A sor Emilia. Non è un addio, ma a presto

Me conforta saber que tengo en el cielo un angelito más que desde allá no solo guiará mis pasos aquí, sino que posiblemente intercedas para que el colochón también me reciba cuando me toque viajar.

17/02/2017

Gracias “Mio Cuore” (así le decía yo en italiano cuánto la quería) por haberte entregado a Nicaragua en un ciento por ciento, y si existiese la posibilidad matemática, más allá aún.

Nunca olvidaré los mimosos cuidados que nos prodigabas en prekinder del María Auxiliadora, contiguo a El Calvario allá por 1953-1954, recién llegada de Italia. Me enseñastes a persignarme y nos contabas en el grado la historia sagrada. A todos nos encantaba tu acento cadencioso de italiana. Nos enseñaste lo básico del catecismo; pero, sobre todo, a ser buenos compañeros, a ser humildes y caritativos, a querer al prójimo.Ver entrada

Nunca olvidaré tu respuesta limpia y sincera a mis dudas normales de niño sobre cosas de la Biblia, y que te repetí de adulto también: “Alvarito, mis padres así me enseñaron la religión, a punta de pura fe. Yo no cuestiono nada”. Nunca cuestiones nada. Así no te enredas.

Siempre llevaré en mi mente y corazón tu reacción a la muerte de mi papá, cuando decidiste llevar serenata a mamá viuda, “porque hay que seguir viviendo”. “El muerto, hay que rezar por él; pero, la vida continúa y hay que ponerle la otra mejilla”, como cuando estaba yo pequeño y me trompeó otro niño en el recreo y no me dejaste defenderme.

Llevaré eternamente en mi mano derecha dos cicatrices de las heridas que en recreo me hice con un vidrio, y me llevaste al médico como si fuera tu hijo. Mi mayor impresión fue ver tu casulla llena de sangre. Me dijiste: imagínate al Señor cuánta sangre derramó por nosotros. Ofrezcámosle tu dolor y angustia. Después tu llamada dulce a mi mamá: “Isabelita, no te aflijas, tengo ya curado a Alvarito conmigo, y es que se hirió la mano y lo llevé a suturar”.

Me decías que para siete pecados, siete virtudes, y es cierto, yo creo sor Emilia, que vos las tenías de todas todas, y lo malo, lo hacías por tus pobres: ¡Pedigüeña! Así lograste hacer no uno sino dos colegios grandes, bachilleraste un montón de gente y previniste de caer en la droga a un montón de niños con tu banda de amor, no de guerra.

Me asusta recordar la tarde que te visité en el María Mazzarello y me contaste que los últimos quinientos pesitos que andabas se los habías dado a uno de tus trabajadores por una emergencia, y que “Dios proveerá”. Y a los cinco minutos se aparece el chofer de doña Myriam Lugo de Guerrero a dejarte un sobre con quinientos córdobas que te mandaba de regalo. ¿Ves? Me dijiste: Dios lo da, Dios lo quita, bendito sea Dios.

Me conforta saber que tengo en el cielo un angelito más que desde allá no solo guiará mis pasos aquí, sino que posiblemente intercedas para que el colochón también me reciba cuando me toque viajar. Siempre me acordaré de ti con enorme cariño.

El autor es abogado.

Comentarios

Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.


Recientes
26/03/2017 12:00 AM

Servicio Militar, matar para no morir

La Prensa Domingo
Servicio Militar, matar para no morir

Sus recuerdos son espeluznantes. La guerra marcó para siempre a estas personas. Cachorros y jefes, protagonistas de la guerra fratricida que acabó con la vida de decenas de miles de nicaragüenses, c..

26/03/2017 12:00 AM

Cristiano Ronaldo amplió marca como mayor goleador de Portugal

Deportes
Cristiano Ronaldo amplió marca como mayor goleador de Portugal

Cristiano Ronaldo consiguió un doblete en el triunfo de Portugal 3-0 ante Hungría, en las eliminatorias europeas para el Mundial de Rusia 2018...

26/03/2017 12:00 AM

Luis Roberto Clemente: Su legado sigue vivo

Deportes
Luis Roberto Clemente: Su legado sigue vivo

Luis Roberto Clemente, visitó este sábado el estadio infantil que lleva por nombre el de su padre, para conmemorar el legado que ahora marca la vida de muchos jóvenes. ..

26/03/2017 12:00 AM

Venezuela fallida

Opinión
Venezuela fallida

El régimen chavista de Nicolás Maduro en Venezuela, sin duda, ha violado todos los incisos de la Carta Democrática Interamericana de la OEA...

26/03/2017 12:00 AM

La televisión de los ochentas

La Prensa Domingo
La televisión de los ochentas

Chocoyito Chimbarón, La Liga del Saber y El Gato Cósmico fueron algunos de los programas favoritos de niños y jóvenes en la Nicaragua de los años ochenta. ¿Cuál de esos recuerda usted?..

26/03/2017 12:00 AM

Premio a los mejores argumentos en debate de estudiantes

Nacionales
Premio a los mejores argumentos en debate de estudiantes

Estudiantes de secundaria simularon mesas redondas de la OEA...

...