Iglesia marcha contra el aborto

Un hijo es un regalo de Dios, dice Mons. Vivas   Monseñor Bosco Vivas, Obispo de la Diócesis de Occidente dijó al concluir una multitudinaria marcha contra el aborto en León, que la vida al venir de Dios no puede ser atac da por nadie, concluyó. MERCEDES PERALTA – Corresponsal LEON.– Que el Señor Jesús […]

Un hijo es un regalo de Dios, dice Mons. Vivas









 

Monseñor Bosco Vivas, Obispo de la Diócesis de Occidente dijó al concluir una multitudinaria marcha contra el aborto en León, que la vida al venir de Dios no puede ser atac da por nadie, concluyó.

MERCEDES PERALTA – Corresponsal


LEON.– Que el Señor Jesús dio una lección de obediencia a Dios al aceptar venir al mundo como humano, en el seno de María y santificó la infancia y la vida humana desde su concepción, dijo en su alocución el Obispo de la Diócesis de Occidente, Monseñor Bosco Vivas Robelo, al finalizar la marcha realizada ayer en esta ciudad, que fue convocada por la Iglesia Católica, contra el aborto y del anteproyecto de Ley en la Asamblea Nacional.

El Obispo Vivas instó a los jóvenes de los diferentes colegios y escuelas que participaron en la manifestación, a ser consecuentes con lo expresado durante la marcha, porque Nicaragua vive una realidad palpable en clínicas donde las mujeres, en su mayoría jóvenes, llegan a interrumpirse su embarazo y a veces ocupando camas en los hospitales con complicaciones resultadas del aborto.

Al venir al mundo, Dios nos da un regalo maravilloso que es nuestra propia existencia. La vida al venir de Dios no puede ser atacada por nadie, sostuvo.

Al referirse a los organismos extranjeros que traen programas, algunos de los cuales apoyan proceso de interrupción de la vida, Monseñor Bosco Vivas les hizo un llamado a destinar esos fondos para programas sociales como la educación, la vida, la unidad de la familia.

Asimismo advirtió que aquellos países poderosos que han alcanzado grandes niveles de vida y controlan férreamente la natalidad, podrían estar encaminados a la desaparición de sus comunidades y a la ruina moral.

En ocasión del próximo Día de la Madre, bendijo a las mujeres que esperan hijos con amor, asegurando que la Virgen les proveerá los medios necesarios para sacar a sus hijos adelante.

Animó a los jóvenes a prepararse bien para enfrentar el futuro y a no inducir a los novios a cometer errores y a escuchar la voz de la Iglesia, “que es la voz de Cristo, quien vino al mundo recorriendo la vida hasta llegar a la muerte, y nos dejó una lección de amor intenso”

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: