Autoconstrucción para cien familias

Damnificadas del Mitch    Uno de los requisitos es que hayan perdido todas las pertenencias por el huracán Mitch La participación de toda la comunidad en la autoconstrucción de las viviendas es parte esencial Proyecto “Rehabilitación productiva y mejora del alojamiento y medio de producción”. JUAN CARLOS BOW – Especial para LA PRENSA CHINANDEGA.– Cien […]

Damnificadas del Mitch










 

 Uno de los requisitos es que hayan perdido todas las pertenencias por el huracán Mitch

La participación de toda la comunidad en la autoconstrucción de las viviendas es parte esencial Proyecto “Rehabilitación productiva y mejora del alojamiento y medio de producción”.

JUAN CARLOS BOW – Especial para LA PRENSA


CHINANDEGA.– Cien familias de los departamentos de León y Chinandega, que fueron afectadas por el huracán Mitch en octubre de 1998, construirán sus propias viviendas con apoyo del Proyecto “Rehabilitación productiva y mejora del alojamiento y medio de producción”.

“A las familias se les dan los materiales de construcción (cemento, arena, ladrillos, tejas, zinc) y ellos construyen sus viviendas según el modelo que escogieron”, dijo Ada Soza, del Centro de Investigación y Promoción para el Desarrollo Rural y Social (CIPRES).

Los beneficiados pertenecen a las comunidades de Santo Tomas del Norte y Villa Nueva, municipio de Somotillo, y a Santa Rita y San Juan de las Pencas, de El Viejo, ambos del Departamento de Chinandega.

También fueron favorecidas familias de las comunidades Cruz de Apante, Ojo de Agua, Las Marías y Los Mangles, del municipio de Telica, en el Departamento de León.

De las cien viviendas, 89 serán de concreto y 11 de adobe y teja, porque sus propietarios así lo decidieron.

LES DARAN ENSERES Y ANIMALES
El proyecto incluye la construcción de letrinas y la entrega de dos camas, enseres domésticos, cinco gallinas, un gallo y una vaca, dijo Soza.

Si la comunidad carece de servicio de agua potable, les construirán un pozo comunitario para todas las familias.

El costo del proyecto es de 350 mil dólares, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), la Cooperación Española “Arquitectos Sin Fronteras” y la Asociación Rubén Darío.

Los gastos administrativos serán asumidos por el CIPRES, organismo ejecutor del proyecto.

“Uno de los requisitos para ser beneficiado con este proyecto, es haber perdido todas las pertenencias con el huracán Mitch”, dijo Soza.

Las viviendas serán entregadas a la madre de familia, porque la mujer es la que está a cargo del hogar y es la que da seguridad a los hijos.

“Si acaso los padres de familia se separaran, es la mujer quien se va a quedar con los niños y para seguridad de ellos es mejor poner a nombre de las madres los títulos de las viviendas”, explicó Soza.

FAMILIAS TRABAJANDO Y HABITANDO
Algunas de las familias están construyendo sus viviendas, pero ya las están habitando, como es el caso de Paula María Fuentes, madre de cinco hijos y habitante de Santo Tomás del Norte.

“Antes yo vivía en una ranchita de plástico en la calle, pero al terminar de techar mi casa, junto con mi marido nos venimos a vivir en ella”, expresó Fuentes

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: