La afinidad o química interpersonal

Martes, Agosto 16, 2011 15:03
Publicado en Psicología

Autor: Carlos José Pérez Fajardo, MBA.

De alguna manera cada persona o individuo ha percibido o sentido tener afinidad o química con otra persona, generando la posibilidad de ser más creativas juntas o eficientes para la toma de decisiones de tipo social y/o de estrategias empresariales o comerciales.

La química o afinidad entre dos personas o individuos se da cuando existe una relación agradable, comprometida y fluida, basada en la calidez afectiva, comprensión y sinceridad entre ellas, lo que fortalece la amistad aunque sea temporalmente.

Se ha descubierto que en las relaciones con química o afinidad interpersonal se conjugan o compatibilizan tres elementos: 1) Atención mutua, 2) Sentimientos positivos compartidos y 3) Lenguaje corporal coordinado.

La atención mutua compartida es fundamental, debido a que se genera un sentimiento o relación de interés mutuo, un enfoque conjunto que actúa como un cementante o pegamento de las percepciones de las personas impulsando sentimientos y emociones compartidas. Un indicador de la afinidad o química interpersonal es la empatía cuyo principal vía o camino es el contacto visual.

Los buenos sentimientos transmitidos a través del lenguaje corporal (tono de la voz, expresiones faciales, gestos corporales, etc.) tienden a construir el sentido positivo, siendo esenciales para lograr la afinidad interpersonal y social.

El tercer elemento clave en la sopa de la química o afinidad interpersonal, es la sincronía o coordinación del lenguaje corporal, (tono de la voz, ritmo de la conversación, contacto visual, gestos, etc.). La sincronía inconsciente entre dos personas o individuos en un proceso interactivo, genera mucha positividad durante el mismo.

Cabe destacar que tratar de sincronizarse o ajustarse de manera intencional o premeditada (imitando posiciones, gestos, expresiones faciales, etc.) no aumenta o genera afinidad interpersonal o la química deseada, puede ser un error e interpretarse inapropiadamente o no caer bien y generar posibles conflictos interpersonales o surgir la posibilidad del cobro de las facturas psicológicas en mediano o largo plazo, esto aun en contra de los consejos de algunos libros populares sobre el tema. Para reafirmar lo antes comentado los neurocientíficos han descubierto que cuando dos personas o individuos durante un proceso interactivo, hacen de manera natural o espontanea movimientos gestuales o corporales simultáneos y emparejados o coordinados, mayores y fuertes son sus sentimientos y emociones positivas.

En el contexto social y empresarial es muy conveniente tener presente los aspectos antes referidos debido a que la afinidad interpersonal genera buenas y positivas relaciones, que son vitales para los negocios exitosos y mayores beneficios mutuos.

Salem, Massachusetts, Julio de 2011.

Las respuestas actualmente están cerradas, pero puede dejar un trackback de su sitio.

1 comentario para “La afinidad o química interpersonal”

  1. Mayra Estrada escribió:

    Martes, Agosto 23, 2011 a las 8:20

    Me ha gustado mucho este articulo, ha tomado en cuenta ese elemento que en el dia a dia forma parte de nuestra actuación en los diferentes ambitos en que nos desenvolvemos o desempeñamos como es la afinidad o química con otra persona, sobre todo porque esta forma parte de la capacidad que posee el ser humano para interactuar con otras personas, acompañada de intencionaidad o la premeditación a como ya lo comentaba el escritor.
    Es muy importante que esta interrrelacion con las demás personas respetamos su espacio y aceptemos a cada uno como es, con sus defector y sus virtudes.