LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 14 de enero, 2013
Actualizado 06:24 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Ámbitos

Niñez rural es la más vulnerable

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  0 votos
Comentarios: 3
 
  • 36 de cada cien niños están por debajo de la edad mínima permitida para laborar

 

El Código del Trabajo establece que la edad mínima para ser empleado es de 16 años.

LA PRENSA/ ARCHIVO

Rezaye Álvarez M.

 

 

Factores como la ubicación de las escuelas, la precaria economía familiar o el desinterés de padres e hijos por acceder a la educación, son, según Melvin Sotelo, especialista en temas de niñez y adolescencia, determinantes para que en Nicaragua el trabajo infantil tenga rostro rural.

 

Según el especialista en derecho laboral, Álvaro Leiva Sánchez, unos 238,827 niños y adolescentes entre 5 y 17 años son trabajadores activos.

 

De estos, seis de cada diez son varones y se encuentran en las zonas rurales.

 

Según Sotelo, en esa área del país “los chavalos se dedican solo a trabajar porque las escuelas están muy lejos y el costo para los padres es muy alto”.

 

A esto se le debe agregar que “hay una visión muy vertical por parte de los padres” y “la falta de valor que posee el estudio” por las necesidades inmediatas en las familias.

 

Sotelo explica que para combatir esa posición es necesario concienciar a los padres para que conozcan los beneficios a corto plazo de la educación y sobre la necesidad que los niños estudien.

 

Por su parte Leiva señaló que, respecto al cumplimiento del convenio relativo sobre la edad mínima permitida, es de 16 años, “no existe una supervisión adecuada y permanente del Ministerio del Trabajo (Mitrab).

 

Es por ello que Sotelo recomienda al Gobierno “definir políticas específicas” en la zona rural, para que la currícula se adapte al contexto de la familia rural y motive a los niños a quedarse estudiando, además “es necesario que los padres sientan que la formación que recibe el niño le sirve para la vida”.

 

Comentarios | 3

2013

Ene 14

08:50 a.m

Buitres dice:

al gobierno ladron piñatero le vale la sociedad, con su retorica de el pueblo presidente, el amor es mas fuerte que el odio, y los pagados borregos que no salen de las oficinas con aire acondicionado a ver la REALIDAD de NICARAGUA, mientras los BUITRES CARROÑEROS tengan sus delicatessen (walmaro), mientras reciban sus mega salarios, sus camionetones, sus libres en aduanas, que les importa que los "indios" como yo, solo coman tortillas con frijoles en balas, clase gobierno.

2013

Ene 14

08:46 a.m

PAISITO paraiso social dice:

en las zonas rurales y semi rurales de paisito, he visto niños de 7 añitos trabajando en cosas pesadas, sin estudiar, desnutridos, descalzos, llenos de parasitos, he visto en los periodicos amarillistas partidistas que aqui en paisito no hay miseria, y por eso elevaron (inventaron) una clase social, pobre media alta, jajaja, con solo "decretar con dedazo" la elevacion de la clase miserable, no va a solucionar los problemas sociales algo tragico chavalitas prostituyendose a los 10 años en Pais

2013

Ene 14

05:53 a.m

marta dice:

Desde tiempos inmemoriales ese mismo tema y pasan gobiernos y gobiernos y nadie hace nada por los niños.

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter