El insensato de Mark McGwire

Deportivas al Día René “El Chelito” Cárdenas Mi amigo “Joe” dice que la fotografía de Mark McGwire, debe de aparecer en la definición de la palabra “insensatez.” Todo parece indicar que McGwire demostró similar idiotez, del tipo John Rocker, con sus comentarios acerca de la “globalización” del béisbol de liga mayor. En caso que se […]

Deportivas al Día




René “El Chelito” Cárdenas


Mi amigo “Joe” dice que la fotografía de Mark McGwire, debe de aparecer en la definición de la palabra “insensatez.” Todo parece indicar que McGwire demostró similar idiotez, del tipo John Rocker, con sus comentarios acerca de la “globalización” del béisbol de liga mayor.

En caso que se le haya pasado, McGwire dijo que ya era suficiente de jugadores extranjeros en la pelota, y que el béisbol no debería de perder su tiempo yendo a otros países -como Japón- , tal como lo hicieron los Cachorros y Mets. “Deberíamos obligarlos a que vengan aquí, pues este es nuestro deporte. Ellos tienen su juego allá”, dijo McGwire.

¿Ellos? ¿allá? Si el publico demandó una disculpa del cabezón y atolondrado Rocker, debería de hacer lo mismo con McGwire, por sus torpes e ignorantes comentarios.

¡Pero que le vamos hacer! Este es el mismo McGwire quien una vez admitió -públicamente- que nunca había leído un libro de pasta a pasta.

José Lima, ganador de 21 juegos el año pasado por los Astros, y quien en enero fue premiado con un contrato de tres temporadas por $18.5 millones, hizo pensar a muchos que estaba lanzando con dolor.

“No hay problema alguno con mi brazo,” dijo Lima. “Se siente de película. No puedo encontrar excusa alguna, y no me voy a matar. Lo que pasa es que los oponentes batean todo lo que tiro,” terminó diciendo.

Y usualmente lo batean a larga distancia. Lima encabeza las Mayores con 13 cuadrangulares permitidos. Y no todos sus problemas se han sucedido en el pequeño Enron Field (según Lima, “El Estadio-Diez Carreras”).

“Este muchacho necesita lanzar más con su cabeza que con su corazón,” dijo el dirigente de los Astros, Larry Dierker. “Ha hecho una gran cantidad de lanzamientos sobre el centro del plato, y los oponentes han bateado hacia la calle,” terminó diciendo.

El ex dirigente de San Luis, Whitey Herzog, acostumbraba diseñar sus equipos con velocidad y defensa para mejor aprovechar la ventaja de lo rápido de la grama artificial y las espaciosas dimensiones de Busch Stadium. Ahora que el parque de pelota ha sido convertido a grama natural y la cerca está menos lejos del home plate, Herzog se maravilla de los poderosos números que demuestran los Cardenales de ahora.

“Esta es la cosa más increíble que he visto en mi vida,” dijo Herzog. “Estamos en el camino de ver 3,000 jonrones conectados este año en las ligas mayores.

Si los Cardenales siguen desforrando la pelota al paso que van, son capaces de disparar 360 cuadrangulares e imponer un record en las Grandes Ligas. Los Cardenales de Herzog en 1986 desembarcaron 58 jonrones – por la temporada.

“Acostumbrábamos comenzar la temporada con la esperanza de romper el récord de Roger Maris”, dijo Herzog, refiriéndose al viejo standard de jonrones de 61 en una campaña.

Si en verdad logran conectar 3,000 palos de vuelta entera, que culpen a Costa Rica

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: