LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 24 de julio, 2013
Actualizado 09:26 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Reportajes

Una isla de maestros

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  3 votos
Comentarios: 1
 
  • Hace año y medio la Isla de Ometepe inició una revolución digital, donde hoy disfrutan del 90 % de retención y 88 de rendimiento escolar

 

 

Jeniffer Castillo Bermúdez

III y última entrega

 

 

De los 24 alumnos, John Martínez, de 9 años, es el más “chispa”. Hasta hace un año él era el más callado de su salón de clases, pero cuando recibió su computadora XO se convirtió en el “asesor tecnológico” de la profesora Martha Rodríguez, del Colegio Rigoberto Cabezas, de la Isla de Ometepe.

 

Ahora “cuando yo estoy dando los temas en las clases él me dice cuál aplicación educativa me puede servir para impartir esa clase de Español, Matemáticas o Ciencias. Él está pendiente”, dice Rodríguez.

 

Aquel niño callado fue el primero de su clase que aprendió a usar la XO. “A la semana de haber recibido la computadora, él me dijo que ya podía usarla y se ofreció a ayudarme”, cuenta Rodríguez.

 

Según Martínez, “ella (su profesora) no quería usar la computadora porque no podía y yo quería que ya la empezáramos a usar, teníamos una semana de tenerla ya y como aprendí entonces le enseñaba cómo usarla”.

 

Desde febrero del 2012, todos los estudiantes de primaria de la Isla de Ometepe se transformaron en maestros dentro del aula. Pero no solo eso, los alumnos empezaron a destacarse en concursos organizados por el Ministerio de Educación (Mined) a nivel departamental y nacional.

 

“Mejoró la retención y el rendimiento escolar. Ahora todos son maestros en la isla porque los niños, como son traviesos, aprenden rápido”, afirma Byron Paisano, delegado del Mined en la Isla de Ometepe.

 

La isla tiene 4,512 estudiantes de primaria en sus dos municipios: Altagracia y Moyogalpa, de acuerdo con Paisano.

 

En año y medio, “nuestros estudiantes se han convertido en estudiantes más activos. Los muchachos han desarrollado más habilidades y han desarrollado conocimientos para sus propios aprendizajes”, dice Paisano.

 

El año pasado, Alberto Gabriel Muñoz fue electo como el mejor alumno de Rivas y María Roberta Flores ganó uno de los primeros lugares en el concurso de Lectura en voz alta, organizado por el Mined.

 

La Fundación Zamora Terán entregó cinco mil computadoras XO en la Isla de Ometepe para todos los estudiantes y maestros de primaria, tras esta entrega Ometepe se convirtió en la primera isla digital de la región.

 

XO ELIMINARON DÉFICIT DE LIBROS

 

Desde el año pasado, cuando las computadoras llegaron a la isla, apunta Jorge Luis Espinoza, director del Colegio Rubén Darío, se redujo el déficit de textos escolares en las aulas.

 

Antes de esa fecha, dice Paisano, “en primer grado, en asignaturas como Lengua y Literatura y en Matemáticas, teníamos el ochenta por ciento de déficit de libros. Ahora con las computadoras resuelve”.

 

REVOLUCIÓN HASTA PARA MAESTROS

 

La profesora Mirna Sevilla Romero asegura que la incorporación de las nuevas tecnologías en la educación primaria “despertó a los estudiantes”, pero también “demandó de mayor entrega y compromiso de parte de nosotros los maestros. Si nosotros no estamos actualizándonos los estudiantes pueden llegar a saber más que nosotros”.

 

Esta historia se repite en las 32 escuelas de primaria de la isla, que fueron beneficiadas por el proyecto, de acuerdo a los datos de la Fundación Zamora Terán.

 

“Nuestra manera de evaluar cambió también porque ahora no solo hacemos pruebas escritas, sino que los maestros pueden organizar torneos y competencias en las aulas de clases con sus estudiantes y las computadoras”, apunta Leyla Viales Barrios, directora de las escuelas del Núcleo Educativo Rural Koos Koster, donde estudian 520 alumnos.

 

Esos niños no abandonan las aulas, la merienda y la computadora los mantiene activos en las aulas. Y no solo en las aulas, porque “en las tardes, cuando llego de la escuela sigo estudiando con mi computadora y ayudo a mi mamá, a ella le enseño porque no sabe leer y escribir”, cuenta John Martínez.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios | 1

2013

Jul 24

10:48 a.m

EMPIEZO A SENTIRME OPTIMISTA dice:

La historia es conmovedora. Estoy comenzando a sentirme optimista con esta generación de nìños. Espero que a diferencia de la actual generación de nicas borregos, estos niños no se convertirán en mendigos de gallinas y láminas de zinc, ni dejarán que les enseñen a vivir bonito, ni se dejarán encajar un déspota, ni van a tolerar diputados serviles y vende patria, ni se van a dejar usar como carne de cañòn en la revolución en que los quieran embrocar los caciques.

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter