Cautela en América Latina

El ministro de Asuntos Exteriores peruano Fernando de Trazegnies anunció que viajaría a Canadá para defender la legitimidad del nuevo gobierno de Fujimori, que debe prestar juramento el 28 de julio. Seguramente no le van a faltar respaldos: los países latinoamericanos son en general reacios a todo lo que signifique injerencia en los asuntos internos […]







El ministro de Asuntos Exteriores peruano Fernando de Trazegnies anunció que viajaría a Canadá para defender la legitimidad del nuevo gobierno de Fujimori, que debe prestar juramento el 28 de julio.

Seguramente no le van a faltar respaldos: los países latinoamericanos son en general reacios a todo lo que signifique injerencia en los asuntos internos de los estados, y en particular mantenían óptimas diferentes sobre el proceso peruano.

Ninguna capital latinoamericana secundó de inmediato la dura actitud del Departamento de Estado conducido por Madeleine Albright, por lo que parecía difícil que Estados Unidos pudiese lograr apoyo en la OEA para alguna acción conjunta.

Incluso un equipo de legisladores de países vecinos del Perú, uno de los pocos que vigilaron el desarrollo de la votación, dijo que la elección era válida y que la OEA se equivocó al cancelar su misión. Pero una fuente del Departamento de Estado dijo a la Associated Press que Washington podría tomar medidas unilaterales contra Perú, particularmente en los programas bilaterales de ayuda y en los organismos internacionales de crédito.

Acción unilateral

de EE.UU.

La fuente admitió que no se consideraba una reducción de ayuda a todo nivel debido al impacto que tendría en la población peruana, cuya mayoría vive en la pobreza.

Entre los programas que probablemente no se verán afectados se encuentran los de apoyo a las clínicas de salud y de asistencia a los agricultores para permitirles el acceso a los mercados para sus productos, dijo el funcionario.

Agregó que sería difícil reducir el programa estadounidense contra las drogas en Perú debido a que se trata de prioridad nacional.

Fujimori ha sido un aliado clave en la guerra contra las drogas. El más reciente informe del Departamento de Estado sobre la situación mundial en ese terreno dice que Perú “ha dado enormes pasos hacia su objetivo de eliminar el cultivo ilegal de coca”.

La asistencia norteamericana contra las drogas para el año fiscal 2000 se calcula en 48 millones de dólares. El gobierno espera mantener ese nivel en el próximo año fiscal.

(Tomado de CNN digital con información de agencias internacionales).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: