Cuba, solidaridad con los verdugos

Miércoles, Febrero 15, 2012 17:20

Autor: Francisco Javier Gutiérrez

“Cuba y Puerto Rico son de un pájaro las dos alas”, dijo con aires de independencia al final del XIX, Lola Rodríguez de Tió. Con el delirio que provoca el dogma comunista en los artistas “comprometidos”, el magnifico Pablo Milanés usó el verso para cantarle a una realidad travestida: “Puerto Rico ala que cayó al mar / que no pudo volar / yo te invito a mi vuelo y buscamos juntos el mismo cielo”.

Basta ver el desarrollo y la libertad de ambas islas, para saber, que desgraciadamente fue Cuba el ala que no solo cayó al mar, sino que además se hundió en las oscuras y lamosas profundidades de una dictadura marxista y que el “cielo”, al que invita a volar el cantante, es en realidad un infierno político, si nos atenemos a la idea convencional, de que el reino de Lucifer es un lugar espantoso.

Wilman Villar Mendoza, es otro preso muerto en Cuba tras una huelga de hambre. Villar, igual que Orlando Zapata, decidió luchar por la libertad usando su cuerpo como trinchera. La noticia escapó de la isla, entre los resquicios tecnológicos que el enorme bozal comunista no logra tapar. Así, sin corresponsales extranjeros, a ritmo de “tecleo”, de blogueros, familiares y compañeros de lucha, se exponen las entrañas más oscuras del régimen.

Más de medio siglo de luto generan un dolor muy grande para que se borre, un gigantesco suplicio que ya no se puede disimular. Si los exilados se cuentan por millones, calumniados por la tiranía y sus cómplices con el infame nombre de gusanos ¿cuántos serán los perseguidos, los tildados de “delincuentes” en la isla por el simple hecho de pensar distinto? ¿Hay algo más opuesto a la libertad, que un sólo jefe, una sola doctrina y un sólo partido para todo un pueblo? ¿no era esa acaso la premisa nazi?

Por más cemento que la inquebrantable sumisión dogmática arroje sobre el pedestal castrista, es imposible ocultar las osamentas que hay debajo. No hay utopía con actos de exclusión y crueldad. Ningún embargo puede volver ricos solamente a los jefes del partido y paupérrimas a generaciones enteras. “La última etapa de la humanidad”, no puede estar definida por la pobreza de once millones de personas y cuatro jerarcas revolucionarios sentados en la cima de los privilegios.

La cobarde solidaridad internacional con los verdugos y no con las víctimas, quedó reiterada en la visita de Dilma Rousseff a la Habana. La presidenta no quiso escuchar a las Damas de Blanco, ni a Yoani Sánchez. Las libertades civiles y el pluralismo político – valores democráticos que le permitieron a ella misma ganar la presidencia de Brasil – no estaban en su agenda. Lejos quedó Rousseff de probar su declarada “intransigencia” en la defensa de los Derechos Humanos o de honrar una de sus citas más célebres: “prefiero un millón de voces críticas antes que el silencio de las dictaduras”.

El drama de la disidencia cubana, donde gente simple del pueblo lleva su lucha a un ámbito moral, para enfrentar el poder totalitario del estado, recuerda la huelga de hambre con la que los militantes del IRA retaron al gobierno británico en 1981. Diez miembros del grupo terrorista murieron antes que Inglaterra y su “Dama de Hierro”, accedieran a reconocerlos como presos políticos. Mientras los huelguistas iban cayendo uno por uno, la Thatcher repetía Igual que los Castro, que los muertos sólo eran delincuentes comunes.

Pero más importante que las similitudes, son las diferencias entre las huelgas, porque en el caso cubano resaltan el cinismo y la crueldad que alcanzan las dictaduras de izquierda y el nivel de hipocresía de sus simpatizantes o de aquellos que callan frente a sus crímenes en la comunidad internacional. Los prisioneros cubanos no luchan contra un gobierno extranjero, ni pertenecen a un movimiento armado, además, los que conocemos cómo opera la seguridad del estado en éstos regímenes, donde una parte de la población vigila al resto, sabemos que nunca dejan nada al azar, que en un estado policial no hay lugar para las sorpresas.

Fidel Castro alabó el heroísmo de los presos irlandeses y condenó la barbarie del estado inglés. Para el decrépito tirano, una huelga de hambre era entonces: “el más emocionante gesto de sacrificio y valentía personal que pueda imaginarse”. Sus palabras fundidas en bronce, ”adornan” el parque Víctor Hugo en la Habana. Son como un bumerang que regresa en el tiempo para describir su propia infamia: “Tiemblen los tiranos ante hombres que son capaces de morir por sus ideas. Al lado de este ejemplo ¿Qué fueron los tres días de Cristo en el Calvario? Es hora de poner fin mediante la denuncia y la presión de la comunidad mundial a esa repugnante atrocidad”.

Las respuestas actualmente están cerradas, pero puede dejar un trackback de su sitio.

8 comentarios para “Cuba, solidaridad con los verdugos”

  1. Office Space escribió:

    Miércoles, Febrero 15, 2012 a las 18:26

    Office Space…

    Cuba, solidaridad con los verdugos | LA PRENSA Blog…

  2. Marisa escribió:

    Jueves, Febrero 16, 2012 a las 8:22

    Tendrian que ser mas realista con lo que escriben porque se y me consta que el ùltimo que se murio en huelga de hambre habia sido encarcelado por robo y por maltratar a su propia Madre.
    Les explico en Cuba cualquier preso tiene derecho a decir lo que se le antoje y bueno es lo que estan haciendo muchos han sido puestos bajo prisiòn por cometer un delito y ahora son presos polìticos .

  3. yorlis luna escribió:

    Jueves, Febrero 16, 2012 a las 16:26

    porque no dices toda la verdad? que exigia el supuesto preso politico? porque realmente estaba preso? vives en cuba acaso? dime cuales son los derechos humanos que se violan en cuba? el unico pais libre de analfabetismo en A. Latina, donde no encuentras niños trabajando, pidiendo, robando, en las calles de la ciudad, donde la educacion es un derecho y obligacion de todos, donde no muere nadie por falta de atencion medica de calidad y gratuita, se te olvido acaso que es el pais con el IDH mas alto de America Latina, cada una de las letras de este articulo no alcanzan para enumerar todas las conquistas sociales logradas en esta isla, si 11 millones de cubanos vivieran en la pobreza, opresion, control policial, en una tirania, crees que no seria suficiente para derrocar a cuatro tiranos? piensa de verdad en la epocas de dictadura en A. Latina busca en las venas de nuestra historia quienes las pusieron y las sostuvieron, y que logros sociales tuvieron? este…

  4. Dr. Yasser Sevilla escribió:

    Jueves, Febrero 16, 2012 a las 23:00

    Tal parece mi estimado amiigo que hurde en su herida el hecho de no haber podido ser conquistado por william walker en su entonces travesía por la conquista de tanto orgullo y valor que no cayeron en manos de aquella águila que ha sobrepasado hasta los límites el ardor humano, la sangre y la injusticia. Como venerar a Puerto Rico que no posee un bloqueo que por más de 50 años no han provocado en la mayoría de los habitantes el desprecio a su gobierno. No sea injusto e intolerante al pensar que el pueblo cubano no tiene los pantalones bien puestos para saber que es lo que más les conviene, porque tanto son capaz de tomar las armas para defender su patria como para eliminar un estado que no les he acorde a su derecho de ser humano. El pueblo cubano no es ningún tonto, aprenda caballero a convivir desde el interior y se dará cuenta que el problema va más allá de una persona; es hacia 90 millas de CUBA, he ahí el problema. ¿se me dará la oportunidad de profundizar más esta…

  5. Roberto Francisco escribió:

    Viernes, Febrero 17, 2012 a las 13:20

    Voy a hacerle un comentario aunque en realidad no lo merezca, tal vez ni me lo publique pues no es para alabar su post. Pero de algo deben vivir las personas y tal vez este sea una de las formas que usted tiene de ganarse la vida.
    Es imposible comprender todavía como hay personas en este mundo que traten de relacionar a presos comunes como es el caso del delincuente muerto con luchadores de causas justas y más aún cuando estos han sido manipulados y pagados por otros delincuentes con el dinero que de forma oficial le proporciona los Estados Unidos. Las leyes de todos los países del mundo condenan estos actos contra su soberanía, pero al parecer a Cuba se le prohíbe.
    Hablar de ese segmento insignificante en Cuba es algo absurdo pues no representan a nadie salvo a los intereses yankis.
    Dilma actuó con dignidad, de esa de la que está necesitada Nuestra América y que para nuestra suerte ya se esta haciendo abundante.
    Muchas gracias por permitirme dejar mi criterio.

  6. jorge escribió:

    Sábado, Febrero 18, 2012 a las 8:07

    ¿De que la sirve a un pajaro estar en una jaula d oro? Hipocritas estos comunistoides que viven con un resentimiento imbecil, aqui los seudos revolucionmarios viven como burgueses. A menos q les paguen o hayan recibido beneficios y por eso defienden a estos dictadores. Y ademas ofenden al pueblo de Puerto Rico poque si vivieran bajo una dictadura ya hubieran acabado con ella.

  7. Lea Freya escribió:

    Domingo, Febrero 19, 2012 a las 11:21

    Los argumentos que se esgrimen en este blog pesan como piedras; pueden, por sí solos, hacer que desaparezcan de un plumazo las débiles alusiones que estos comentaristas (del 16 de febrero) usan, con la vana de ilusión de seguir engañando al mundo. Felicito al autor por sus fundamentos y por su brillante pluma.

  8. cubanita escribió:

    Domingo, Febrero 19, 2012 a las 20:43

    Es triste ver como los dogmaticos insiten en negar la realidad, como bien dice Fco javier en su brillante analisis, con inquebrantable sumision dogmatica. Muchas gracias Francisco por tu aporte y la claridad de tus escritos. Felicidades.