LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 11 de enero, 2013
Actualizado 07:31 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Vida

El pianista “superventas”

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  1 votos
Comentarios: 2
 
  • Richard Clayderman vuelve con nuevo disco

A lo largo de su carrera Richard Clayderman ha

vendido más de 85 millones de álbumes y ha

sido premiado con 267 discos de oro y 70 de

platino.
LA PRENSA/ARCHIVO

EFE VIDA

 

 

El pianista que consiguió el éxito internacional en los años ochenta vuelve tras más de una década de silencio con Romantique , nuevo disco que saldrá a la venta el próximo 4 de febrero en el Reino Unido.

 

Según anunció la discográfica británica Decca Records, el nuevo trabajo, que ya puede reservarse en Amazon, estará compuesto por trece melodías del veterano pianista de 59 años, considerado como el de más éxito del mundo por el libro Guiness de los Récords .

 

En Romantique Clayderman se sienta de nuevo ante las teclas en un álbum que versiona melodías de reconocidas canciones como Someone Like You o películas y musicales como La lista de Schindle r, Los Miserables o West Side Story , entre otros.

 

El disco recopilatorio tampoco olvida el que fue su mayor éxito, Balada para Adelina (1976), que se convirtió en un superventas a finales del siglo pasado, con más de 22 millones de copias en más de treinta países, y que volverá ahora a ser remasterizado.

 

Richard Clayderman comenzó su formación musical a la edad de 12 años en el conservatorio de París, donde aspiraba a convertirse en un pianista de concierto, pero las dificultades económicas de su familia y la enfermedad de su padre provocaron que se convirtiera en músico de estudio.

 

Comentarios | 2

2013

Ene 11

09:56 a.m

CA dice:

Aun recuerdo cuando los asistentes de un concierto en Malasia protestaron por haber pagado 180 euros por entrada y no tocó, sino que hizo un play back ....

Aun recuerdo cuando mi madre ponía el cassette (allá a mediados de los ochenta) los fines de semana, no era la música que me hubiera gustado oir, pero terminé apreciandolo tambien: Balada para adelina, exodo, romeo y julieta .....

2013

Ene 11

11:33 p.m

El Nica dice:

Verderamente, esta es la musica que Nicaragua tendri'a que tomar interes para el buen ambiente ; pues no tan simple '
mejorari'a la cultura.

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter