LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 20 de noviembre, 2012
Actualizado 07:23 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinador publicitario web
Arturo Hernandez
Tel: (505) 2255 - 6763 ext: 5221
Email: arturo.hernandez@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Cultura

Hacia el Himalaya

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  0 votos
 
  • Escritora alemana sobrevivió a la caída de 400 metros del Condoriri, cumbre boliviana, para escribir Noche estrellada

 

videos

Presentan libro “Noche estrellada”

 

 

Arnulfo Agüero

 

“A veces pienso que fue irreal, a veces me parece un sueño y que en cualquier momento voy a despertar”, expresa dos años después la escritora alemana Isabel Suppé, sobreviviente de una impresionante caía del Condoriri, cumbre de la cordillera de Bolivia.

 

Su compañero, el australiano Peter Cornelius, no corrió la misma suerte. Este no resistió el brutal impacto, las dos noches de frío y fracturas, cuando llegaron los del rescate había fallecido al “estrellazo”, como se dice en Argentina.

 

Precisamente con este nombre “estrellazo” fue que Isabel tituló originalmente su historia, finalista de la XIII Edición del Premio Desnivel de literatura, 2011, que promociona historias de montañismo, viajes y aventuras.

 

AL PIE DEL CONCEPCIÓN

 

Hoy Isabel se encuentra en Nicaragua promocionando su libro, que presentará en el Colegio Alemán Nicaragüense, a las 7:00 p.m., ubicado en el kilómetro 10 Carretera Sur, 800 metros abajo.

 

Durante su breve estadía en nuestro país visitó en compañía de amigos la isla de Ometepe y cenó al pie del volcán Concepción, maravillándose del esplendor natural de nuestro volcán, de su mitología y cono que algún día, no muy lejano, piensa escalar.

 

En estos días se encamina hacia Honduras y México, a la Feria Internacional de Libro en Guadalajara, para promocionar su libro.

 

LA LLAMA DE SU ABUELO

 

Su abuelo sobrevivió la Segunda Guerra Mundial. Cuando chica le preguntaba cómo escapó de la muerte, al frío del invierno ruso, al hambre y las enfermedades. A los 50 años tenía el mal de Parkinson, los médicos le dijeron que solo un año iba a caminar, pero siguió escalando 25 años más.

 

“Yo veo su historia como una llama que me permite vivir”, expresa Suppé, quien ha llevado su antorcha y su historia inserta en su libro por varios países de Europa y América.

 

Esta pasión y forma de ver la vida de sus abuelos le sirvieron para escribir cuando se encontraba interna en el hospital. Ella ve el momento de su tragedia como “sencilla”, viendo la complejidad de las experiencias que ha tenido que enfrentar.

 

Por lo que el momento de la estrepitosa caída la ve como blanco y negro, vida o muerte, lo más difícil fue encontrarse en el hospital y ver su situación, sus heridas, su pie terriblemente fracturado, sus 13 operaciones, la imposibilidad de volver a escalar, a vivir su pasión y sus sueños.

 

Suppé ha escrito desde que tenía 10 años. En los últimos años ha publicado ensayos en libros de teoría literaria y cuentos en revistas; estudió literatura y habla cinco idiomas. Ahora nos comparte su historia.

 

LEVANTANDO VUELO

Como un ave fénix, levantándose desde la caída, saltó al ciclismo realizando viajes de aventura por varios países. Tenía varios huesos sin soldar en el pie y una artrosis. Le recomendaron operarse en España y hacer ciclismo.

 

A bordo de su bicicleta que pidió prestada a su abuelo, la bautizó como Rocinante, en honor al caballo que cabalgaba Don Quijote, y realizó su primer recorrido entre Alemania y Suiza, cruzando los Alpes y los pasos de montaña, los montes Pirineos.

 

Luego siguió a España, Marruecos, llegando al desierto. Mientras andaba en bicicleta, en sus descansos leyó el manuscrito Noche estrellada, del pintor Vincent van Gogh, título que posteriormente le dio al libro. Luego viajó de California a Nueva York, terminando frente al museo de arte moderno, donde se encuentra el cuadro de Van Gogh, Noche estrellada.

 

SU GRAN SUEÑO...

 

El espectro de muerte, la hipotermia, las alucinaciones. Sus seis fracturas, 14 tornillos, dos placas, los ligamentos rotos y un agujero en el pie, 13 operaciones y un próximo trasplante de huesos, no la hacen olvidar ni por un segundo su gran sueño: escalar el pico más alto de la tierra, de más de 8,000 metros, el gigante del Himalaya.

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.
Más sobre: Isabel Suppe

Presentan libro “Noche estrellada”



Siga a LA PRENSA en Twitter