LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 31 de agosto, 2012
Actualizado 06:17 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Cultura

Inicios de la danza

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  1 votos
Comentarios: 1


 

Irene López

 

En Nicaragua, al igual que en otras partes de América, las danzas fueron adquiriendo características propias y para finales del siglo XVII y durante el XVIII se establecieron la mayoría de las danzas que bailamos actualmente: El Güegüense, El toro guaco, El gigante, Moros y cristianos, Las inditas, Las negras y muchas danzas más.

 

Otro hecho muy importante fue el aporte de los esclavos negros, pues ellos trasplantaron su música, danzas y formas de expresión y las mezclaron con las culturas americanas, para enriquecerlas con los ritmos y movimientos de sus pasos e imprimirles, a la mayoría de nuestras danzas actuales, la riqueza de la polirritmia africana.

 

Analizando todo lo anterior me atrevo a decir que en nuestras danzas se ven todas las características del mestizaje enriquecidas por los ritmos y movimientos de las culturas africanas y afroamericanas.

 

A continuación, algunos elementos que han ido configurando la identidad de nuestra danza actual. De las danzas indígenas: El amor por la danza y el respeto al culto, presentes en todas las fiestas patronales, los antiguos simbolismos de las danzas rituales indígenas, ejemplo: saludo a los cuatro puntos cardinales antes de entrar Santo Domingo de Guzmán en la Iglesia de Managua, el paso dado en sentido contrario (el contrapás de los indios) en la traída y dejada de Santo Domingo. La intención del varón de bailar agachado, sentadito, característica de las danzas de marimba.

 

De los bailes de salón y danzas populares europeas, en el varón encontramos: La elegancia y coordinación de los movimientos de manos, brazos y cabeza mencionados anteriormente, el galanteo del varón y el galanteo de parejas, los saludos y reverencias del caballero con torso y cabeza.

 

En la mujer: Los saludos y reverencias con la falda y el abanico, así como el uso del abanico y el rebozo, al bailar.

 

De las danzas de los esclavos de origen africano: Paso cruzado, herencia africana en países americanos donde la presencia africana fue muy fuerte (Cuba, Panamá y Colombia) donde encontramos el paso cruzado con las particularidades propias del país.

 

La amplia elaboración rítmica que se fue incorporando al lenguaje corporal (la cadencia del movimiento de caderas y hombros, la difícil coordinación entre los ritmos de los pies y los meneos de las manos, torso, faldas y cabeza).

 

Comentarios | 1

2012

Ago 31

04:26 a.m

Olga Maria Jarquin dice:


Ha sido un verdadero orgullo para mi haber sido alumna de la distinguida Sra. Irene Lopez, una mujer tan entregada a nuestra cultura y danza que hasta nos daba una leccion del porque cada danza era interpretada y danzada. Un placer verla Doña Irene. Saludos !

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter