LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 23 de agosto, 2012
Actualizado 06:04 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Voces

Política fiscal en Nicaragua

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  3 votos

Por: Cirilo Antonio Otero

 

Cirilo Otero, sociólogo y especialista en economía familiar. LA PRENSA/ ARCHIVO

Hoy día que los pocos medios de comunicación que aún investigan, discuten e informan y le quedan a Nicaragua, es interesante opinar para hacer oír otras voces, que no sean las enlatadas que no dicen nada y que tampoco quieren decir algo. Me refiero al tema público de la política fiscal, que algunos llaman política tributaria.

 

Se dicen muchas cosas sobre la política fiscal en Nicaragua, algunos se rasgan las vestiduras afirmando inconsistentemente que defienden a los pobres y la ciudadanía; dicen que desean que todos ganemos; que todos vivamos felices, contentos con los impuestos y con la entrega de nuestro dinero al Estado nicaragüense. Desafortunadamente la conversación teatral sobre la política fiscal está concentrada entre el Cosep y el MHCP. Es decir, entre los empresarios grandes y el Gobierno central. Pareciera que solamente ellos existen, que no existimos otras personas, otros sectores sociales, otros contribuyentes en Nicaragua. Solamente ellos mueven el país, son ellos los únicos nicaragüenses. Y, el Fondo Monetario Internacional (FMI) exige a Nicaragua que busque dinero para que pague deuda externa.

 

En Nicaragua lo que necesitamos la ciudadanía en general es un cambio total en la política fiscal. La política fiscal debe ser progresiva. La política fiscal debe eliminar su base política de ser regresiva. Cuando esto suceda sabremos que estamos viviendo en un Estado justo, equitativo, revolucionario, y dispuesto al camino del progreso, del bienestar y la paz en la comunidad nicaragüense. ¿Por qué? Por una simple razón, cuando la política fiscal sea progresiva, en este país los que ganan menos pagarán menos, y los que ganan más pagarán más. Es decir, totalmente contrario a lo que sucede ahora en Nicaragua. Los ricos no pagan impuestos y los pobres sí pagan.

 

La reforma fiscal o reforma tributaria es solamente un parche. La reforma es una muestra que la administración pública no quiere chocar con los diferentes sectores sociales y humanos nicaragüenses. Y, además, desea quedar bien con aquel sector influyente que más cabildeo hace, y que más demanda realiza, y que más habla y manifiesta su posición y exigencia. Debemos recordar que somos mucho más los sectores sociales y humanos en Nicaragua. Este país no solamente tiene empresarios y gobierno, hay otros sectores productivos, comerciales, industriales, desempleados, migrantes, receptores de remesas, religiosos, servidores públicos, académicos, políticos, y todos consumidores.

 

En el Estado nicaragüense en su conjunto debemos recordar que el capitalismo produce pobreza, pero al mismo tiempo necesita compradores, de lo contrario la economía no se activa, no crece. Por lo tanto, el desempleo no daña solamente al que no tiene trabajo, sino a todo el sistema económico en una sociedad. Los más ricos del país, junto al Gobierno, deben preocuparse porque haya empleo, mayor producción, alta productividad en Nicaragua, para que haya riqueza, desarrollo, y más, muchos más consumidores, de lo contrario su sistema económico se verá disminuido y en franco retroceso. Empresarios y Gobierno, no se preocupen por hacer regalías, dádivas, acciones caritativas o filantrópicas. Preocúpense porque hayan en Nicaragua ciudadanas y ciudadanos con capacidad de compra y de pago, eso será rentable a sus negocios y a la administración pública.  

 

El autor es sociólogo e investigador social.

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter