Nica presa en Costa Rica por muerte de bebé

Nadie sabía que estaba embarazada ADRIAN MEZA GRANADOS – Redactor de La Nación El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indaga la muerte de un recién nacido, ocurrida la madrugada del lunes en el distrito de San Isidro de Alajuela. Según las autoridades, la madre del menor y supuesta responsable del hecho es una nicaragüense de […]

Nadie sabía que estaba embarazada




ADRIAN MEZA GRANADOS – Redactor de La Nación


El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indaga la muerte de un recién nacido, ocurrida la madrugada del lunes en el distrito de San Isidro de Alajuela.

Según las autoridades, la madre del menor y supuesta responsable del hecho es una nicaragüense de 16 años, que llegó al país hace tres años.

Felipa Altamirano López, tía de la muchacha, comentó ayer a La Nación que su sobrina nunca les informó que estaba embarazada, por lo que esta situación los tomó aún más por sorpresa.

“Ella se levantó, como de costumbre, a alistar los desayunos, a las cuatro y media de la madrugada. Sólo me dijo que tenía dolor de estómago y diarrea.

“Como a las cinco noté que tenía las cobijas enrolladas debajo de la cama. Vi que tenía mucha sangre y se lo dije, pero me contestó que estaba en el mes (menstruación)”, manifestó Altamirano.

Al parecer, ese sangrado obedecía a que minutos antes la menor dio a luz en su propia cama, sin que nadie se enterara.

Su familia no se explica cómo no se escuchó absolutamente nada, a pesar de que en la habitación había más personas.

El cuerpo del niño fue descubierto poco después, cuando Altamirano notó que su sobrina llevaba algo oculto entre las cobijas.

“Le dije: ¿qué llevás ahí? Se puso a llorar y abrió para que viera al bebé.

Ya estaba muerto y con la boquita como morada”, agregó la nicaragüense.

De inmediato llamó a la Cruz Roja para trasladar a la joven al hospital, al tiempo que daba aviso a las autoridades de lo ocurrido, pues consideró que no era capaz de callar el hecho.

Supuestamente, la contextura gruesa de la muchacha y la ropa holgada que siempre usó la ayudaron a ocultar su segundo embarazo.

La joven tuvo su primer hijo cuando apenas tenía 12 años. En ese momento vivía en una isla en el lago de Nicaragua.

Ayer las autoridades visitaron la vivienda donde se produjo el presunto infanticidio con el fin de recabar evidencias. Antes, trasladaron el cuerpo del bebé a la morgue judicial -en San Joaquín de Flores, Heredia- para determinar la causa exacta del fallecimiento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: