Domingo

El domingo es un gato acostado en el andén

desperezando lentamente el tiempo

por el que pasan las mujeres a sus respectivas misas

bajo las sombras de sus paraguas,

esquivando las miradas piadosas

de los hombres

que golpean sus dominós contra la mañana.

Por la tarde las señoras salen

a visitar sus recuerdos a las casas vecinas

o al cementerio,

mientras el calor desciende sobre las horas

y los viejos cuelgan sus hamacas

para esperar a que la noche

les devuelva el sueño.

Share Button

Deja un comentario


PALABRAS CLAVE
css.php