Esposa de Leal pide justicia y una pensión para los hijos

Carrión sigue huyendo    Carrión le reclamó porque no le llegaba el agua a su casa y de inmediato lo golpeó con la culata en el pecho Leal le lanzó un puñetazo al rostro, pero en ese momento recibió tres balazos Estos son los hijos y la mujer de Pablo Leal. OCTAVIO ENRÍQUEZ El entierro de […]

Carrión sigue huyendo










 

 Carrión le reclamó porque no le llegaba el agua a su casa y de inmediato lo golpeó con la culata en el pecho

 Leal le lanzó un puñetazo al rostro, pero en ese momento recibió tres balazos

Estos son los hijos y la mujer de Pablo Leal.

OCTAVIO ENRÍQUEZ


El entierro de Pablo Leal, quien fue asesinado a tiros por Alejandro Carrión McDonough, el viernes último, se realizó en un ambiente de protesta de centenares de personas que asistieron al cementerio de San Ignacio, ubicado en el kilómetro 25 de la carretera Ticuantepe-La Concepción.

Leal era un fontanero que atendía el servicio de agua potable en la comunidad “Las Francias” y murió de tres disparos que le hizo Carrión McDonough con un fusil de guerra, por supuestos conflictos personales.

Alejandro Carrión, hermano del jefe del Ejército de Nicaragua, General Javier Carrión, continuaba fugitivo ayer y la Policía informó que carecía de pistas sobre su paradero, pero lo tienen circulado en todo el país.

El comisionado Carlos Bendaña, jefe de Relaciones Públicas de la Policía, dijo que todavía no han capturado a Carrión y reafirmó que actuarán apegados a derecho.

Leal dejó tres hijos menores de edad, llamados Juan Carlos, Julio y Patricia, que están sufriendo trastornos psicológicos por la muerte violenta de su padre, según informó la familia.

La viuda de Leal, Maura Gómez, dijo que han vivido en pobreza y en el futuro estarán en peores condiciones porque murió la única persona que aportaba a la economía del hogar.

Pidió que la justicia condene a Carrión McDonough y que la familia de éste le garantice una pensión económica a los hijos de Leal.

“Nosotros pedimos justicia porque de lo contrario la tomaremos por nuestras manos”, advirtió Orlando Manuel Sánchez, un poblador de la comunidad “Las Francias”.

LAS ÚLTIMAS 24 HORAS
Pablo Absalón Leal, había estado en cama horas antes de morir porque tenía una infección en los riñones. Su esposa Maura Gómez, regresó a las dos de la tarde de su trabajo de doméstica. Esa fue la última vez que lo vio con vida, porque luego él se fue a casa de un vecino, Elías López, adonde lo llegó a buscar Carrión.

Los testigos dicen que Carrión lo llamó de forma agresiva y le pidió explicaciones del porqué no le llegaba el agua a su casa y “él la necesitaba para regar unos terrenos”, relató Petrona Leal, hermana de Pablo.Carrión se abalanzó sobre Leal y le propinó varios culatazos en el pecho, aseguró María de los Angeles Rojas, vecina de la familia del muerto.

Según Rojas, Leal intentó defenderse lanzando un puñetazo al rostro de Carrión, pero fue en vano porque en ese momento recibió tres balazos.

Carrión se agarró la cabeza en un gesto de arrepentimiento. Luego “quitó su cuerpo (el cadáver) para irse en su camioneta”, dijo Rojas.

“Ya regreso a arreglar este problema, dijo Carrión, pero no volvió”, declaró la testigo

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: