LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 08 de enero, 2013
Actualizado 07:14 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Voces

El comercio de armas

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  0 votos
Comentarios: 8

Por: Cirilo Antonio Otero

 

La mañana del 14 de diciembre 2012 ocurrió una masacre en una escuela primaria en Connecticut, a sesenta millas de la ciudad de Nueva York, en los Estados Unidos de América. Los ciudadanos y ciudadanas de este hemisferio hemos conocido este caso de violencia social que finalizó con la muerte de varios niños norteamericanos. Y, nos preguntamos: ¿Por qué en una sociedad industrializada, enriquecida, y con un nivel de ingresos muy altos suceden esos hechos que parecieran propios de una sociedad atrasada e ignorante de los derechos humanos, y del derecho a la vida. ¿Por qué?

 

Para el siglo XXI los habitantes de este planeta ya deberíamos ser diferentes, es decir, inteligentes, tolerantes, pacifistas y muy humanos. Deberíamos convivir en armonía, y de forma tranquila. Sin armas, sin odio, sin violencia. Pero, debemos centrar nuestro comentario en un factor determinante para estos hechos deplorables, nefastos y repugnantes. El comercio de las armas.

 

Ciertamente, el comercio de las armas facilita el uso de las mismas en manos humanas. Y, necesariamente debemos preguntarnos, ¿para qué se fabrican las armas? Y necesariamente llegamos a la conclusión que fueron hechas para matar, para privar de la vida a otro ser vivo. Ya sea animal o humano. No hay otra explicación.

 

El otro aspecto grave es la posesión de armas, a quien le entregan armas las autoridades competentes. La entrega de armas a personas naturales únicamente contribuye con el crecimiento de la vorágine armamentista y de muerte. En el mundo hoy día encontramos que el gran comercio de los señores rusos, de los franceses, de los coreanos, los españoles, de los norteamericanos, entre otros, son precisamente la producción de armas, el comercio de armas y la promoción de las mismas. Paradójicamente hay países con alto índice de pobreza y desigualdad que sus gobiernos prefieren comprar armas, vender armas, enriquecerse con el mercado de la muerte: la venta de armas.

 

Por lo tanto, la sociedad moderna, la sociedad industrial no debe ser hipócrita y buscar la explicación o la razón de estos hechos, en otra parte que no sea el facilitamiento, el comercio, la entrega de las armas en manos humanas. Las armas no deben existir, los seres humanos debemos ser seres pensantes, calmos, humanos. La ausencia de las armas en el comercio mundial es una expresión práctica y concreta de estar en contra de la violencia. Es hipocresía decir que estamos en contra de la violencia, y somos productores de armas, y somos comercializadores de armas, y somos importadores de armas. Las armas son un símbolo de violencia, no nos engañemos, somos violentos cuando comparamos, importamos, comercializamos armas.

 

Como este caso de violencia social en EE.UU. no será el primero, ni el último de su clase, mientras los seres humanos con poder de decisión y ambiciones de enriquecimiento dediquen sus riquezas y recursos a la producción de armas, que es lo mismo la producción de violencia, o la producción de muerte.

 

El autor es sociólogo e investigador social.

 

Comentarios | 8

2013

Ene 08

09:10 a.m

Carlos dice:

De por cierto le pido a Don Ernesto que talves la proxima ves que camine por algun barrio de Managua, Miami, Bogota, Rio, Paris, Los Angeles, Nueva York, Houston y talves su Amada Caracas. trate de razonar con el que lo quiera asaltar o peor, y despues nos cuente como estubo el dialogo, y cuales fueron los acuerdos con cuales pudo llegar con los malvados.

2013

Ene 08

08:55 a.m

Carlos dice:

Pobre Don Ernesto, Permitame contestarle directamente, ya que usted no lo hizo. las civilizaciones existen por que sus ciudadanos son lo suficiente mente capaces para defenderse. Si usted me puede demostrar sin ninguna duda que yo, o cualquier otro ciudadano respetuoso de la ley no tiene el derecho de defenderse de la manera que le paresca, por favor adelante. Talves usted tambien quiera quitarnos algunos otros derechos. Un loco no puede determinar los derechos de la poblacion.

2013

Ene 08

06:48 a.m

Claudio Escorcia dice:

Che, si fuera así no hubiera triunfado nunca la Revolución Popular Sandinista ni la Cubana. No hombre, el problema no son las armas, son los psicópatas o delincuentes que las usan, las que NO ESTAN REGISTRADAS en la Policía Nacional. Hay que controlar la tenencia de las armas y hay una Ley de la República que así lo ordena.

2013

Ene 08

06:42 a.m

Frank Andres dice:

Me revuelve el estomago esta "concienzuda" observación de don Otero. Pero me lo retuerce aun más el hecho de que La Prensa le permita un espacio para opinar sobre asuntos que ni él mismo entiende. Mejor voy a seguir leyendo el séptimo libro de magos y hechiceros de la J.K. Rowling, ahi si es evidente la inteligencia de un idividuo normal.

2013

Ene 08

06:37 a.m

Ernesto Che dice:

Veo acertado los comentarios del señor otero, no tienen nada de izquierdista como dice un loco x ahi. No se trata de romanticismo se trata de inteligencia, si eres civilizado para que quieres una arma?
La justicia se defiende con la razón y no con las armas. No se pierde nada con la paz y puede perderse todo con la guerra.
(Juan XXIII)

2013

Ene 08

04:52 a.m

Carlos dice:

Señor Otero a que considera usted autoridades competentes? talves son aquellos gobiernos totalitarios de America Central, o talves sea el gobierno Mexicano con todas sus restricciones para comprar un arma para defensa personal. YO COMO CIUDADANO tengo el derecho de proteger mi vida y mi propiedad, y no esperar a nadie mas que lo haga. Talves debiera pensar un poco mas en individualismo, no se deje apresar por el romanticismo idealista de izquierda.

2013

Ene 08

03:45 a.m

Falko dice:

Este senor sociólogo esta tonto, se hace la pregunta y el mismo se la contesta. Piensa que las armas son el problema y no culpa al origen malévolo de los seres humanos, piensa que eliminando las armas todo estará bien, senor sicoloco, le digo que el problema no son las armas, es la mente se los sicópata que las utilizan para hacer el mal.

2013

Ene 08

03:16 a.m

Claudio Escorcia dice:

Otero en Nicaragua hay más muertes por accidente de tránsito que por el uso de armas con portación legal. Sin armas, el mundo estaría indefenso contra cualquier tirano o contra pueblos hostiles que las tienen en cantidad. El armarse es tan antiguo como la humanidad. Dejemos que la Policía haga su trabajo que para eso se le paga. Tanto los abogados como la policía están obligados a hacer cumplir la Ley.

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.
Más sobre: comercio

Bancos pagarán por sus abusos

Más sobre: armas

Silencio en torno a placas



Siga a LA PRENSA en Twitter