Centroamérica sí cuenta
  • Escritores hablaron sobre temas de interés

Juan Sobalvarro

El año pasado participé en el encuentro de poetas El turno del ofendido, que se realiza en El Salvador. En un descanso de la jornada se hablaba entre los poetas del enorme auditorio que el reguetón y similares han encontrado entre los jóvenes. El sentimiento general lamentaba el gusto por este tipo de música de muy mala composición y de letras soeces, ofensivas hacia las mujeres, llenas de violencia y que en algunos casos alientan el consumo de drogas.

¿Vivimos incomunicados?
El encuentro también sirvió para reafirmar algo que todos sabemos, los centroamericanos vivimos incomunicados. Y aunque se hizo énfasis en las razones evidentes de esta incomunicación, como las de orden económico y migratorio, tal vez hizo falta señalar el menosprecio que la región tiene por ella misma. Da la impresión que Centroamérica aún no es consciente de su potencial y menos de su nueva literatura. Y sobran razones para explicar esto otro, en el menú caben guerras, desintegración, aduanas, malos gobiernos y otro sinfín.

Por eso, esta iniciativa de Sergio Ramírez me ha parecido de las más propicias. Especialmente porque no existe otra oportunidad en la región en la que confluyan sus narradores, que son a mi parecer, los que están retratando con más viveza lo que es hoy Centroamérica. No cabe y hasta sería necia ahora la pregunta de qué utilidad tiene un evento como este, cuando todos sabemos que estas son las únicas formas de encuentro con que contamos en las que no intervienen la inoperancia y la retórica de los gobiernos regionales.

Sin que nadie se lo propusiera la conversación pasó a tratar el tema de los encuentros y festivales de poetas. Un tema de siempre. Una conversación típica de este tipo de eventos en el que es habitual encontrar a quienes creen tener el diseño del festival perfecto. Y tampoco se extraña la ausencia de quien finaliza la discusión sembrando dudas sobre la verdadera utilidad de los festivales.

En otro momento alguien me preguntó del estado de la poesía en Nicaragua y sin el afán de establecer un diagnóstico me atreví a decir que había un notable interés entre los jóvenes por debutar como poetas. Que el índice de poetas jóvenes actuales es bastante numeroso. Y, que en los talleres de poesía abundan los rostros nuevos y siempre sobran los que quedan fuera por falta de cupos. Aunque hice notar que mi apreciación era la de alguien que había debutado en una época poco regular, marcada por la guerra y sus consecuentes desplazamientos. Alguien con perspicacia me preguntó si solo era un asunto de números. Y no tuve otra ocurrencia más que responder, bueno se puede decir que le estamos ganando la batalla al reguetón.

Otra persona me preguntó qué se estaba haciendo en Nicaragua para motivar en tantos jóvenes el interés por la escritura. Y quedamos en que la respuesta solo podía basarse en supuestos. Pero que entre esos supuestos cabía suponer que eventos como el Festival de Poesía de Granada podía estar dando un aporte al presentar una plataforma internacional que podía despertar el interés de los jóvenes. Que además hay otras iniciativas como las continuas visitas de escritores a colegios públicos que ha promovido el Foro Nicaragüense de Cultura a través de su programa Promoción de la Literatura Nicaragüense. Y ya no se digan los numerosos talleres de poesía que distintos poetas, mujeres y hombres, han desarrollado por iniciativas particulares o con apoyos institucionales.

Por cosas como estas fue que no dejó de emocionarme la invitación a participar en el Centroamérica Cuenta 2013. Encuentro que por iniciativa del escritor Sergio Ramírez se realizó en Nicaragua del 16 al 20 de febrero. En primera instancia me simpatizó el énfasis que el evento hacía en la narrativa y que de cierta manera proclamaba a Centroamérica como una región que también cuenta. Es decir, que no solo produce poesía, en el sentido formal, sino que también fábula. Lo segundo que me gustó fue que el formato que proponía Centroamérica Cuenta no era de cansadas lecturas o somníferas cátedras, sino que se trataba de mesas de debate despiertas y dinámicas, en las que al final el tiempo se consumió sin que lo percibiéramos.

Vale notar que el encuentro pese a su título regionalista contó con la presencia de narradores de Alemania, Francia y México, algo que además de refrescante hizo posible valorar las preocupaciones comunes de los escritores en distintas partes del mundo. Y que aunque no estamos en los corredores comerciales, nuestros puntos de vista son tan válidos como los de cualquiera en el planeta.

Entre las primeras cosas que noté, y puede ser la conclusión más visible, está que ahora es inaceptable hacer las caracterizaciones que se hacían todavía una década atrás, como la de que Guatemala era narrativa, Nicaragua poesía, Costa Rica ensayo, etcétera.

Share Button
ETIQUETAS: ,
Connect with:
Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.

----------------------------------



3 comments on “Centroamérica sí cuenta
  1. KM Gutierrez dice:

    AC siempre ha contado, lo q pasa es q nadie con influencias como Sergio Ramírez se preocupaba por tomar la iniciativa y reencaminar al público hacia la cultura y el buen gusto y luchar contra la barbarización comercial. Irónicamente hasta 1978, Nicaragua era vanguardia cultural en América, pero decayó en los 80 y 90. Afortunadamente, todos los festivales culturales de este siglo XXI, indican q Nicaragua va renaciendo como el ave fénix para retomar su antiguo lugar.
  2. Nicoya dice:

    Excelsa iniciativa!!!
  3. Angelita dice:

    EL Dr. Sergio Ramírez lo hace porq siente verguenza el no hacer nada por Nicaragua. Llego la vice-presidencia en los 80s, y se olvido q la educacion era la base de la sociedad. La juventud de Centro America ha sido abandonada, no tiene apoyo de sus goviernos, estan a la deriva: sin educacion, y sin futuro, esa es la razon el porqu se meten a la droga. El govierno les responde con palo, y la musica es solo un simbolo de su protesta contra los escritores egoistas, q no hacen nada por educacion.

Deja un comentario

Connect with:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

 caracteres disponibles

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

NOTICIAS POR CORREO
PALABRAS CLAVE