Extraña muerte de joven médica

Exactamente un día antes del Día de la Madre nicaragüense, la doctora Alarcón Padilla intentó quitarse la vida, recordó su prima hermana JUAN RODRIGUEZ La doctora en medicina Marta Raquel Alarcón Reyes (40), fue localizada ayer sin vida y flotando en las aguas de la Laguna de Tiscapa por efectivos del Ejército de Nicaragua. El […]

Miembros de la unidad de rescate de bomberos y cruzrojistas trasladan hasta una ambulancia del Instituto de Medicina Legal el cuerpo sin vida de la doctora Marta Raquel Alarcón Reyes, de 40 años, quien fue encontrada flotando en la Laguna de Tiscapa. LA PRENSA/ VALENZUELA.

  • Exactamente un día antes del Día de la Madre nicaragüense, la doctora Alarcón Padilla intentó quitarse la vida, recordó su prima hermana

JUAN RODRIGUEZ

La doctora en medicina Marta Raquel Alarcón Reyes (40), fue localizada ayer sin vida y flotando en las aguas de la Laguna de Tiscapa por efectivos del Ejército de Nicaragua.

El cuerpo sin vida de la doctora Alarcón fue descubierto por los militares que vigilan la reserva acuática localizada en el centro de Managua. Ellos dieron aviso a los cuerpos de socorro y a la Policía del hallazgo de la mujer.

El cadáver estaba en total estado de descomposición y tenía el rostro desfigurado. Fue sacado de las aguas por una unidad de rescate del Benémerito Cuerpo de Bomberos y por miembros de la Cruz Roja Nicaragüense que lo depositaron en una ladera de la laguna. Hasta ese momento se desconocía su identidad.

Mercedes Padilla Alarcón, prima hermana de la víctima la reconoció tras bajar por la difícil ladera.

Padilla reveló que la doctora Alarcón venía padeciendo de “problemas depresivos” y que se encontraba en tratamiento médico.

Otros familiares relacionaron el malestar del estado de ánimo de Alarcón con la sensible muerte de su progenitora hace un año aproximadamente. “La desaparición de su mamá la afectó mucho emocionalmente y nunca se recuperó. La celebración del Día Madre fue algo doloroso para ella”, dijeron.

Exactamente un día antes del Día de la Madre nicaragüense, la doctora Alarcón Padilla intentó quitarse la vida, recordó su prima hermana.

“Ella brindaba consulta en la Farmacia Stubbar, cerca del mercado Oriental. El pasado 29 de mayo llegó normalmente a la farmacia”, relató. Y agregó que “horas después nos llamó la empleada del local asustada porque la doctora había comprado un mecate y se había intentado ahorcar pero ella evitó el hecho ”.

La misma dependiente de la farmacia aseguró a los familiares que la doctora dejó su celular y su cartera, sacó dinero y tomó un taxi y dijo que iba para la laguna de Nejapa o Tiscapa, pero no dijo a qué.

Sus familiares, luego de obtener la noticia sobre su salida salió a buscarla en varios sitios, pero no fue localizada.

“Se buscó por todos lados, en hospitales, en casas de amigos y de familiares, pero no se encontró. Esa noche no volvió a su casa pero decidimos poner la denuncia de su desaparición hasta el martes 30 mayo en el Distrito Cuatro de la Policía cuando ya tenía 24 horas de desaparecida”, aseguró nuestra fuente.

La doctora Alarcón estaba casada con el médico Juan Ayerdis, quien trabaja en el Hospital Militar, pero actualmente convalece en su casa de un accidente que sufrió.

La desaparecida profesional deja a dos niñas menores de edad. Residía de la Farmacia Don Bosco dos cuadras abajo, en Managua.

Al cadáver de la doctora Alarcón se le realizaría una autopsia para determinar la causa de su muerte. El cadáver de la doctora Alarcón tenía todas sus prendas de vestir, a excepción de su blusa y su sostén.

Alarcón llevaba puesta una pulsera grande de acero y oro en su brazo izquierdo, pudiéndose descartar el robo preliminarmente. Además, la empleada de la farmacia dijo a sus familiares que la doctora no llevaba nada en sus manos cuando salió.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: