LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 20 de abril, 2012
Actualizado 06:00 p.m.

 

28

28°C

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Ámbitos

Dicen NO al trabajo infantil

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  0 votos
Comentarios: 1
 
  • Inicia un plan para acabar con la explotación laboral de la niñez de Jinotega

 

 

Por Wilder Pérez R.

 

 

En El Salvador es la explotación sexual, en Guatemala los trabajos domésticos y en Nicaragua la labor agrícola.

 

Estas son las tres peores formas de explotación infantil que atacará el Proyecto Regional Primero Aprendo (PA) en Centroamérica.

 

Según Alejandro Zepeda, coordinador regional del proyecto, cada mañana hay más de 600 mil niños que, cuando se levantan, en vez de alistarse para ir a la escuela lo hacen para salir a trabajar, como lo haría cualquier adulto. De ese total, más de 115 mil se encuentran en Nicaragua, principalmente en el área rural.

 

El PA pretende convertirse en una estrategia internacional de sensibilización, para que los involucrados dejen de ver como algo normal el trabajo infantil y apoyen la idea de que los niños deben ir a la escuela.

 

La idea, según Stephen Grun, representante de Care Internacional en la región, es incidir en la parte educativa y en la política.

 

En cuanto a la educación, Grun aseguró que lo harán por medio de “intervenciones directas”, ya que “la niñez es una herramienta efectiva para remover a la niñez del trabajo”.

 

Con respecto a Nicaragua, esto se reflejará en Jinotega, uno de los municipios con mayor producción de café, uno de los productos agrícolas que más exporta el país.

 

Ahí, el PA intentará incidir en el cambio de vida de los niños trabajadores.

 

En cuanto a la parte política, el PA buscará crear una atmósfera favorable para que los menores estudien en vez de trabajar, hasta que no haya ni uno en los centros laborales.

 

Tanto Care Internacional, que ejecuta el PA, como la Unión Europea, que lo auspicia, pretenden lograr todo esto levantando la bandera de la promoción de los derechos de la niñez, especialmente el derecho que tienen a la educación de calidad.

 

Zepeda mencionó que el PA está basado en la “protección de la niñez, basado en el principio del interés superior de los niños”, ya que estos son vistos como sujetos de derecho, tanto a la salud como al bienestar, a la vida, la recreación, la cultura, familia, identidad, y específicamente a la educación y la no explotación económica.

 

Grun reconoció que es “imposible un impacto masivo y directo en medio millón de niños trabajadores”, pero dijo que el PA podría servir de modelo para extenderse, tanto localmente como a nivel nacional, y aplicarse en otros países que lo necesiten.

 

La esperanza es que en 2014, menos niños se levanten a ofrecer sexo en El Salvador, limpiar casas en Guatemala y cortar granos en Nicaragua.

 

 

 

Pese a todos los proyectos y leyes, no ha sido suficiente para combatir la explotación infantil en el campo.

LA PRENSA/Archivo

 

 

Comentarios | 1

2012

Abr 20

12:43 m

paula dice:

triste realidad

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter