LA PRENSA. El Diario de los Nicaragüenses. Nicaragua

Managua, 10 de febrero, 2014
Actualizado 09:58 p.m.

 

Suscripción al impreso
logo

Gerente de Ventas
Ethel Dinter
Tel: 22556767 Ext. 5202
Email: ethel.dinter@laprensa.com.ni


Coordinadora de Ventas
Amanda López
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5203
Email: amanda.lopez@laprensa.com.ni


Coordinadora Web
Scarleth Tenorio
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5210
Email: scarleth.tenorio@laprensa.com.ni


Coordinadora Prensiguía
Lisseth Tellez
Tel: Tel: 22556767 Ext. 5211
Email: lisseth.tellez@laprensa.com.ni

logo

logoandroid 
logoipad 
logoiphone 
logobb
Android iPad iPhone Blackberry
 

Voces

Países sin ejércitos

Valorar: Sin Interés Poco Interesante De interés Muy interesante Imprescindible
  5 votos
Comentarios: 7

 

videos

Editorial: Países sin Ejército

 

 

La contrarreforma constitucional orteguista y la reforma del Código Militar, que de alguna manera significan un retroceso institucional de la fuerza armada nacional, han motivado que algunas o muchas personas vuelvan a reflexionar acerca de que si realmente es necesario que Nicaragua tenga un Ejército, o mejor sería abolirlo.

 

 

No son muchos los países que no tienen ejércitos. Apenas 25 en todo el mundo, nueve de ellos en América Latina y las Antillas: Costa Rica, Panamá, Haití, Barbados, Dominica, Granada, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas.

 

En Europa solo Islandia y los minúsculos estados de Andorra, Ciudad del Vaticano, Liechtenstein, Mónaco y San Marino, no tienen ejércitos ni dan ninguna muestra de quererlos ni necesitarlos. En cambio todos los países de Asia poseen ejércitos, lo mismo que los de África, de manera que los otros 11 estados que no los tienen son pequeñas islas enclavadas sobre todo en el Pacífico Sur.

 

En Nicaragua, a raíz de la derrota electoral del FSLN y Daniel Ortega en las elecciones del 25 de febrero de 1990, y después de la instalación del gobierno democrático de la UNO y doña Violeta Barrios de Chamorro el 25 de abril del mismo año, muchos ciudadanos propusieron que se debía aprovechar aquella oportunidad para disolver el Ejército, que en ese entonces tenía el apelativo de Popular Sandinista y era un instrumento armado del FSLN.

 

Con ese propósito se organizó el Movimiento Civilista, encabezado por el doctor Francisco Mayorga Balladares, alto funcionario del gobierno de doña Violeta y ahora destacado miembro y partidario del régimen de Daniel Ortega. La convicción motivadora de aquel movimiento abolicionista de la fuerza armada, era que a lo largo de la historia nacional los ejércitos solo habían servido para derramar sangre nicaragüense e imponer y sostener a oprobiosas dictaduras, incluso en nombre de supuestas revoluciones libertadoras. Lo cual, dicho sea de paso, era y sigue siendo una verdad histórica incontrovertible.

 

Sin embargo, en aquel entonces no habían condiciones para que el Movimiento Civilista pudiera tener éxito, primero porque el Ejército Popular Sandinista no había sido derrotado militarmente en la guerra; y en segundo lugar porque el FSLN y Daniel Ortega entregaron el Gobierno a la UNO y doña Violeta, pero no cedieron el poder y mucho menos el militar ni el de seguridad del Estado, que se mimetizó en el Ejército y la Policía. Lo único posible en aquellas circunstancias era reducir el Ejército, obligarlo a que se profesionalizara y despartidarizara, comenzando por quitarse el nombre de sandinista y adoptar el de Ejército de Nicaragua.

 

Sin duda que si el proceso democrático de Nicaragua no se hubiera frustrado, en enero de 2007, al recuperar el poder Daniel Ortega y el FSLN, el Ejército hubiera podido seguir evolucionando, perfeccionándose como institución militar digna de una democracia cívica y republicana. Pero ahora, bajo la nueva dictadura de Ortega y la involución del Ejército, es inútil demandar su abolición, lo cual no le quita el derecho a las personas democráticas, cívicas y pacifistas de Nicaragua que quieran levantar la bandera del Movimiento Civilista.

 

Comentarios | 7

2014

Feb 10

01:35 p.m

Sergio Nica dice:

El pueblo se llenó de esperanza con la llegada de la primera mujer presidenta de América y en Nicaragua: Violeta Chamorro.
Pero fue un fracaso, dejo que sus parientes robarán, se enriquecieran y abusaran del poder. Dejo al país sin tren y los presidentes siguientes hicieron lo mismo: CORRUPCIÓN! Uds. ya lo saben y Ortega empezó a comprar a los corruptos para hacer de ellos, los tontos útiles!
Y todavía se quejan?
Hasta el Cosep apoya al nuevo dictador!
La vida sigue igual!

2014

Feb 10

12:59 m

CRsi_tiene_ejercito dice:

Excelente artículo, únicamente quería comentar que si bien es cierto CR abolió el ejercito y oficialmente no tiene, la realidad es que las "fuerzas publicas ticas" constituye una verdadera fuerza militar, a la cual mantienen mejor equipada y adiestrada que cualquier ejército de la región. El monto destinado a lo que ellos llaman "fuerza civil o pública" es 5 veces más que lo que Nicaragua u otro país de la región destina a su ejército. (no me censuren)

2014

Feb 10

12:40 m

Aristófanes Envergadura dice:

El ejercito es solamente para darle seguridad al Estado contra agresores externos. La seguridad pública interna es solamente para la policía la cual puede tener cuerpos especializados, (swat) para combatir los delitos ambientales, el crimen organizado, el narcotráfico, etc. De consiguiente el ejército no es necesario.

2014

Feb 10

11:12 a.m

Filibero y carelara dice:

Que me digan los apologistas del ejercito, para que sirve? En que beneficia al pueblo la tal brigada mecanizada, los "ecologicos" ya Bosawas ni existe. El narcotrafico sigue campante. El ejercito esta al servicio de sus propias empresas y no de los intereses del pueblo. Si defienden la soberania, deberian quitar a su amo del poder, por violador de la constitucion y por violador sexual, delito que no prescribe aunque Daniel Ortega se haya refugiado no en su inocencia, sino en su inmunidad.

2014

Feb 10

11:06 a.m

Sin ejército dice:

Los paises que no tienen ejército destinan todo ese capital para educación, salud y distintas necesidades de índole social. Creo que se debe de reducir el ejército poco a poco hasta lograr una mejor calidad de vida del ciudadano "común" que es al que más afectan las politicas sociales de los paises en desarrollo.

2014

Feb 10

10:50 a.m

Jinotega habla dice:

Muy bien lo define usted. Si no hubiese retornado al poder Daniel, el ejercito hubiera seguido su proceso de profesionalizacion. Aunque lento, pues los altos mandos del ejercito tienen una ideologia muy parecida a los miembros de la gracias a dios desaparecida GN, una lealtad perruna hacia su lider maximo, en este caso Ortega, tal como la wehrmacht y SS lo sentian por Hitler. No se necesita ejercito para enfrentar emergencias nacionales, ni para salvaguardar el territorio nacional.

2014

Feb 10

05:55 a.m

Soldado sin causa dice:

Ejercito tan necesario para defender los limites territoriales, para ayudar en casos de desastres naturales, para neutralizar al crimen organizado, para evacuaciones masivas en caso de incendios forestales...etc, etc. Es decir, todo para beneficio de los ciudadanos de una nacion pero jamas nunca para respaldar o ser manipulado por dictadores para su propio beneficio pero no para el pueblo. El ejercito no puede ser ciego, sordo y mudo por temor a que? O es que el pueblo tiene que serlo tambien?

 

Tu Comentario


Nombre *
Correo *
Web/blog - Si desea mostrarlo
Código de Seguridad
 
Los Campos marcados con (*)
Son obligatorrios

AVISO IMPORTANTE


Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad de éste sitio web, LA PRENSA procederá a moderar los comentarios de su edición línea a partir del 1 de julio de 2010.

En aras de fomentar un debate de altura entre nuestros lectores, LA PRENSA no publicará comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. En ese mismo sentido, sólo se publicarán aquellos textos cuyo contenido esté estrictamente relacionado a la nota objeto del comentario.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: comentarios@laprensa.com.ni y/o ediciondigital@laprensa.com.ni
Para que sea removido.


Siga a LA PRENSA en Twitter