“Yo sentí al país en mis espaldas”
  • Cuarenta años después, Juárez pasa revista a la heroica jornada

Edgard Rodríguez C.

Toda crónica histórica sobre el beisbol nicaragüense, con más o menos pompa, necesariamente hace referencia a lo acontecido hace exactamente cuarenta años un día como hoy.

Un 3 de diciembre de 1972, Nicaragua conquistó su más venerada victoria 2-0 ante el entonces todopoderoso equipo de Cuba y ahí quedó marcado el punto de inflexión en la pelota nacional, el que incluso, hoy día, se celebra con el mismo ardor y entusiasmo, con que lo hicieron, más de veinte mil fanáticos aquella noche en el Estadio Nacional, en Managua.

Y es imposible hacer alusión a aquella histórica gesta, sin mencionar a Julio Juárez, el lanzador derecho que extrajo lo más preciado de su repertorio, pero sobre todo de su corazón valiente, que lo puso al servicio del espectáculo, mientras penetraba en lo más profundo del sentimiento popular, con la más extraordinaria faena de su carrera.

Ahora Juárez tiene 67 años y unas libras de más. Su cabello dejó de ser negro hace buen tiempo y el beisbol ya no está entre sus actividades principales. Sin embargo, su vitalidad sigue al máximo. Gesticula en todo instante y su facilidad de palabras te lleva al punto exacto donde ocurrieron los hechos, sin importar que haya pasado tanto tiempo.

EL DIÁLOGO CON LA PRENSA

::¿Qué tan a menudo recordás la victoria ante Cuba?

Todos los días. Y si no me acuerdo yo, la gente me lo recuerda en la calle cuando voy caminando. Muchas veces me dicen, ‘ahí va Julio Juárez, el verdugo de Cuba’ o el ‘monstruo que amarró a los cubanos’ o ‘la gloria nacional’. Así que no hay modo de evitar el recuerdo, además, a mí me gusta que la gente haya atesorado profundo en su corazón esa victoria.

:::¿Y ese reconocimiento es justo o sobredimensionado?

Quienes lo recuerdan espontáneamente son los aficionados. A nadie se le ha impuesto eso. Sin embargo, haber vencido a un equipo tan fuerte como Cuba y ante la mirada de tantos nicaragüenses es algo que no se puede borrar de la memoria tan fácilmente. Creo que se ve en la dimensión correcta, porque la gente se sintió bien representada ahí.

:::¿Qué recordás de forma especial de ese partido?

DETALLES
Julio César Juárez Solís vive en el barrio Guadalupe, en León, justo donde nació hace 67 años y constituye uno de los principales orgullos de todo el país.

Su infancia fue muy dura y desde muy temprano se dedicó al trabajo duro. Cortar algodón fue su primera labor y el beisbol, su pasión infantil ante la falta de juguetes.

A Minervino Rojas lanzador cubano que trabajó para los Leones aquí y para los Angelinos de California en las Grandes Ligas se le copió hasta los movimientos.

“Fijate que a Minervino le costaba ser dominante al inicio de los juegos, pues a mí también y como a él le pasaba eso, me parecía que eso era normal”, dice Julio.

Aunque Juárez suele esquivar las preguntas sobre su nivel escolar, es muy evidente que se ha cultivado de manera autodidacta y siempre es placer oírlo.

El momento en el cual se anuncia en los parlantes del estadio, el line up del equipo de Nicaragua y cuando se dice, ‘abridor por Nicaragua, Julio Juárez’, sentí en mis espaldas, todo el peso del país. Sentí que mi responsabilidad era grande. Ahí había tanta gente en ese estadio y fallarles, habría sido terrible. Debo admitir que sentí temor, pero sinceramente no me acobardé.

:::¿Y qué te permitió salir a flote?

El compromiso que teníamos, no solo yo, sino todo el equipo con los fanáticos. Eso nos unió como una familia y nos hizo halar a todos en la misma dirección. Además que a mí si no me hacían nada al principio, ya no me harían nada y las eché todas en ese inicio, a pesar que me conectaron dos hits, pero no me anotaron. Aquí voy de viaje, me dije. Y así sucedió, gracias a Dios.

LA CELEBRACIÓN DEL ÉXITO

:::¿Y el momento de mayor angustia?

El noveno inning por supuesto, cuando se nos embasaron dos cubanos y había solo un out. Ahí fue cuando entró el mánager Argelio Córdoba y me dijo las palabras mágicas. ‘Oye guajiro, la gente cree que vengo a sacarte, pero no, vengo a decirte que te apures, que hay jeba que me está esperando y tú me estás atrasando’. Yo sentí que me dieron una Supertiamina 500 y ahí mismo se acabaron los cubanos. Esa es la pura verdad.

:::¿Y cómo fue la celebración?

Fijate que aún puedo oír la algarabía de la gente. Después del último out que lo hace César Jarquín, todos nos agrupamos en torno al box y empezamos a celebrar, pero la gente se metió al terreno y celebró con nosotros. Yo no me di cuenta, pero cuando me percaté, me levantaron y me anduvieron como en procesión. Fue una cosa increíble.

:::¿Qué vino después de eso?

Como era la conclusión del Mundial, pues cada quien se fue a su casa y celebró a su modo. Pero fijate que en aquel momento, yo como que no tenía una idea clara de lo que habíamos logrado, y es a los cinco días, cuando me estoy tomando unos traguitos con unos amigos en León y escucho una grabación del juego, me entró una lloradera y entendí lo que habíamos hecho.

:::¿También se reunieron con Somoza?

Así es. Recuerdo que nos felicitó y a cada uno nos entregó un sobre con 500 córdobas, que en aquel momento, era una cifra significativa. Pero Somoza no nos dijo mayor cosa. Se fotografió con nosotros, nos dijo unas palabras, hizo unas promesas que no se cumplieron y se acabó. Y es que la verdad, uno no va a la Selección Nacional por el presidente de turno, sino por el aficionado a quien representa.

UN EQUIPO, UNA FAMILIA

:::¿Ese equipo de 1972 ha sido el mejor?

No lo sé, pero lo que sí te puedo decir, es que ese equipo, hizo en su momento, lo que le correspondía hacer. Lo demás, es una cuestión de cada quien hacer su valoración. Pero al menos en mi caso, me dio un profundo orgullo ser parte de él. Ese equipo fue muy unido, fuimos una familia.

:::¿Todos se llevaban bien?

Todos. Y fijate que cuando se habla sobre si había gente complicada en ese equipo, hay muchos que señalan a mi amigo Calixto Vargas, y eso no ha sido justo. Calixto era la voz de quienes no hablaban. Sus reclamos eran correctos. Yo te diría, si las cosas no fueran así. Pero Calixto siempre ha tenido agallas para decir lo que piensa.

:::¿Qué significó vencer a Cuba?

Me cambió mi vida. No porque haya conseguido cosas materiales, sino porque a mi modo de entender las cosas, me dio un lugar en la sociedad. Yo puedo percibir la admiración y el respeto con que muchos aficionados y persona en general me ven, y eso no se compra.

:::¿Es lo mejor que te ha pasado?

No necesariamente. Es lo más grande como un regalo que le pudimos dar a la afición. Eso fue algo tremendo. La gente esperaba un triunfo y se lo dimos, pero en lo personal fue propiamente así.

:::¿Y que es entonces lo mejor?

El no hit no run que le lancé a los Dantos en 1981 luego de salir de la prisión. Tuve 22 meses preso de manera injusta y en aquel momento, sentí mucho rencor hacia el Ejército y le pedí la bola a Noel Areas para desquitarme contra ellos y lo hice.

:::¿Ahora no hay resentimiento?

Nada de eso, mi hermano. Solo gratitud a todo el pueblo de Nicaragua y al Gobierno que me ha tratado con respeto y dignidad. La verdad, me siento muy apreciado.

Mientras Juárez se despide, desde una caponera, un pasajero le grita: “Oye Julio Juárez”. Saludos amigo, responde Julio. “Ese es el que pijió a los cubanos”, se escucha desde otro vehículo.

40 años después, Suárez recuerda su hazaña

Share Button
ETIQUETAS: , ,
Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.

----------------------------------



16 comments on ““Yo sentí al país en mis espaldas”
  1. conciencia dice:

    Una tremenda seleccion nacional de baseball, 1972; un ejemplo a seguir para todas las selecciones nacionales. Viva el baseball de Nicaragua.
  2. carlos roberto garcia dice:

    Buen Dia don edgar admiro sus articulos y siempre tengo el placer de leer todos los dias el articulo deportivo.mi comentario que le escribo es por el articulo sobre este juego que gano julio juarez a cuba.le pregunto se gano el mundial con este juego lo que trajo cuba eran lo mejores peloteros de los ultimos 10 años de la pelota cubana que ha mandado en los mundiales.le recuerdo que en los ultimos mundiales con la entrada de los profesionales le han ganado grandes eventos a cuba.
  3. Juan J Jiron J dice:

    Salud Julio!!! Estuve presenciando ese juego apretujado contra la malla del leffielder admirando los tiros que hacía Armando Capiró hacia el home en la práctica previa al juego, un tipo de seis pies y algo, un gigante para mi que tenía en ese entonces 17 años. Sin duda alguna un "juegazo", con todos los componentes, aditivos con todos los condimentos para ser disfrutado más de una vez. Si algún canal de televisión tuviera ese partido me lo vuelvo a lanzar todo hoy día.
  4. Carmen dice:

    Mis respetos y adminiracion, por esa Gloria del Beisbol en Nicaragua.
  5. Dr. Denis Chavarria dice:

    Un super deportista. Un gran amigo y un caballero. Maestro de la curva y pitcheo de localización. Desde niño entrené beisbol en los campos de la victoria en Guadalupe, allí conocí al gran Julio Juárez. Con mucho cariño estimado Julio. Te admiramos como amigo y uno de nuestros orgullos nicaragüenses.
  6. Harold Cedeno dice:

    Vi ese juego arrecostado a la que fué la nueva pizarra electrónica, !!!GRANDIOSO!!!
  7. Pedro Lopez dice:

    Negrito Apoyen a Don Argelio.
  8. nestor dice:

    Felicidades a julio, el mejor de todos los tiempos. Nota; es Juárez no Suárez
  9. jose moroni dice:

    mi heroe tambien junto con la constelacion de estrellas que son entre otros, Alexis Arguello, Denis Martinez. entre los mas sobresalientes
  10. Mario dice:

    Mi admiracion y respeto para la seleccion nacional nicaraguense del 72 y en particular a nuestro gran pitcher ganador Don Julio Juarez que nos dio la victoria al vencer y derrotar al monstruo del baseball amateru como era el equip Cubano. Ese dia yo estaba en el cine Fenix y de reppente se oyo un estruendo dentro del cine y el alboroto que venia de la calle y la tiradera de cohetes, tikitrakas, yo dije k pasa y todos nos salimos a la calle a ver k pasaba y alguien dijo le ganamos a los Cubanos.
  11. Erwin Silva dice:

    Honor y gloria para esos grandes peloteros que conformaron la seleccion de 1972, que Dios los bendiga siempre. Mis mejores recuerdos para los que ya se fueron.
  12. Frank Lopez dice:

    Muchas Feliciddades a toda esa seleccion eran en verdad una familia. y todos unidos jalaron aun mismo lado ese barco que es Nicaragua. Gracias por esa victoria, espero un dia ver una selleccion tan unidad tan humilde y tan fuerte como esa. Gracias Don Julio Juares y compañia. Que DIos los cuide y los bendiga siempre...
  13. el nacional dice:

    Al Senor Julio Jarez, lo admiro como deportista,como persona y le deseo muchos anos mas de existencia, es uno de los que han quedado en este mundo y le recomiendo que cuide su salud, sobre todo de esa terrible enfermedad que es el cancer, que se haga los examenes de prostota, que no le pase lo del recordado y querido VICENTE LOPEZ que en paz descanse y los demas que formaron la seleccion nacional de beis ball, felicidades campeon desde aqui CALIFORNIA.
  14. lector dice:

    Se ve bien el Viejo. La humildad lo cuida.
  15. Beisbol dice:

    Que aprendan todos esos que ensucian el uniforme de la Selecciona Nacional como al Ofilio Castro, El moclincito que llego a violar a una mujer jugando para la seleccion nacional, al tal Jimmy Gonzalez al pripio Vicente Padilla que no acompaño a la seleccion a jugar contra los expansionistas Colombianos. Estos señores de los 70,80 y parte de los 90 tenian orgullo de representar a su seleccion nacional y no reirse cuando les hacian buenas jugadas. Gracias Julio Juarez por vecer a...

  16. BaseballFan dice:

    Era niño yo cuando todo esto paso en el 72 y ahora que leo y veo a estos dos grandes del baseball Nica me entra una gran nostalgia desde mi hogar en Los Angeles, CA. Cuando oigo mencionar nombres como Argelio Cordoba, Julio Juarez, Antonio Herradora, Obando, Cesar Jarquin, Calixto Vargas, y otros que vi jugar y de los cuales oi como Pedro Selva, Antonio Fierro, Gersan Jarquin, Julio Cuarezma, Danilo Sotelo, Faustino Mairena, managers como Noel Areas, Oscar Larios, fueron los años de los setent

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

 caracteres disponibles

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

NOTICIAS POR CORREO
PALABRAS CLAVE
Proporcionado por DevOps and Platforms. Visitanos @ doap.com, G+, YouTube, FB, Twitter, P+
css.php