LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 25 de febrero, 2013
Actualizado 07:45 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Reportajes

Oro divide en Santo Domingo

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  1 votos
Comentarios: 14
 
  • La llegada de una compañía minera extranjera despertó varias cosas en este pueblo alejado: expectativas de desarrollo local, temor por el medioambiente y una gran ambición por dinero. Junto con eso, llegó la violencia

videos

La historia de un pueblo dividido

 

La búsqueda de oro, una actividad artesanal y antigua en Santo Domingo, ha generado un conflicto entre pequeños mineros y la compañía minera B2Gold. LA PRENSA/G.MIRANDA

 

 

JOSÉ ADÁN SILVA/ I entrega

 

El sonido seco de una explosión perdida en la oscuridad, interrumpe el silencio de la madrugada en este poblado de mineros silenciosos que van, con picos, palas y mecates a cuestas, rumbo a los cerros brumosos a buscar oro.

 

Es parte de la vida diaria esa marcha silenciosa, lo único extraño del ambiente, hasta hace pocos días, eran esos sonidos explosivos que de vez en cuando, a cualquier hora de día, estallan por los aires.

 

Son morteros artesanales. Esos artefactos que simbolizan la violencia urbana y política del país, han aparecido por estos cerros de Santo Domingo desde el pasado 9 de febrero.

 

Aquel día, sábado, en una madrugada como esta, la Policía Nacional desalojó por la fuerza a un grupo de hombres y mujeres que habían sostenido por cuatro meses un tranque a la entrada del poblado, para impedir el acceso a las maquinarias y trabajadores de la empresa Desarrollo Minero de Nicaragua Sociedad Anónima (Desminic SA).

 

Esta empresa es la asociada nacional de la corporación canadiense B2Gold, la cual está a cargo de la explotación de oro del proyecto Jabalí Central, ubicado en el municipio de Santo Domingo, Chontales, a 190 kilómetros de Managua, en la región central del país.

 

Hasta el año pasado la empresa salía en los medios a través de pequeñas notas de inversión social: viveros, escuelas, acopios de leche, donaciones a niñez, rellenos sanitarios, caminos...

 

Desde el 9 de febrero a la fecha, cuando se habla de la compañía, se le liga a un conflicto social que, junto al desalojo a los autores del tranque y la violenta detención policial a 12 pequeños mineros, ha motivado protestas de organismos defensores de derechos humanos y grupos ambientalistas, inquietud en el sector empresarial y la reacción política de la Asamblea Nacional que ya mandó a investigar qué ocurre aquí.

 

B2Gold: “nos exigían dinero”

 

Pablo Francisco Venturo Díaz, ingeniero de origen peruano, es el representante legal de Desminic SA, a cargo del proyecto Jabalí Central, de extracción de oro.

 

En sus oficinas en Santo Domingo, acompañado de un mapa enorme tendido sobre una mesa y de una laptop, más una asesora en relaciones públicas y una especialista en medioambiente, se extiende metódicamente para explicar el origen del conflicto desde la visión de la empresa.

 

A Desminic la acusan en el pueblo de despojar de derechos de minería artesanal a centenares de familia, de deforestar un cerro, de amenazas de contaminación de fuentes de agua locales, de invertir poco en proyectos sociales y más recientemente, de usar a la Policía y a las autoridades judiciales para garantizar sus inversiones y apresar a pequeños mineros que exigían acuerdos de indemnización con la compañía.

 

Venturo, con cierta expresión de preocupación en el rostro, da sus versiones del conflicto y revela un dato que por sí mismo habla de la magnitud del problema: casi cinco meses de bloqueo a las actividades mineras por parte de pobladores, ocasionaron daños iniciales a la empresa estimados en siete millones de dólares.

 

El conflicto, aclara Venturo, no inició el 9 de febrero; ese día solo se detonó lo que él considera una intransigencia colectiva que inició el 17 de septiembre del 2012.

 

“Por la fuerza, cinco grupos de pequeños mineros toman la decisión de bloquear los caminos de acceso al plantel; deciden impedir el tránsito de personas y vehículos, de los empleados y personal de la empresa; lo más grave, interrumpen una serie de proyectos sociales, que ya habían sido iniciados en el marco de un convenio con las autoridades locales para beneficio de la comunidad”, explica.

 

Dice que ellos son acusados de interrumpir la antigua práctica de minería artesanal que por generaciones han desarrollado los pequeños mineros locales.

 

Venturo niega, tajante, que eso sea cierto. Admite que la empresa compró fincas vecinas al proyecto para garantizar el desarrollo de la obra. En esas fincas, ahora propiedad de B2Gold, los pequeños mineros eran contratados o extraían materiales de manera individual o en grupos.

 

Los pequeños mineros tienen una asignación de tierras del Estado (650 hectáreas), una concesión que es casi el doble de Jabalí Central (354 hectáreas), pero aún así, se meten a nuestros territorios a extraer el material y nosotros no los sacamos de ahí”.
Pablo Venturo,  representante legal y gerente de Desminic SA (B2Gold).

¿En tierras ajenas?

 

Ahora, dice el gerente de la minera, los pequeños mineros siguen ingresando a la zona privada e incluso al lote dado en concesión por el Estado a B2Gold, lo cual, afecta los intereses de la empresa.

 

“Sin embargo, no los sacamos de ahí, lo que hemos hecho es tratar de organizar la extracción y el ingreso y garantizar que con sus métodos de extracción no contaminen la propiedad, porque somos responsables de esas tierras y debemos responder ante la autoridades por lo que ahí ocurra”, explica Venturo.

 

Los cinco grupos de pequeños mineros pertenecen a comunidades aledañas a la mina, por lo cual la empresa, explica el gerente, los llamó a dialogar para resolver las demandas colectivas de otro modo que no fuera pagando millones de dólares a personas que no son propietarias de tierra o que no tienen asidero legal para reclamar.

 

“Antes del tranque teníamos un proceso de diálogo, habíamos recibido desde mayo del 2012, cartas de cinco diferentes grupos de pequeños mineros artesanales exigiendo compensaciones que llegaron a sumar 38 millones de dólares”, cuenta Venturo.

 

“Es decir, el conflicto surge por la exigencia económica de estos grupos, como condición para que la empresa pudiera continuar su proyecto”, explica Venturo.

 

La demanda, explícita en las cartas de reclamo, se justifica en que los pequeños mineros se sienten desplazados de sus fuentes de ingreso por minería, debido a que B2Gold adquirió las tierras donde ellos han trabajado desde hace décadas.

 

“Ellos alegaban que eran compensaciones por supuestos daños que nunca nos han demostrado, nunca abrieron un juicio, no se quejaron ante las autoridades correspondientes, no nos informaron daño alguno, no hay una sola denuncia antes del desalojo, ante cualquier autoridad policial, judicial, municipal o ambiental, sobre daño que hayamos provocado y aun así, les permitimos entrar y trabajar y les ofrecemos beneficios que nadie más les ofrecería aquí”, explica Venturo.

 

El tranque, dice la empresa, no solo provocó daños financieros a la minera, sino que además provocó el atraso y la pérdida de varios proyectos de inversión social, echó a perder el trabajo del relleno sanitario realizado el año pasado, destruyó un vivero de miles de plantas, atrasó un proyecto de acopio lechero y sobre todo, provocó actos vandálicos contra la empresa y sus trabajadores, al grado que una perforadora de pozos de 460 mil dólares fue quemada.

 

La empresa, con 24 millones de dólares invertidos, no ha comenzado a extraer oro y, por el contrario, se queja de pérdidas millonarias por el bloqueo.

 

“Estamos dispuestos como empresa a invertir en la comunidad, crear empleos y recursos, pero no vamos a pagar algo que no debemos”, dijo Venturo.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios | 14

2013

Feb 25

10:12 a.m

Juan R Pèrez dice:

Hace 20 años fui director de un proyecto de pequeña mineria en Santo Domingo, que pretencia dejarles una empresa moderna, plantel de procesamiento, cinanciamiento y comercializaciòn asegurada. Los mismos 300 que hoy reclaman indemnizaciòn entonces se opusieron y vendieron sus derechos a Focal Ressources. Esos nuertos de hambres y vividores toma tierra no son guiriseros son oportunistas. Mano dura con ellos.

2013

Feb 25

09:20 a.m

Robertina dice:

En que cabeza se le ocurre a la B2 que los minerales de Chontales no tengan due~no y que ellos con soborno vengan a decir que ellos son los unicos con derechos despues que los Chontale~nos han trabajado esas minas por siglos?
Donde estan los funcionarios sobornados ?
El derecho mineral de la B2 no existe es nulo por que fue dado por corrupcion
NO se tomo en cuenta a los duenos de estos derechos quienes son lo mineros Chontale~nos
A partir de ahi los derechos de la B2 son NULOS

2013

Feb 25

07:41 a.m

Antonio dice:

En ninguna parte del mundo la mineria a niveles industriales a dejado riquezas a los pueblos, por eso el cuento de las capacitaciones y de la Resposbilidad Social Empresarial es una FARZA. Con el proyecto minero de B2 gold se pierde: Calidad de agua, se contamina el ambiente con cianuro y mercurio, por cada gramo de oro se destruyen una gran catidad de vida silvestre.

2013

Feb 25

06:17 a.m

walter dice:

Los resultados de la explotación minera a gran escala (B2Gold) ya son conocidos por todos pero de ésto se hace la vista gorda quien se lucra a expensas del daño a la tierra y a la salud de la gente.

También la gente de Santo Domingo sabe quién se lucra de este sucio negocio.

2013

Feb 25

03:58 a.m

Kyle dice:

Saben que hacen los cheles canadienses con los indios? El gobierno les da mas conseciones de tierras a los indios, los indios no tienen la capacidad economica y educativa para explorar propiamente las minas de petroleo entonces los cheles aleados con gente de gobierno, les chupan las sisternas a los indios desde las pocas tierras que tienen los cheles. Que bonito es como darte una sabana mas grade, y yo cojo una chiquita pero me cobijo con tu sabana.

2013

Feb 25

03:49 a.m

Carmen dice:

"Ahora, dice el gerente de la minera, los pequeños mineros siguen ingresando a la zona privada e incluso al lote dado en concesión por el Estado a B2Gold, lo cual, afecta los intereses de la empresa." HA desde cuando el govierno de Canada le ha dado consesiones a una compania Nicaraguense o a una compania latina para sacar oro negro del Canada? Nosotros tenemos especialistas en minas de petroleos. Porque se sigue dando el oro con espejitos de parte de los Chef Indios de Nicaragua? Asi nos ven!

2013

Feb 25

03:21 a.m

Antonio dice:

Son tierras indígenas, ningún trato de tercero sobre las tierras es válido. El Estado no puede ni debe otorgar concesiones de tierras indígenas.

2013

Feb 25

02:52 a.m

Edwin Rosales dice:

El asunto es que estos pueblos quizas este medio de sobrevivencia los ha mantenido ahi, pero en el fondo no les garantiza un futuro mejor, no en gran medida por que desgraciadamente no puede ser, si un pequeño grupo encontrara Oro sufuciente, quienes ganan? a lo mejor solo ellos, pero la compañia les ofrece algo para todos, ademas de capacitaciones, estudios tambien, programas de salud, entre otros, pero ellos no lo ven asi, y se vuelven instrumento politico.

2013

Feb 25

01:39 a.m

Salvemos Nicaragua dice:

Porfavor señores de la Bancadas d Oposicion necesitamos su apoyo, esto se llama esclavitud, sometimiento y pleno violacion a los derechos humanos y libertad, ke triste ke el Estado no da ni brindaespacio de trabajo, pero si se UNEN, a una Trasnacional para saquear los recursos Oro y despojar a 18,000 personas ke vien d eso y ya ni digamos loke sucede en Bonanza, y mina el limon , les estan haciendo lo mismi a los pobres guiriceros y kien los apoya , estan abandonandos ni los medios d comunicaci

2013

Feb 25

01:35 a.m

Salvemos Nicaragua dice:

Clase de injusticia ellos como traen dinero compra grandes extensiones territoriales ydejan al guiricero sin oportunidad de trabajar x su cuenta, sino ke ahora el guiricero le tiene ke trabajar a ellos, x ke el lote d terreno es de la Trasnacional, ke lindo el nuevo modus operandis de las Trasnacionales y asi todo el mano d obra barata, eso se llama capitalismomSalveje y kien los ayuda a los guiriceros de la libertad, Bonanza y mina Limon, eso mismo lesestan aplicando, sin oportunidad de tener a

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.
Más sobre: Oro

Solo un oro de nicas

Más sobre: Santo Domingo

La historia de un pueblo dividido



Siga a LA PRENSA en Twitter