LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 29 de diciembre, 2012
Actualizado 05:40 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Planeta

A conquistar a los latinos

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  0 votos
 
  • El impacto de los latinos, primera minoría del país, hace pensar a republicanos sobre su importancia

 

 

 

El expresidente George W. Bush envió en 2006 al Congreso el Dream Act, el proyecto más reciente de reforma migratoria, derrotado en mayo de 2007, cuando prominentes senadores republicanos y demócratas creyeron que las disposiciones del programa de

 

 

WASHINGTON/AP /AFP

 

El Partido Republicano intentará dilucidar durante 2013 su dilema actual: ¿cómo acercarse al electorado hispano, que resultó decisivo para reelegir al presidente Barack Obama en las elecciones presidenciales de noviembre, sin abandonar su política de no conceder una alternativa para que 11 millones de inmigrantes en situación irregular se legalicen y eventualmente se vuelvan ciudadanos?

 

El dilema adquiere un sentido de urgencia pues las expectativas, de que el Congreso aborde en 2013 una reforma migratoria, ganan fuerza tras el anuncio de Obama, de que planea enviar un proyecto de ley al Congreso poco después de que se juramente el 21 de enero.

 

La interrogante representa no solo la relevancia electoral del llamado Grand Old Party (GOP), sino un cambio ideológico de fondo si el partido cambia su posición conservadora en materia migratoria, marcada por un “no” rotundo a un camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados, por una más centrista.

 

Si el Partido Republicano “quiere tener esperanzas políticas electorales, tiene que irse al centro”, expresó Roberto Izurieta, director de la cátedra latinoamericana de la facultad de postgrado de Estudios Políticos en la universidad George Washington.

 

“El Tea Party debió asimilarse al partido, y no al revés. El Tea Party secuestró al partido, y allí estuvo su derrota electoral”.

 

El Tea Party , (facción republicana más conservadora), ha sido responsable de que sus candidatos desplazaran a líderes más moderados en las elecciones legislativas de 2010. Junto con otros sectores radicales, ese grupo busca una política restrictiva hacia la inmigración ilegal que ha dominado la plataforma del partido durante años, pese a que estrategas hablan de la necesidad urgente de acercarse a los hispanos y a otras minorías.

 

Linda Chávez, presidente del Centro para Oportunidades Equitativas, escribió en la página web de la organización que los republicanos “tienen en sus manos una crisis de políticas. La composición demográfica (del electorado estadounidense) no cambiará. Las políticas sí pueden cambiar”.

 

El viraje ideológico y político ya se está insinuando en el diálogo público... por lo menos de dientes para afuera. Prominentes figuras del partido se han pronunciado sobre la necesidad de alejarse de políticas como la de autodeportaciones, que el candidato Mitt Romney propuso como solución y que llevaron a los latinos a votar por Obama, pese a que incumplió su promesa de promover una reforma migratoria en su primer período de gobierno y a que deportó en los últimos años —y en una cantidad récord— a inmigrantes que no representaban riesgo para la seguridad nacional del país.

 

A escasas horas de la reelección de Obama, el presidente de la Cámara baja, el republicano John Boehner, expresó su disposición para abordar una reforma migratoria en el período legislativo que comienza en enero. Aunque rehusó especificar si el debate incluirá la opción de que los “sin papeles” se vuelvan estadounidenses, que es el meollo del asunto: considerar que quienes cruzaron la frontera sin autorización o extendieron la estadía de sus visas de turismo o trabajo y se quedaron residiendo ilegalmente, puedan ser considerados ciudadanos.

 

El excongresista por Idaho, Raúl Labrador, nacido en Puerto Rico y exabogado de inmigración, cree que su partido buscará una solución en la línea del proyecto de ley “Achieve”, presentado por los senadores republicanos Jon Kyl y Kay Bailey Hutchison, que busca ofrecer tres tipos de visa a los “ dreamers ”’. Pero no les ofrece la opción de hacerse ciudadanos.

 

Las diferencias entre demócratas y republicanos resultan obvias frente a “Achieve”, y la otra iniciativa republicana relacionada con las llamadas visas STEM (siglas en inglés de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas). La mayoría demócrata en el Senado bloqueó la iniciativa el 5 de diciembre alegando que ofrecería la residencia permanente a extranjeros con niveles educativos de posgrado a cambio de eliminar otro programa que beneficia a personas con un menor nivel educativo, particularmente procedentes de África.

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.