Corte admite error en sentencia

JANELYS CARRILLO BARRIOS La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), declaró que rectificará el error que cometió cuando dio lugar a un Recurso de Amparo presentado por una firma de Inversiones contra la Contraloría General de la República, evocando un artículo de la Ley Orgánica del ente fiscalizador anulado hace 16 años. […]






JANELYS CARRILLO BARRIOS


La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), declaró que rectificará el error que cometió cuando dio lugar a un Recurso de Amparo presentado por una firma de Inversiones contra la Contraloría General de la República, evocando un artículo de la Ley Orgánica del ente fiscalizador anulado hace 16 años.

La presidenta de la Sala Constitucional, magistrada Josefina Ramos, dijo a LA PRENSA que el jueves ella y sus colegas acordaron estudiar la petición del presidente del Consejo Superior de la CGR, doctor Guillermo Argüello Poessy, partiendo de que “efectivamente la norma que se invocó está derogada”.

La sentencia del 16 de marzo pasado referida al Recurso de Amparo interpuesto por Inversiones Iberoamericanas contra el ex Contralor General de la República, Agustín Jarquín, quien denunció de nulidad la adquisición de 36 mil acciones por parte de esa firma al desaparecido BANIC, valida el Artículo 11 de la Ley Orgánica del ente fiscalizador que 16 años atrás fue eliminado.

El 19 de mayo pasado, el doctor Argüello Poessy pidió a la Sala Constitucional que aclare “los puntos oscuros o dudosos” de la sentencia relacionada con la aplicación de una disposición legal anulada en agosto de 1984 que luego fue sustituida por otra.

“Me parece que es sano que la Sala reconozca el error de referencia y lo aclare… la norma que se invocó está derogada, eso es real, no podemos ocultar un error cometido”, señaló Ramos.

Agregó que la comisión de un error de esta naturaleza “no es nada nuevo ni nada extraordinario… no es la primera vez en la historia de Nicaragua que en una sentencia se pueda haber tenido errores”, dijo.

A su juicio, sus palabras no persiguen minimizar lo ocurrido. “Un error es un error, no lo magnimizo ni lo minimizo, los errores deben ser corregidos, la opinión pública será la que juzgue si el error fue enorme o no”, reiteró.

Señaló que ella se inclina porque se rectifique el error cometido y aseguró que en esa posición la acompañan seis de sus colegas. “Soy de las personas que cree que los seres humanos se equivocan, pero que también tienen la capacidad de rectificar”, sentenció.

La enmienda podría estar lista en la otra semana, pues ya está circulando un proyecto de modificación “porque entre más pronto se rectifique un error, más credibilidad tienen la Corte Suprema de Justicia y la Sala”, manifestó la magistrada Ramos.

El experto en Leyes, doctor Alejandro Serrano Caldera, opinó que dicha rectificación “sólo podría dejar sin efecto la resolución anterior por estar sustentada sobre un error de derecho, al basarse en una ley inexistente y apoyándose en la existente que es la reformada en 1984”.

Es decir, señaló Serrano, decidiría en el fondo que de acuerdo con el artículo reformado (vigente), la Contraloría colegiada sí tiene potestades para pedir ese informe al Banco y que éste está obligado a entregarlo

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: