Waiver: “papa caliente” del Gobierno

REPORTAJE ESPECIAL    EE.UU. satisfecho con tribunales de la propiedad, pero insatisfecho con bajo número de casos resueltos de confiscados norteamericanos Oliver Garza, actual embajador de los Estados Unidos. ROBERTO FONSECA L. WASHINGTON D.C.– El gobierno de Estados Unidos está satisfecho con el establecimiento de los Tribunales de la Propiedad en Nicaragua, sin embargo, aún […]

REPORTAJE ESPECIAL









 

 EE.UU. satisfecho con tribunales de la propiedad, pero insatisfecho con bajo número de casos resueltos de confiscados norteamericanos

Oliver Garza, actual embajador de los Estados Unidos.

ROBERTO FONSECA L.


WASHINGTON D.C.– El gobierno de Estados Unidos está satisfecho con el establecimiento de los Tribunales de la Propiedad en Nicaragua, sin embargo, aún quiere observar cómo será su funcionamiento y cuál será el impacto de los mismos en el espinoso tema de la propiedad.

Mientras tanto, sigue insatisfecho con la cifra de reclamos resueltos de confiscados norteamericanos a lo largo de este año waiver 2000, que concluye en julio próximo. Por tanto, aún hay expectativas sobre si Estados Unidos concederá el waiver a Nicaragua o no.

“Nosotros no vamos a tomar la decisión en todo esto, sino hasta que se demuestre que claramente hay movimiento bien definido; sabemos que las cortes de arbitraje son algo nuevo, no creo que se hayan definido todas las reglas del juego y queremos ver cómo se difunde. Además, queremos ver si acaso nos va a dar resultados”, dijo a LA PRENSA el embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Oliver Garza.

“Sin embargo, sabemos que hay el compromiso de mover estos casos para adelante y es con base a todo esto que se toma la decisión”, añadió.

La negativa del waiver a Nicaragua, una condición de excepcionalidad para seguir colaborando con un país que confiscó a ciudadanos norteamericanos, sería catastrófica para la nación entera. No se trataría sólo de la suspensión de la ayuda bilateral por parte de Estados Unidos, sino el cierre automático a las financieras multilaterales. Además del cierre del mercado norteamericano.

Estados Unidos junto a su Agencia Internacional de Desarrollo (AID), otorgó a Nicaragua un total de 107 millones de dólares, entre 1997 y 1999, en concepto de donaciones y préstamos, según cifras oficiales presentadas por la Cancillería nicaragüense durante el Grupo Consultivo concluido días atrás.

Ese monto bilateral sólo es superado por los dos socios principales del Gobierno del Presidente Arnoldo Alemán, Taiwan y Japón, naciones que desembolsaron en el mismo período 119 millones y 116 millones, respectivamente.

No obstante, el poder de veto de Estados Unidos es inobjetable en organismos multilaterales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los cuales han otorgado al país 275 millones y 270 millones, respectivamente, entre 1997 y 1999.

El Presidente Arnoldo Alemán, durante su visita a Washington días atrás, se entrevistó con personalidades del Ejecutivo de Estados Unidos, senadores y congresistas, para abordar con ellos diferentes tópicos, pero especialmente el relacionado al waiver y la propiedad.

En esta “agenda paralela” al Grupo Consultivo, el Presidente Alemán se reunió durante una hora con Kenneth MacKay, Enviado Especial del Presidente Bill Clinton para las Américas y con Bill Richardson, Secretario de Energía. Además, con el senador Trent Lott, líder de la Bancada Mayoritaria; y sostuvo un almuerzo con diputados norteamericanos, ofrecido por el Congresista Bejamín Gilman, Presidente del Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes.

BAJO NIVEL DE RESOLUCION DE CASOS
“Nuestros números reflejan que han sido menos este año (casos resueltos), reflejan además un universo diferente que el universo que está contando el embajador (Aguirre Sacasa)”, dijo a LA PRENSA el embajador Garza.

“La vez pasada hablé con el embajador (Aguirre Sacasa) para ver cómo se podría tener un modelo conjunto (de registro de casos), para que tengamos iguales números y no equivocarnos o contradecirnos”, añadió.

Con relación a meses atrás, el embajador Garza admitió que se encuentra un poco más satisfecho de los últimos pasos dados por Nicaragua en el tema de la propiedad, pero dijo que están a la espera del funcionamiento de los tribunales recién conformados, y particularmente, de la respuesta que dará el Gobierno a unos “casos representativos” que no enumeró ni identificó.

El Gobierno de Nicaragua ya estableció los Tribunales de la Propiedad, una demanda muy importante para los Estados Unidos. ¿Con este paso, quedó asegurado el otorgamiento del waiver por parte de las autoridades de su país?
Estamos viendo eso (accionar de los tribunales) y varios casos que el gobierno ha decidido atender y que nos parece que son sumamente importantes y representativos del movimiento de casos, particularmente de ciudadanos americanos.

Hemos tenido un diálogo continuo con el gobierno sobre este tema, las cortes son muy importantes; la Corte Suprema de Justicia se ha estado movilizando en identificar los recursos y los árbitros y mediadores que van a trabajar en este tema.

Nosotros no vamos a tomar la decisión en todo esto, sino hasta que se demuestre que claramente hay movimiento bien definido; sabemos que las cortes de arbitraje son algo nuevo, no creo que se hayan definido todas las reglas del juego y queremos ver cómo se difunde. Además, queremos ver si acaso nos va a dar resultados. Sin embargo, sabemos que hay el compromiso de mover estos casos para adelante y es en base a todo esto que se toma la decisión.

¿Respecto a dos meses atrás, usted está más satisfecho ahora en relación al tema de la propiedad?
Sí lo estoy, porque veo que hay movimiento, pero al final el movimiento no deviene el resultado; estamos viendo cómo se van a ver los resultados de los programas y las decisiones que se toman en esos temas.

No esperamos decisiones que nos favorezcan a nosotros positivamente, sino que haya progreso, es lo que hemos estado buscando.

¿A qué le llaman casos representativos, señor embajador?
Recientemente hemos pedido al gobierno que resuelva algunos casos en particular, difíciles, y que les dé una base a esos casos; nos parece que son representativos.

Son difíciles, repito, pero nos parece que esos casos se pueden tratar y muchos de ellos se van a solucionar en ese proceso; todavía se está trabajando el proceso administrativo, queremos ver si el gobierno trata de poner lo mejor posible y qué habilidad tendría para hacerlo.

El señor embajador Aguirre Sacasa dice que este año se está cumpliendo más que ningún otro año, que ellos estiman llegar a 520 casos resueltos, que si se ajustan a esa cifra hoy más que nunca Nicaragua se merece que se apruebe el waiver. ¿Qué opina al respecto?
Yo sé que hemos tenido una seria discusión con el embajador (Aguirre Sacasa) sobre el número (de casos resueltos) y parece que hay veces que operamos con diferentes números y mantenemos diferentes cuentas.

La vez pasada hablé con el embajador (Aguirre Sacasa) para ver cómo se podría tener un modelo conjunto (de registro de casos), para que tengamos iguales números y no equivocarnos o contradecirnos.

¿Y sus números no reflejan eso que él mencionaba?
Nuestros números reflejan que han sido menos este año, reflejan un universo diferente que el universo que está contando el embajador, pero no es como para hablarlo como algo conflictivo sino para hallarle una solución, es para ver con qué números trabaja él y con qué nosotros.

CASO DEL HELICOPTERO MEXICANO
¿Señor embajador, le preocupa el caso del helicóptero que zarpó de México y terminó aterrizando en la parte atlántica nicaragüense?
Solamente desde el punto de vista como ha dicho el ministro de Gobernación, o sea, que posiblemente sea el comienzo de la presencia de un grupo que esté operando en el país, ligado al narcotráfico internacional.

Resulta sospechoso que al parecer el helicóptero estaba destinado a aterrizar en un punto de Nicaragua, el cual ya se había predefinido. Eso tiene que dar preocupación por la presencia de un grupo que esté operando clandestinamente en el país, apoyando operaciones de un grupo que anda trabajando de México a Colombia.

Es sumamente importante que las autoridades nicaragüenses y la Policía Nacional le den mucha atención a este tipo de problemas, porque si no se le da atención se puede poner peor y eso lo hemos visto en otros países.


Entrevista con el Embajador de Nicaragua, Dr. Francisco Aguirre Sacasa
“Nunca ha sido fácil obtener el waiver”

ROBERTO FONSECA L.
Enviado especial

WASHINGTON D.C.— A diferencia de años anteriores, en la sede diplomática nicaragüense en Washington, ubicada en la calle 1627 de la Avenida New Hampshire, no se escuchan expresiones triunfalistas con relación al tema del waiver. Al contrario, hay una cierta preocupación en torno a este delicado asunto.

“Hay gente en Nicaragua que equivocadamente piensa que el waiver es una cosa que se da automáticamente todos los años y no es así, por lo menos en estos tres años que tengo de estar aquí, es una cosa que se ha tenido que luchar cada año y lo hemos logrado en base al desempeño interno de nuestro gobierno en el tema de la propiedad”, comentó a LA PRENSA el Embajador de Nicaragua en Estados Unidos, Dr. Francisco Aguirre Sacasa.

El embajador estadounidense Oliver Garza ha señalado en privado y en público que Estados Unidos podría no extender el waiver este año a Nicaragua, por considerar que no ha avanzado mucho en la resolución del problema de la propiedad. ¿Eso fue una amenaza, una advertencia, o una posibilidad real?
Hay gente en Nicaragua que equivocadamente piensa que el waiver es una cosa que se da automáticamente todos los años y no es así, por lo menos en estos tres años que tengo de estar aquí es una cosa que se ha tenido que luchar cada año y lo hemos logrado en base al desempeño interno de nuestro gobierno en el tema de la propiedad y; el desempeño de nuestro gobierno ha sido muy bueno.

Nosotros estamos insistiendo en esto este año y, por tanto, que la decisión del waiver se adopte en los Estados Unidos en base al comportamiento del gobierno en el tema de la propiedad. O sea, que sea una cosa íntimamente ligada al desempeño de Nicaragua en cuanto al tema de propiedad, por tanto, que no debería verse contaminado por otras consideraciones que no están ligadas al tema de la propiedad.

En ese sentido, el desempeño de Nicaragua, repito, es muy bueno. En ese orden, en el año waiver 2000 que acaba en julio, Nicaragua habrá resuelto más de 520 casos norteamericanos, ésa es la cifra más elevada en los 3 años y medio de gobierno del Presidente Arnoldo Alemán.

Otra realidad es que por primera vez en este año waiver nosotros estandarizamos los bonos de compensación, lo cual los hace más atractivos y facilita la aceptación de personas cuyas propiedades fueron confiscadas.

La tercera gran realidad es que yo contemplo que antes de finales del año waiver van a estar funcionando los famosos Tribunales de Propiedad. Estas dos últimas cosas –la estandarización de los bonos y la puesta en marcha de los Tribunales de Propiedad–, son temas que los Estados Unidos han estado pidiendo desde hace tiempo.

Para mí sería difícil de entender que nos fueran a negar el waiver con el mejor año de resolución de casos de propiedad en los últimos 3 años y medio y; con esas dos medidas cualitativas tan importantes tomadas en los últimos doce meses.

¿Entonces, sería injustificada la negativa a extenderlo?
Para mí, el waiver este año es más merecido que en los dos últimos dos años, por tanto, insisto en que sigan aplicando los mismos indicadores que en el pasado, es decir, el comportamiento en el tema de la propiedad.

Señor Embajador, pese a lo que usted dice, tengo la percepción que cuando estaba el señor Guillermo Argüello Poessy en la Procuraduría de la Propiedad se resolvían más casos que ahora. ¿Es realista o no?
No, los números no demuestran esto. Por ejemplo, en el año waiver 97, el que acabó en julio de ese año, el gobierno nuestro resolvió 353 casos, en el año 98, 434; en el año 99, 466 y eso a pesar del huracán Mitch y; en el año 2000 vamos a llegar a los 520. O sea que cada año se ha ido aumentando el número de casos.

En total, en la época nuestra, 1,773 casos, versus 1,280, en los seis años y medio de doña Violeta (Chamorro) y el total de casos resueltos es un poco más de 3,053.

Otra cosa bien interesante en cuanto al waiver, es que el universo de casos por resolverse ha ido disminuyendo, quizás porque muchos nicaragüenses que se hicieron ciudadanos norteamericanos y que tienen reclamos de propiedad, básicamente los están resolviendo. O sea, que por fin veo un poco de luz en este túnel.

Pienso que va a llegar el momento en que el número de resoluciones va a ser superior al número de casos que se nos presentan. O sea, que para responder a tu pregunta, se han resuelto más casos que cuando estaba el doctor Argüello Poessy, encargado de la Propiedad.

Entonces, si no hay justificación para que Estados Unidos adopte esa medida, ¿de dónde viene la amenaza implícita?.
Creo que hay especulación en Nicaragua de que está en tela de duda. Nunca es fácil obtener el waiver y en Nicaragua se subestima lo que es eso, siempre ha requerido un trabajo bien importante en Nicaragua y aquí en Washington para lograr esto.

Hace dos semanas me reuní en Nicaragua con el ministro de Hacienda, con el secretario de la Presidencia, con la doctora Karín y todo el equipo que ve el tema de la propiedad, para asegurar la meta de los 520 casos y hay un equipo que está trabajando a tiempo completo.

Mucha gente quiere ver cómo introduce la cizaña y nos meten en miedo, nadie nos tiene que meter en miedo y sabemos que están en juego cosas muy importantes, el respaldo de Estados Unidos (bilateral y multilateralmente), en ese sentido, ningún nicaragüense debería sentirse feliz en caso de que decidiera no darnos el waiver.

EL ESTILO Y LOS LIMITES DEL EMBAJADOR GARZA
Señor embajador, allá en Managua, se especula en círculos políticos que el Gobierno de Nicaragua se incomodó con las declaraciones (contra la corrupción) que ha venido sosteniendo el embajador Garza, de Estados Unidos. ¿De ser así, usted ha expuesto algún reclamo ante el Departamento de Estado de los Estados Unidos?
Absolutamente no, a mí nadie del gobierno me ha indicado su inconformidad con las declaraciones del embajador (Oliver) Garza y tampoco he comunicado al Departamento de Estado ninguna inquietud mía o del gobierno sobre eso.

Es más, yo diría que en la diplomacia moderna los embajadores muchas veces comentan acerca de lo que está pasando en el país donde ellos están acreditados; yo regularmente escribo artículos de opinión en diarios norteamericanos sobre temas como la inmigración, la ayuda bilateral, el Banco Mundial o el Fondo Monetario y no estoy violando ninguna norma diplomática.

Yo creo que lo que ha estado haciendo el embajador Garza en sus declaraciones sobre Nicaragua era practicar esa democracia, una diplomacia más abierta, en donde las cosas muchas veces se dicen en público, en lugar de manejarlo en un coloquio íntimo o en un cuarto cerrado.

Pero, te insisto. El presidente (Alemán) por lo menos nunca me ha manifestado ninguna inquietud en cuanto a lo expresado por el embajador Garza y él reconoce que la diplomacia moderna es una cosa que da más latitud a los voceros de los países, como son los embajadores.

¿Por lo tanto, no es injerencismo en la democracia moderna?
Bueno, yo diría que si él está metiéndose en la política o asuntos internos nuestros, pues yo estoy haciendo lo mismo en los Estados Unidos, por ejemplo, cuando yo preguntaba en los artículos de opinión por qué no llegaba más rápidamente la ayuda a Nicaragua después del Mitch e instaba a las autoridades norteamericanas a ponerse las pilas. O bien, cuando salí a explicar por qué era importante políticamente para ciertos partidos aprobar la Ley NACARA.

Yo no creo que alguien lo haya visto como un deseo mío de intervenir indebidamente en la política interna del gobierno norteamericano.

Las reglas del juego han cambiado, estamos en la era de las comunicaciones instantáneas, estamos en una época de globalización, estamos en una era en donde cada vez más se utiliza a los medios para esclarecer temas y creo que eso no sólo está pasando en Nicaragua sino en otros países.

Yo creo que muy pocos embajadores han sido tan vociferosos como lo he sido yo en este país y hasta la fecha nadie me ha jalado las riendas aquí y tampoco nosotros se la vamos a jalar.

Otros de los rumores que corren allá es que el Presidente Alemán consideró en determinado momento considerar non grato a Garza y expulsarlo del país, ¿usted tiene conocimiento de eso?
No, no tengo ninguno y creo que vos lo definiste bien al decir que era rumor; para mí en tres años que tengo de estar en la vida pública de Nicaragua, he llegado a la conclusión de que Nicaragua es el país del bolerama, andan diciendo que yo compré una casa, otros que yo alquilé una casa, todo con fines de ser candidato a la Presidencia y nada de eso es cierto. Yo te aseguro que nunca se ha pensado a nivel de un canciller o de un presidente, declarar a Garza non grato por lo que dijo

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: