LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 19 de enero, 2013
Actualizado 05:19 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Planeta

Último chance de Obama

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  0 votos
Comentarios: 1
 
  • Barack Hussein Obama, de 51 años, un abogado al que no le gusta perder, se catapultó en 2004 con un discurso con el que abogó por una política de consensos. Mañana inicia su segundo mandato

Francis García Kreimann

AFP/AP/EFE

 

Con desafíos urgentes, promesas incumplidas y el reto de dejar un legado positivo y sustancial, Barack Obama, el presidente estadounidense número 44, comienza mañana, de acuerdo con la Constitución, los siguientes cuatro años de su segundo mandato. La investidura oficial se realizará en una ceremonia privada en el Salón Azul de la Casa Blanca, donde Obama prestará juramento frente al presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, con lo que iniciará su segunda y última oportunidad de gobernar este país.

 

Las dos victorias electorales de Obama, (2008 y 2012) con más del 50 por ciento del voto popular, lo igualan a presidentes como Franklin D. Roosevelt y Ronald Reagan, pero Obama todavía no ha entrado en el reducido círculo de “figuras transformadoras”, según Howard Fineman, director editorial del grupo Huffington Post. Ahora, Obama debe usar su popularidad para que al término de su segundo mandato en 2016 su legado sea “tangible” y “trascendental”, opina Ed Rogers, columnista del diario The Washington Post.

 

LA RESISTENCIA

 

Entre sus retos más urgentes tras la masacre perpetrada el 14 de diciembre en una escuela de Newtown, que conmocionó al país, está lograr un mayor control a la tenencia y venta de armas, una tarea “con un gran riesgo político”, tanto para él como para su partido, el Demócrata. Así lo cree Steffen Schmidt, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Estatal de Iowa, quien indicó que Obama va a encontrar mucha resistencia entre republicanos y autoridades estatales y locales a la aplicación de medidas sobre el control de armas.

 

La otra batalla inmediata es la negociación con los republicanos en el Congreso para que autoricen elevar el tope de la deuda nacional, un asunto que Obama considera no negociable para evitar el caos en los mercados financieros o una nueva recesión en 2013. Durante la última rueda de prensa de su primer mandato, convocada el lunes por sorpresa, el presidente dejó claro que no permitirá que los republicanos supediten el diálogo para elevar el techo de la deuda, hoy en 16.4 billones de dólares.

 

Obama rechazó esta semana posibles atajos legales, aunque algunos demócratas le pidieron que los contemplara, como el de un artículo constitucional que destaca que la validez de la deuda “no debe cuestionarse”. Aunque los republicanos podrían endurecer su posición. Muchos de ellos opinan que tal vez no sea tan mala idea cerrar grandes áreas del gobierno federal una vez que se alcance el techo de deuda y se agote el presupuesto.

 

Obama apuesta a que los republicanos cederán al temor de una feroz reacción negativa de la ciudadanía si siguen presionando para que se recorte el gasto y dejan al Gobierno incapaz de pagar sus cuentas. Sin embargo, también es un riesgo. Una política arriesgada con el tema de la deuda podría ocasionar una calamidad económica que dañaría su segundo mandato.

 

Más allá del tema de la deuda, el lento crecimiento de la economía y el alto desempleo (7.8 por ciento) siguen siendo “un problema” para Estados Unidos y para Obama, comentó Carolyn Dudek, profesora de Ciencias Políticas de la Universidad Hofstra de Nueva York.

 

Si la reforma sanitaria que establece la obligatoriedad del seguro médico fue el principal logro de su primer mandato, en el segundo que comienza oficialmente mañana, Obama debe implementarla con éxito desde su administración, dado que muchos gobernadores estatales se han negado a hacerlo, recuerda Schmidt.

 

Además, tras haber puesto fin a la guerra de Irak, Obama necesita ahora “estrategias diplomáticas y militares muy hábiles”, en palabras de Schmidt, para culminar la retirada de Afganistán en 2014 sin permitir que ese país “se derrumbe y caiga de nuevo en manos de los talibanes y Al Qaeda”.

 

INMIGRACIÓN, LA OTRA APUESTA

 

En noviembre, tras ganar la reelección con el apoyo del 70 por ciento del voto latino, Obama se mostró confiado en comenzar el proceso legislativo para una reforma migratoria “integral”, la principal promesa incumplida, inmediatamente después de su segunda investidura presidencial. Por eso, la Casa Blanca podría presentar este año una iniciativa completa que incluiría un camino para ciudadanizar a millones de inmigrantes que residen ilegalmente en Estados Unidos.

 

Muchos republicanos, afectados por las fuertes pérdidas de electores hispanos en las últimas dos elecciones presidenciales, han dicho que también desean reformar las leyes migratorias, pero las iniciativas para otorgar la ciudadanía causarán el rechazo de los conservadores. Obama podría poner en aprietos al Partido Republicano.

 

Un sondeo de CBS News en diciembre concluyó que 47 por ciento de los adultos opinan que los inmigrantes que viven sin permiso legal en Estados Unidos pero que trabajan deberían recibir autorización de quedarse y tarde o temprano solicitar la ciudadanía. La cifra de apoyo fue mayor que 15 meses antes.

 

Mientras, existen muchas quejas acerca de que su Gobierno no ha sido tan “transparente” como prometió en 2008 y un ejemplo es, según Dudek, el programa de aviones no tripulados (drones) para operaciones antiterroristas secretas. También ha suscitado críticas la configuración de su nuevo equipo de ministros, donde predominan por ahora los hombres blancos y se echan en falta mujeres e hispanos, dos de los grupos que le dieron la reelección y otra oportunidad para hacer historia.

 

LA TOMA DE POSESIÓN

 

Dado que esta es la séptima vez en la historia que la investidura oficial cae en domingo, la ceremonia pública, que llevará el lema “Fe en el futuro de EE. UU”, atraerá a unas 800,000 personas —menos que los 1.8 millones que participaron en la investidura de 2009—, y se realizará el lunes en el ala oeste del Capitolio. En el supuesto de mal tiempo, la investidura pública se trasladaría al interior del Capitolio, como ocurrió con la segunda investidura de Ronald Reagan.

 

El desfile posterior a la investidura contará con más de 10,000 personas, incluyendo unos 2,300 miembros de las Fuerzas Armadas y de diversos grupos cívicos.

 

Las celebraciones comienzan hoy con un “Día Nacional de Servicio”, que incluirá más de 2,000 eventos de servicio voluntario en todo EE. UU. y que contará con la participación de los Obama y los Biden. Los actos concluirán el martes con el tradicional “Día Nacional de Oración” en la Catedral de Washington. El Servicio Secreto lidera los planes de seguridad del lunes y ha establecido un centro de comunicaciones con la colaboración de 42 agencias policiales.

 

Al igual que Obama, el vicepresidente Joe Biden jurará en su mismo cargo en una ceremonia privada en su residencia en el Observatorio Naval, en un acto que por primera vez en la historia estará presidido por la primera juez latina del Tribunal Supremo, la puertorriqueña Sonia Sotomayor. Mañana, Obama y Biden colocarán una corona de flores en el Cementerio Nacional de Arlington (Virginia), donde yacen los restos de miembros de las Fuerzas Armadas.

 

Obama jurará su cargo el lunes sobre una Biblia del líder de los derechos civiles Martin Luther King, cuya memoria estará presente en todas las ceremonias que rodean la investidura. Además, estará muy presente la imagen de Abraham Lincoln, el decimosexto presidente de este país, a quien Obama admira.

 

Comentarios | 1

2013

Ene 19

04:30 a.m

Caitudo dice:

Por aqui hay alguien que no fue elegida en la urnas y tiene tanto poder que puede quitar y poner a quien quiera. Esta señora regaña a ministros, y todo mundo tiembla cuando habla, le rinden pleitesia que su marido ya la quisiera para el.

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.