El marango: alternativa de alimentación para el ganado

NIDIA RUIZ LOPEZ La alimentación del ganado en la temporada seca, es uno de los mayores problemas de los productores, muchos recurren a la importación de concentrados lo cual incrementa sus costos de producción. Los animales por lo general en esta temporada bajan de peso y la producción de leche disminuye. Ante esta situación la […]

NIDIA RUIZ LOPEZ

La alimentación del ganado en la temporada seca, es uno de los mayores problemas de los productores, muchos recurren a la importación de concentrados lo cual incrementa sus costos de producción. Los animales por lo general en esta temporada bajan de peso y la producción de leche disminuye.

Ante esta situación la Universidad Nacional Agraria (UNA), está realizando investigaciones con un árbol conocido como marango, el cual puede llegar a ser una excelente alternativa de alimentación del ganado en la época seca, dadas sus características nutricionales.

Bryan Mendieta, docente investigador, dijo que desde hace tres años realizan estudios en tres fincas de Managua y León y se han dado cuenta que las hojas de marango además de mantener el peso del ganado en la época seca, incrementan el nivel de producción de leche hasta en seis litros. Otro de los resultados positivos es que eleva el nivel de grasa de la leche.

Mendieta indicó que en el verano la calidad del pasto disminuye por el sol, mientras que esos árboles siempre están verdes ya que sus profundas raíces absorben el agua.

El docente de la UNA, indicó los experimentos que realizan en ganado de doble propósito, es decir, de carne y leche. Los estudios no incluyen trabajos con animales de alta producción.

“Esta alternativa del marango no es para producción especializada sino para el ganado de doble propósito que representa el 90 por ciento de la producción pecuaria del país”, explicó el docente.

Mendieta dijo que han hecho pruebas de laboratorio y han comprobado que el olor, sabor, y color de la leche no cambia cuando el ganado consume las hojas de marango.

Los resultados de esta primera investigación no se han dado a conocer a las asociaciones de productores de ganado, ya que necesitan hacer estudios más profundos en todos los niveles para conocer si hay alguno efecto en el ganado producto del consumo de marango.

“Cuando hay un árbol que es bondadoso, hay que tener cuidado porque no se conocen luego las consecuencias, hasta el momento no se conocen consecuencias del uso del marango en la alimentación del ganado”, expuso Mendieta.

Las hojas de Marango son de fácil digestión en los animales. Por esta razón la UNA también está iniciando un proyecto para utilizar las hojas del marango en la alimentación de los cerdos. Los primeros resultados de este proyecto se conocerán en diciembre.

El marango es un árbol bien común en la zona del Pacífico de Nicaragua, no requiere de mucha agua, es originario del sur del Himalaya, Nordeste de la India, Bangladesh, Afganistán y Pakistán.

A Nicaragua y el resto de Centroamérica llegó en los años 1920 como una planta ornamental y se utiliza mucho como cercas vivas.

Se puede reproducir por estacas o semillas. El árbol alcanza entre 7 a 12 metros de altura con una copa abierta, tipo paraguas.

Las semillas son de forma redonda y color castaño oscuro con 3 alas blanquecinas. Cada árbol puede producir de 15,000 a 25,000 semillas por año.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: