LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 07 de diciembre, 2012
Actualizado 06:47 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Cultura

Los pasos de marimba

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  2 votos
Comentarios: 1

 

Irene López

 

Los sones o jarabes de marimba, conocidos como danzas o danzas de marimba, forman parte de las más importantes expresiones danzarias de Masaya. Las danzas de marimba tienen tres pasos: sencillo o básico, presente en casi todas las piezas de marimba; zapateado, presente en las piezas que tienen ritmos más alegre; cruzado, presente en pocas piezas, de posible procedencia africana por su difícil coordinación entre los ritmos de los pies y meneos de las manos, torso, faldas y cabeza.

 

Cada paso tiene de dos a tres combinaciones y variantes. Estos elementos imprimen dinámica, energía y fuerza a la ejecución danzaria.

 

Cada pieza se adorna o condimenta diferente: Unas se bailan “zangoloteadas”, otras “jamaqueadas”, otras “valseaditas”, otras “chancleteadas” o “taconeadas” y otras “ tiesecitas” o “asentadita” como almidonada. Los varones le ponen más piquete, energía y fuerza a la ejecución danzaria, siendo en este caso los adornos de los pies muy importante.

 

En nuestras danzas de marimba está presente el galanteo del varón, insistente y caballeroso ante su pareja de baile. Le sube y baja los brazos, voltea las manos, mueve los dedos, baja la cabeza, se agacha y la mira. Ella, acoplándose y moviéndose al mismo tiempo y ritmo de él, con desplazamiento fluido, suaves y cadenciosos, moviendo la falda, el abanico o el rebozo, se le acerca, se aleja, inclina el torso o cabeza, lo mira, marcando el ritmo pausado de la danza.

 

Poco a poco fui encontrando el sentido de estos movimientos, descubrí un lenguaje de identidad en el que participa todo el cuerpo al utilizar estos movimientos como si fueran palabras, al hablar con los pies, manos, uñas, ojos y pelo, en total armonía con la música, melancólica y sutil.

 

Comentarios | 1

2012

Dic 07

08:44 p.m

Desde Australia dice:

Muy buena la charla, yo se de lo que ella esta explicando. Recibi clases de danza cuando estudiaba en el Inst. Ramirez Goyena (1967-8-9)con un maestro de danza llamado Reinaldo no recuerdo su apellido era de Masaya, pero aprendi mucho tal es que me lo lleve hasta donde estoy, y aqui en este pais lejanos bailo la danza de marimba especialmente de Masaya. Felicito a la Senora por su dedicacion a esta tradicion que es la expresion del pueblo nica. Reciban muchos saludos desde Australia.

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter