Encuentran tóxicos en basurero

Sustancia es mortal para humanos  El bromuro de metileno se utiliza en la frontera sur para fumigar furgones y evitar la entrada de plagas a Nicaragua NOELIA SANCHEZ RICARTE – Corresponsal Una caja conteniendo 24 envases de “bromuro de metileno”, sustancia química altamente mortal para los humanos, fue encontrada en el basurero de Sapoá. Jochen […]

Sustancia es mortal para humanos




 El bromuro de metileno se utiliza en
la frontera sur para fumigar furgones y
evitar la entrada de plagas a Nicaragua

NOELIA SANCHEZ RICARTE – Corresponsal


Una caja conteniendo 24 envases de “bromuro de metileno”, sustancia química altamente mortal para los humanos, fue encontrada en el basurero de Sapoá.

Jochen Schneider, ciudadano alemán que habita en la zona, tropezó con el material tóxico que se utiliza en la frontera para fumigar furgones y controlar la entrada de plagas a Nicaragua.

Schneider alertó a las autoridades de Investigaciones Económicas de la Policía de Rivas quienes realizaron la revisión en compañía del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA).

Jochen Schneider habita en Sapoá por cuanto tiene planes de realizar un proyecto turístico en la zona, y al encontrar el tóxico dijo que “estaba en el basurero sacando material reciclable”.

En la etiqueta decía que el producto se vencía el año 2001 y se leía una frase en inglés que traducida al español significaba “altamente peligroso”.

Inicialmente, según el jefe de Investigaciones Económicas de la Policía de Rivas, capitán Carlos Mora, se desconocía si este material había sido robado o botado irresponsablemente.

La peligrosidad de este material radica en que para destruirlo hay que realizar procedimientos especiales, su manipulación requiere responsabilidad y conocimiento; además de ser altamente peligroso para las personas.

Se conoció que esos materiales son utilizados por el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), que fumiga los furgones que ingresan por la Frontera Sur.

El capitán Carlos Mora, jefe de Investigaciones Económicas, dijo, que don Constantino Avalos, responsable de OIRSA, aceptó que ese material es el que utilizan para fumigar furgones.

“Notamos que varias cajas del tóxico estaban desapareciendo de las bodegas”, añadió Avalos, para indicar que ninguna persona de esa institución las botó en ese lugar.

La Policía realiza sus investigaciones para conocer el origen de los materiales tóxicos en la zona.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: