LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 26 de febrero, 2013
Actualizado 07:45 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinador publicitario web
Arturo Hernandez
Tel: (505) 2255 - 6763 ext: 5221
Email: arturo.hernandez@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Planeta

El papado de Benedicto XVI

Teología de la Liberación a un lado

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  2 votos
Comentarios: 3
 
  • Roma la atribuyó al análisis sociológico y lucha de clases

El Vaticano aseveró que la Iglesia optaba por los pobres pero no tenía una “opción preferencial por los pobres” como pregonaba la Teología de la Liberación. LA PRENSA/EFE/EPA/ALESSANDRO DI MEO

Luis Jaime Cisneros/LIMA/AFP

 

 

La Teología de la Liberación (TL), acusada de marxista por resaltar la opción preferencial de Dios por los pobres, dejó de ser la “piedra en el zapato” del Vaticano con Benedicto XVI, según analistas.

 

“Hoy la TL no es más una opción en disputa contra la (corriente) hegemónica; pervive arrinconada en pequeños grupos y comunidades” en América Latina, expresó Luis Pásara, investigador sobre catolicismo y profesor en la Universidad de Salamanca. “Ratzinger llega al papado con la Teología de la Liberación situada en un lugar importante de su agenda, pero ese lugar fue cayendo durante los ocho años del mandato al que ha renunciado”, indicó.

 

Jeffrey Klaiber, historiador de religiones en la Universidad Católica de Perú, dice que “Benedicto XVI siguió en América Latina la pauta de Juan Pablo II, solo que fue menos agresivo porque en un sentido la Teología de la Liberación ya había pasado como movimiento intelectual”.

 

CASTIGADOS POR LA TL

 

“El balance es positivo pese a que trató con mano dura a los sacerdotes radicales brasileños, como Leonardo Boff, y fue suave con el peruano Gustavo Gutiérrez”, uno de los padres de la TL, matizó Klaiber, también sacerdote jesuita.

 

El Vaticano sancionó a quienes creían que la Iglesia debía “reinventarse desde abajo”, como Boff o el nicaragüense Ernesto Cardenal. Al concentrarse en la idea de “Dios y el pueblo”, Gutiérrez, “es un poco populista” y menos peligroso, según Klaiber.

 

“Lo importante es que los malentendidos, cuando los hubo, hace tiempo que fueron superados a través de un diálogo sostenido y fructuoso”, expresó Gustavo Gutiérrez sobre sus entrevistas con Ratzinger entre 1984-86 en diciembre de 2011.

 

“Las medidas sancionatorias contra los teólogos de la liberación, y las amenazas de imponerlas a otros, bastaron para contener los avances de la corriente en un cuadro más amplio, en el que el decaimiento de las izquierdas también contribuyó a una progresiva pérdida de protagonismo de la TL”, destacó Pásara.

 

La paradoja es que fueron el Concilio Vaticano II (1962) y la Conferencia Episcopal de Medellín (1968), las que sirvieron de inspiración a la TL. “Esta teología sigue presente en América Latina pese a las cuatro décadas transcurridas y su mensaje central repercute sobre la tarea pastoral de la Iglesia”, aseguró Gutiérrez, hoy de 85 años.

 

El estadounidense John L. Allen, “vaticanista” para el semanario National Catholic Reporter y la cadena CNN, manifestó que “Benedicto probablemente consolidó una forma madura de teología de la liberación, que ha estado tomando forma durante mucho tiempo”.

 

Evocó la visita a Brasil (2007) donde el papa se “identificó con las aspiraciones básicas de la teología de la liberación, con la crítica de un sistema económico injusto y en poner a la Iglesia en el lado de los pobres pero insistiendo en la primacía de la fe en lugar de la sociología”.

 

 

 

Comentarios | 3

2013

Feb 26

07:23 a.m

LA TEOLOGIA DEL PUETA dice:

El calibre de la teología de liberación del pueta Cardenal es el mismo que el calibre del "Ballet de La Revolución" que pomposamente nos presentó en el Teatro Nacional Rubén Darío cuando fue ministro de educación. El tal ballet no era otra cosa que un pinche grupo de gimnasia rítmica, haciendo gesticulaciones ostentosas sin ton ni son. Una presentación tan hueca de significado como su supuesta teología esnobista de liberación.

2013

Feb 26

01:48 a.m

Eduardo dice:

Muy buen artículo. Por eso hay que leer entre líneas ese llamado insistente de Benedicto a "VOLVER AL VATICANO II". Puede ser la plena conciencia que la Iglesia, desde finales de los 60, solo podía redefinirse desde un rol profético por la justicia y la fe. Puede ser también un profundo arrepentimiento, porque él y Juan Pablo II, frenaron con todo lo que podían el avance del Vaticano II, Puebla y Medellín.

2013

Feb 26

01:40 a.m

cesar m dice:

daniel practica la teologia de la liberacion con implementar su ``socialismo crstiano``, no se olviden que los mal llamados ``sacerdotes jesuitas`` padre cardenal y d`escoto han sido de esta linea jesuita y son de los mismos que mataron en el salvador.

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter