Amenazan con boicot comercial a Nicaragua

Campaña contra Chentex incluye también impedir el ingreso de Nicaragua a la Iniciativa de la Cuenca del Caribe Solicitarán supervisión de Congreso americano para verificar qué fábrica textil cumple con derechos laborales de trabajadores nicas ARY NEIL PANTOJA El director del Comité Nacional Laboral de Estados Unidos, Charles Kernaghan, amenazó ayer al gobierno con “iniciar […]

  • Campaña contra Chentex incluye también impedir el ingreso de Nicaragua a la Iniciativa de la Cuenca del Caribe
  • Solicitarán supervisión de Congreso americano para verificar qué fábrica textil cumple con derechos laborales de trabajadores nicas

ARY NEIL PANTOJA

El director del Comité Nacional Laboral de Estados Unidos, Charles Kernaghan, amenazó ayer al gobierno con “iniciar una campaña internacional” para que a Nicaragua se le impida ingresar a la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC), si las autoridades gubernamentales nicaragüenses no resuelven el problema laboral originado en la fábrica de ropa Chentex, ubicada en la Zona Franca, provocado a raíz del despido de nueve líderes sindicales.

Kernaghan exigió a las autoridades de la empresa Chentex el reintegro a sus labores de los nueve sindicalistas despedidos de lo contrario, el organismo al que representa, iniciará una “campaña internacional para lograr el cierre de la empresa” aquí en Nicaragua, campaña que también incluye impedir el ingreso de Nicaragua a la Iniciativa de la Cuenca del Caribe, conocida como ICC.

La ICC permite a los países exportadores de productos textiles que los mismos ingresen al mercado estadounidense sin pagar aranceles de ningún tipo. Nicaragua es un país candidato a beneficiarse con esta iniciativa a través de una ampliación que el presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, ratificó el pasado 18 de mayo.

La amenaza del organismo independiente norteamericano, se originó a raíz del despido de nueve dirigentes sindicales en la empresa textil Chentex por considerar que las autoridades de la misma violan los derechos laborales de los trabajadores nicaragüenses.

Kernaghan considera una violación de los derechos laborales los bajos salarios que reciben los empleados de Chentex, así como la intención de la gerencia de la empresa por desarticular al movimiento sindical.

Según Kernaghan las autoridades de la Chentex tratan de “chantajear” al pueblo de Nicaragua diciendo (al gobierno) que si el problema no se resuelve a su favor van a irse con su inversión.

Kernaghan insinuó que existe un interés de parte del gobierno nicaragüense en proteger a la empresa Chentex, por cuanto declaró ilegal la huelga de los empleados cuando reclamaban aumento salarial.

“Vamos a lanzar una campaña internacional a favor de los trabajadores de Chentex. Al regresar a los Estados Unidos, voy a reunirme con miembros del Congreso y con los medios de prensa, con grupos de religiosos y laborales de Estados Unidos y Canadá, así como con compañías (vendedoras de ropa) para decirles que en Nicaragua hay un intento por destruir a los sindicatos”, expresó Kernaghan.

Kernaghan refirió que los bajos salarios que reciben los empleados de Chentex constituyen la mayor violación a los derechos laborales.

Por otra parte, Kernaghan dijo que el tema de la corrupción en Nicaragua es analizado muy de cerca por el sector económico de los Estados Unidos por considerar que pone en peligro la ayuda a Nicaragua de parte de los sectores donantes.

Kernaghan mostró una comunicación del 22 de febrero del 2000, recibida en la “Unidad de Inteligencia Económica” de Estados Unidos en la cual se lee textualmente: “En respuesta a su percepción sobre la dirección no democrática del gobierno de (presidente) Alemán y la falta de progreso en la lucha contra la corrupción, los donantes podrían congelar el flujo de ayuda; lo que reduciría significativamente las perspectivas de crecimiento”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: