Rosendo se va a Los Angeles hasta el viernes

PABLO FLETES En una nueva y poco sorpresiva decisión, Rosendo Alvarez atrasó su viaje a Los Angeles, California, donde intensificaría su preparación con miras a su pelea contra el tailandés Pitchinoi Siriwat, por la corona minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Alvarez tenía planificado viajar este miércoles a la ciudad angelina. Pero pospuso […]

PABLO FLETES

En una nueva y poco sorpresiva decisión, Rosendo Alvarez atrasó su viaje a Los Angeles, California, donde intensificaría su preparación con miras a su pelea contra el tailandés Pitchinoi Siriwat, por la corona minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Alvarez tenía planificado viajar este miércoles a la ciudad angelina. Pero pospuso el viaje para mañana viernes en vista que está resolviendo problemas migratorios de Luis Pérez, quien será su compañero de guanteo de cara a la pelea con Siriwat programada para el 15 de julio venidero.

“Yo era el más interesado en irme para concentrarme en mi preparación, pero no podía dejar a Luis. Tenemos que arreglar ese problema”, indicó Alvarez.

Según el ex campeón de la AMB, Pérez tiene señalada en su visa de ingreso a Estados Unidos una entrada. No obstante, debe conseguir un permiso adicional porque de regreso de Tailandia debe ingresar nuevamente a la nación americana para hacer escala.

“Una vez que arreglemos esta dificultad, a más tardar el viernes viajaré a Los Angeles”, reiteró el ex campeón, quien además de Pérez viajará acompañado por el entrenador nicaragüense Ray Mendoza.

A pesar de su optimismo por resolver el problema migratorio de Pérez, Rosendo podría enfrentar más dificultades en vista que los funcionarios de la Embajada de Estados Unidos no laboran los días jueves, por lo que no resultaría sorpresa una nueva postergación.

Además de Mendoza y Pérez, en su gira por el continente asiático Alvarez irá acompañado por el entrenador mexicano Rubén Gómez y por Luis Spada, el concertador argentino que dirigirá su esquina cuando por fin llegue el día de su enfrentamiento contra Siriwat.

“Don Luis es mi amigo, es como un padre. Y como es alguien que sabe mucho de boxeo, continuará dirigiendo mi esquina a como lo ha hecho en mis peleas desde que iniciamos a trabajar juntos en 1994”, finalizó Alvarez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: