LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 16 de octubre, 2012
Actualizado 05:45 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinador publicitario web
Arturo Hernandez
Tel: (505) 2255 - 6763 ext: 5221
Email: arturo.hernandez@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Vida

¿Mucho trabajo?

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  1 votos
Comentarios: 1
 
  • Cansancio, mal dormir y mala alimentación no son buenos indicios.

 

 

 Para tener éxito en romper estos automatismos y probar nuevos hábitos

AGENCIAS

VIDA

 

Según expertos en el tema la fatiga es “la mayor causa identificable y prevenible de accidentes en operaciones de transporte”.

 

Dentro de las principales fuentes de fatiga están la reserva del sueño, debido a la falta de sueño del adulto promedio para obtener ocho horas de descanso cada noche; igualmente está el ritmo circadiano, que está relacionado con los turnos de trabajo y desfase horaria, así como la desalineación del reloj corporal y las exigencias del trabajo; finalmente, está la inercia del sueño, causada por desempeñar actividades muy rápido después de despertarse.

 

La fatiga por limitación del sueño, las alteraciones del sueño y las perturbaciones del reloj biológico son responsables de varias fallas y otros problemas laborales.

 

Las nuevas tecnologías y las altas horas de actividades prolongadas han generado una reducción del sueño y con esto alteraciones biológicas que pueden verse reflejadas en las actividades laborales de una persona.

 

En la misma medida, al buscar el porqué suceden accidentes o incidentes, se encuentra que la principal causa tiene que ver con factores humanos, muchos de ellos ocasionados por la fatiga, a pesar de que la gente cansada es reacia a admitir que se duerme en el trabajo o los mismos dirigentes generalmente no admiten que su personal está sobrecargado con actividades laborales.

 

La tarea

 

Para tratar esta situación se debe comenzar por un cambio en el estilo de vida y adquirir prácticas saludables de alimentación, dormir durante la noche las horas necesarias para revitalizar el cuerpo, tener cuidado al programar los turnos laborales, controlar la duración del período laboral, considerar la luz para mejorar el estado de alerta, implementar siestas estratégicas de treinta minutos aproximadamente y mantener una postura del cuerpo adecuada.

 

Comentarios | 1

2012

Oct 16

10:29 a.m

Denis dice:

Muy interesante articulo, gracias por el dato.!

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter