Absuelven a taxista tico que mató nicas

A pesar de pruebas (ACAN-EFE) San José.- Un tribunal de juicio de Goicoechea, en la capital de Costa Rica, absolvió el lunes al taxista costarricense Javier Madrigal Sáenz de responsabilidad en los crímenes de al menos tres nicaragüenses, por los que la Fiscalía había solicitado le impusieran 115 años de prisión. Una fuente judicial dijo […]

A pesar de pruebas




(ACAN-EFE)


San José.- Un tribunal de juicio de Goicoechea, en la capital de Costa Rica, absolvió el lunes al taxista costarricense Javier Madrigal Sáenz de responsabilidad en los crímenes de al menos tres nicaragüenses, por los que la Fiscalía había solicitado le impusieran 115 años de prisión.

Una fuente judicial dijo que Madrigal había sido acusado de dar muerte a los nicaraguenses Félix Pascual Rodríguez García, Mauricio Fernández Guzmán Martínez y Juan José Urbina, cuyos cuerpos fueron encontrados en un barranco del cerro Zurquí, 30 kilómetros al noreste de la capital, San José.

Las víctimas, según la acusación, eran abordadas por el taxista en un bar capitalino, y tras departir con ellos, al parecer, les drogaba, y tras darles muerte, les dejaba abandonados en la zona del Zurquí, caracterizada por la exuberante vegetación y las permanentes lluvias, propias del trópico húmedo.

Los hechos ocurrieron entre marzo y abril de 1998, aunque salieron a la luz pública cuando un grupo de jóvenes que realizaba una excursión por el cerro Zurquí descubrió varios huesos y restos humanos, que luego se comprobó mediante pruebas de ADN, pertenecían a las tres víctimas nicaragüenses.

La policía vinculó a Madrigal con los crímenes al encontrársele en su poder una tarjeta de crédito de una de las víctimas, y por ello era conocido como “el mata-nicas” (asesino de nicaragüenses).

En la etapa de conclusiones, la Fiscalía había solicitado se le impusieran 115 años de cárcel, 30 años por cada uno de los tres homicidios, a lo que se sumaron otras penas por intento de robo agravado y tentativa de homicidio.

Sin embargo, los jueces del tribunal determinaron que en ninguno de los casos se pudo conocer la causa exacta de las muertes, situación que impidió establecer si hubo o no homicidio, con lo cual, Madrigal fue absuelto de esos delitos.

El tribunal, no obstante, le impuso a Madrigal seis años de prisión por dos delitos de hurto simple, uno de ellos en contra de Juan José Urbina, y otro en perjuicio de una mujer, cuya identidad no fue proporcionada.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: