Ejército patrullará de nuevo calles en Guatemala

 Psicosis de terror por ola de criminalidad GUATEMALA (ACAN-EFE).- La escalada de la criminalidad que se registra en Guatemala, con una media de nueve asesinatos diarios, ha generado una psicosis de terror que ha llevado al Presidente de la República, Alfonso Portillo, a anunciar la salida del Ejército a las calles para proteger a la […]






 Psicosis de terror por ola de criminalidad


GUATEMALA (ACAN-EFE).- La escalada de la criminalidad que se registra en Guatemala, con una media de nueve asesinatos diarios, ha generado una psicosis de terror que ha llevado al Presidente de la República, Alfonso Portillo, a anunciar la salida del Ejército a las calles para proteger a la ciudadanía.

Diversos sectores han expresado en los últimos días su preocupación por los asesinatos, secuestros y amenazas de muerte que se han registrado últimamente, cuando ya se han cumplido cuatro meses desde que Portillo asumiera el poder.

Aunque no hay cifras oficiales, se calcula que sólo en la capital guatemalteca se registran al menos nueve asesinatos diarios.

En una encuesta publicada el pasado lunes entre 1,188 guatemaltecos, un 15.7 por ciento calificó la delincuencia de principal problema que el Presidente debe afrontar y solucionar.

Mientras, un 80 por ciento dijo que el mandatario no ha cumplido la promesa que hizo en su campaña electoral en el sentido de que iba a tener mano dura contra la delincuencia.

Periodistas de al menos tres diarios guatemaltecos y de una emisoras han sido víctimas de amenazas y hostigamientos por investigar asuntos militares.

Además, dirigentes de al menos cinco organizaciones de derechos y humanos y populares también han denunciado intimidaciones y han pedido a Portillo que ponga fin a esas acciones que sólo buscan crear un clima de inestabilidad y zozobra en Guatemala.

A ello se suman las amenazas contra los administradores de justicia, entre los que figura la jueza Flor de María García, responsables del proceso para esclarecer el violento asesinato del obispo Juan Gerardi, perpetrado el 26 de abril de 1998.

El dirigente del grupo Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Guatemala (FAMDEGUA), Miguel Angel Albizúrez, opinó que la desconfianza que se vive en el país es producto de “conspiraciones” entre los poderes político, económico y militar.

Según Albizúrez, con esas acciones se pretende llevar a la sociedad a una psicosis de terror.

El Procurador de los Derechos Humanos, Julio Arango, ha pedido a todos los sectores que estrechen filas para hacer frente a lo que denominó “juego desestabilizador”.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG), monseñor Víctor Martínez, coincidió en que en la actualidad hay fuerzas, que no identificó, que tratan de desestabilizar al país.

El presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Comerciales, Industrias y Financieras (CACIF), Marco García, se lamentó de que las autoridades responsables de proteger a la ciudadanía no tengan una política en materia de seguridad

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: