LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 27 de octubre, 2012
Actualizado 06:10 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Vida

¡La “A” del sabor!

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  0 votos
 
  • No solo son ricas en vitamina, también son un ingrediente perfecto

Madrid EFE

 

Seguro que son muchas las personas, de varias generaciones, a las que cuando se habla de zanahorias les viene a la mente la imagen de Bugs Bunny mordisqueando una, mientras contempla a su siempre frustrado cazador Elmer antes de espetarle su clásico “¿Qué hay de nuevo, viejo?”.

 

Una verdura, nos dicen, y la verdad es que, de pequeños, no entendemos muy bien cómo se puede llamar verdura a una cosa de un color tan rabiosamente anaranjado. Un color bonito, desde luego, y además indicio de salud, ya que se debe al alto contenido en caroteno, sustancia que contribuye a la formación de vitamina A, imprescindible para el sentido de la vista.

 

Eso, que las zanahorias son muy buenas para la vista, es el argumento que, desde siempre, han usado los adultos para convencer a los niños de que hay que comer zanahorias: “Tú has visto alguna vez a un conejo con gafas?”, preguntan. Y, claro, el niño piensa y, así de pronto, dice que no, salvo los niños de otra generación, que decíamos que sí, porque el conejo blanco de “Alicia en el País de las Maravillas” llevaba no solo gafas, sino reloj, al menos en la versión Disney.

 

Así que, hablando de zanahorias, o acenorias, o carotas, o como quiera que les llamen en diversas partes del mundo, han salido los grandes de toda la vida (de toda la vida de antes de Pixar) del cine de animación: Disney y la Warner. Ciertamente, sus directivos deben de haber comido un montón de zanahorias, porque vista, al menos comercial, siempre la han tenido de águila.

 

EL USO

 

Bueno, ¿y qué podemos hacer con las zanahorias? Muchas cosas; pero lo primero es ponerlas a disposición para ser utilizadas.

 

Hay que eliminar los extremos (salvo que se trate de ejemplares chiquitos, enanos, que quedan muy lindos como decoración con su penacho de hojitas emperejiladas) y lo de fuera. Si las han cultivado ustedes en su huerto y están seguros de no haber usado sustancias potencialmente dañinas, bastará con lavarlas.

 

Si no, que será lo más común, dos opciones: blanquearlas dos o tres minutos en agua hirviendo y frotarlas después con un paño, o la más frecuente y expeditiva de raspar su superficie.

 

A partir de ahí, lo que quieran. Crudas, si son tiernas, están muy buenas: Bugs Bunny tiene buen gusto. Más normal es presentarlas ralladas, a modo de aperitivo o en estas ricas dos recetas.

 

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.
Más sobre: recetas

Redondas, calientes y ricas

Más sobre: salud

Salud en La Chureca



Siga a LA PRENSA en Twitter