOMÍA

 

 

La dictadura de Anastasio Somoza Debayle terminó en una insurrección nacional.

Por su parte, Wilfredo Navarro, diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), ve venir más de lo mismo. “Más pobreza para el pueblo y enriquecimiento para los que están en el círculo de poder”, afirma.

 

 

“Personas vinculadas a los negocios del gobierno y a la ayuda internacional van a tener altos estándares de vida, mientras la gran mayoría se conforma con una canasta de productos básicos, una vaquita y un chanchito. La riqueza va a estar en manos de unos pocos”, augura el político.

 

Por si su fuera poco, en los próximos años la economía de Nicaragua estará supeditada a la cooperación del gobierno de Hugo Chávez, presidente venezolano. “El país depende de la ayuda venezolana y la ayuda venezolana pende frágilmente de Chávez, quien por su enfermedad y por los errores que ha cometido en Venezuela, puede perder el poder. Eso sería un golpe demoledor para Nicaragua y Ortega estaría en graves problemas”, observa Navarro.

 

Los últimos años del período presidencial de Ortega fueron de vacas gordas; pero el mandatario no tuvo la sabiduría necesaria para ahorrar a fin de prepararse para los años de vacas flacas, analiza Jarquín y señala que el crecimiento económico promedio de los últimos cinco años ha sido inferior al del gobierno anterior.

 

 

Eso, subraya, pese a que el gobierno de Enrique Bolaños heredó una situación de grave desequilibrio socioeconómico, mientras que Ortega entró al poder en una situación sin déficit fiscal con una enorme cantidad de proyectos de infraestrutura contratados y financiados. Y también a pesar de que la cooperación internacional se duplicó, si se considera que la cooperación venezolana fue igual a la cooperación tradicional.

 

 

¿Realmente vienen años de vacas flacas? La historia demuestra que el comportamiento de la economía mundial y de los precios es cíclico, responde Jarquín. Y explica: “A ciclos de prosperidad suceden ciclos de menor dinamismo económico. Y ya lo empezamos a ver en los precios de algunos de nuestros productos de exportación que se mantienen a niveles históricamente muy altos, y ya manifiestan un cierto decaimiento”.

 

Por otro lado, manifiesta, el Gobierno ha diseñado programas que no son sostenibles sin la cooperación venezolana.

 

Dos más dos son cuatro y si se sacan cuentas del período de Ortega, el resultado es que “los cinco años de gobierno de Ortega han significado una pérdida de democracia y también una pérdida de oportunidad para el desarrollo económico y social”, precisa Jarquín.

 

¿Y LA OPOSICIÓN?

 

 

Ortega Saavedra se ha caracterizado por tener relaciones con otros amantes del poder.

Hay que obligarla a dejar sus intereses propios y buscar la unidad para enfrentar las acciones de Ortega que vienen con más fuerza ahora que controla la Asamblea Nacional, estima el diputado Navarro, que además considera que con el nuevo período de Ortega se abre un reto a la empresa privada, “para que deje de seguir siendo comparsa”.

 

 

Jarquín afirma a pie juntillas que el “desafío electoral” que la Alianza PLI montó a Ortega en las elecciones del pasado noviembre, “revela que se está articulando silenciosamente pero consistentemente una nueva forma de hacer oposición”. Además asegura que “las voces que demandan democracia están más fuertes y más vibrantes que nunca. Más cohesionadas en la medida que el proceso electoral ha ido a separar la paja del grano y ahora se sabe quién es realmente oposición y quién no lo es”.

 

A dos días de la confirmación de Daniel Ortega como presidente de Nicaragua, se espera que en el acto el mandatario entregue, no se sabe cómo, la banda presidencial al “pueblo presidente”, como lo prometió la primera dama, Rosario Murillo, en un comunicado oficialista. Con seguridad ese será otro de los “actos de amor” de Ortega.

 

Durante 27 años Ortega ha sido el candidato vitalicio del Frente Sandinista; pero a la historia le toca decir por cuánto tiempo será el “hombre fuerte” de nuestro país.

 

 

En Nicaragua hay descontento entre las personas que ven en Daniel Ortega un dictador que controla absolutamente todas las instituciones del país.

Anastasio Somoza García, el primero de la dinastía de los Somoza, también se autoentregó el mando de Nicaragua y recibió la banda presidencial de manos del Congreso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios | 25

2012

Ene 08

11:09 a.m

Roberto Moncada dice:

Fechas de gobierno de A Somoza García, 1de enero de1937al 1 de mayo de 1947 la 2da fué del 6 de mayo de 1950 al 1 de mayo de 1951 ( fué presidente a raiz de la muerte de Victor Roman y Reyes ) la tercera fué del 1 de mayo de 1951 al 21 de septiembre de 1956 ésta última no es considerada reelección porque el período anterior que ejerció el 6 de mayo de 1950 fué designado por el congreso, igualmente Luis Somoza que terminó el período de su padre y fué electo 1 mayo de 1957 al 1 de m

2012

Ene 08

09:54 a.m

Banana Republic dice:

Todos los demas lo intentaron y no lo lograron (como William Walker),asi funciona la seleccion natural en la selva.

2012

Ene 08

09:45 a.m

alberto dice:

La ridiculez mas estupida de este dizque periodico, si realmente hubiera una dictadura este periodiquito valurde ni saliera a las calles o dicho de otra manera hasta cerrado estuviera por tanto veneno que dice

2012

Ene 08

08:40 a.m

mar dice:

Porque sólo ven al comandante Daniel como dictador, ¿dónde dejan a la Vilma Nuñez, ella si es dictadora,desde cuando está ellaen ese cargo, sólo defiende a l@s hij@s de los que usan sacos y corbatas a las personas humildes ni los vuelve a ver mientras Daniel y la compañera Rosario defiende a tod@s sin distinción de ideología politica, religión o etnias.

2012

Ene 08

08:35 a.m

El Ni K dice:

La verdad es que no se ha dicho como se llamara a Daniel Ortega despues del 10 de enero cuando jure respetar un rollo de papel higienico como Constitucion. Siendo esta una presidencia ilegitima Daniel sera un presidente ilegitimo. Como le llamaremos? Presidente ilegitmo. Presidente Inconstitucional, le diremos Titular del Ejecutivo o tal vez le diremos el Hombre Fuerte de Nicaragua?Todo lo anterior le cabe como anillo al dedo, pero yo me inclino a llamarle por los dos ultimos.

2012

Ene 08

08:29 a.m

Caitudo dice:

Los Somozas nunca soñaron siquiera con tener los universitarios a su favor porque definitvamente se sabia que sus gobiernos eran de derecha ademas de represivos y dictatoriales. Pero Daniel Ortega se ha disfrazado como gobierno de izquierda, de socialista, de Puelbo Presidente cuando en realidad su gobierno es tambien de derecha. Ortega ha engañado a la gente dandole gallinas y chanchos y los pobres creen que esto es un enorme progreso y ayuda del gobierno. Asi estamos en Nicaragua.

2012

Ene 08

08:10 a.m

CARLOS dice:

viva sandino pueblo victorioso de nicaragua las llevamos limpias lAS ELECCIONES UDST LIBERALES SE LAS ROBARON ANTES NO HABLEN BABOSADAS

2012

Ene 08

08:02 a.m

Renato Sandinista dice:

Al Sr. Castillo conocido en los ´80 como Cro. Castillo, le pregunto: ¿Qué es lo que ven con recelo los europeos, la democracia en Nicaragua? Somos los nicaragüenses los que votando quisimos y queremos a Daniel en la presidencia, eso nada tiene que ver con dictadura, ESO SE LLAMA SOBERANÍA. En cualquier lugar del mundo Nicaragua será respetada por la libertad que vivimos donde todo mundo dice y hace lo que quiere, ESO ES DEMOCRACIA.

2012

Ene 08

07:05 a.m

GUICAG dice:

DEL CINISMO DE INTELECTUALES ILUMINADOS Y ESNOBISTAS (que apoyaron al FSLN de la dictadura de los 80 y comieron en el mismo plato) A LA REPRODUCCIÓN MERCANTILIZADA DE LOS PATRONES QUE HAN PERMITIDO LA DICTADURA BICÉFALA DEL ORTEGUISMO. Son ellos los primeros responsables de lo que ocurre en Nicaragua; sin embargo, ahora, como tardíos conversos a la democracia, defienden el Estado de Derecho y la separación de poderes rechazada entonces por el monolitismo. Tienen que lidiar la fiera.

2012

Ene 08

06:51 a.m

Domingo dice:

Hasta donde llega la ignorancia de los cybernautas de la micro0posicion, no saben distinguir lo que es la democracia y una Dictadura!! Estan ciegos de odio y envidia, ya la cabeza y corazon la tienen vacia! pobres tontos, primero se van a morir de un infarto y los diputados de el PLI van a segur gozando las mieles de los $5 mil dolares mensuales, los 400 mil Cordobas anuales, los 500 galones mensuales de gasolina, y las mordidas! solo los tontos utiles andan en las calles gritando dictadura!

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter