Nicaragua a un paso de cumplir acuerdos con la OMC

HUMBERTO MEZA Los asuntos de propiedad intelectual todavía escapan a las reglas del Derecho tradicional, sin embargo, el país está a un paso de actualizar toda su legislación y cumplir los respectivos acuerdos ante la Organización Mundial de Comercio (OMC). Esta semana el Poder Legislativo aprobó la nueva Ley de Patentes y Modelos de Utilidad, […]

HUMBERTO MEZA

Los asuntos de propiedad intelectual todavía escapan a las reglas del Derecho tradicional, sin embargo, el país está a un paso de actualizar toda su legislación y cumplir los respectivos acuerdos ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Esta semana el Poder Legislativo aprobó la nueva Ley de Patentes y Modelos de Utilidad, cuya aplicación será hasta dentro de seis meses, pero en cuyo saldo parlamentario únicamente resta el debate de una nueva ley de marcas, que le permita a Nicaragua el ingreso a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) antes de diciembre.

“Ingresando a la OMPI, el país empieza a tener reciprocidad con otros países que forman parte de la OMC y como consecuencia accedemos a otros beneficios comerciales, como los que dan por ejemplo la ampliación de la Iniciativa de la cuenca del Caribe”, afirmó el tercer secretario del Legislativo, Wálmaro Gutiérrez.

Los debates alrededor de la propiedad intelectual empezaron en Nicaragua desde el último semestre de 1998, con la redacción de seis iniciativas de ley, ellas son: la Ley de Derechos de Autor, Ley de Obtenciones Vegetales y la Ley de Satélites, junto a otros decretos del Ejecutivo sobre el tema.

La legislación en torno a estos puntos —al igual que el resto de Centroamérica— permitirán a Nicaragua tener además reciprocidad con otras naciones integrantes de la OMC, en lo que respecta a todos los tipos de derechos comerciales.

LEY VIGENTE TENIA 109 AÑOS

En términos generales, la nueva Ley de Patentes, que sustituye una legislación vigente desde 1891, afirma los derechos de explotación a cualquier nicaragüense que presente un novedoso diseño industrial, siempre y cuando el carácter de novedad esté también en la “técnica” que debe proponer el invento.

“La ley actual únicamente protege los derechos de patentes dentro del territorio nacional, y esta vez los diputados ampliamos la territorialidad, de manera que la patente sea protegida entre todos los países que forman parte de la OMC”, agregó Gutiérrez.

De igual manera, la ley de patentes incluye un nuevo capítulo referido a la competencia desleal, proponiendo sanciones y castigos para ser incluidos en los debates legislativos del nuevo Código Penal.

“Es un punto que no estaba previsto, porque estamos claros que con eso no podemos acabar con comportamientos monopólicos, pero al menos es un paso”, apuntó Gutiérrez.

¿QUE ES UNA PATENTE?

La patente es un contrato entre la sociedad en conjunto y el inventor como individuo. Toda persona para hacerse merecedora de una patente, debe de regirse bajo las leyes de cada país. Para que un invento pueda ser patentado, es necesario que sea novedoso y que tenga una aplicación práctica.

Otra de las características de las patentes es que éstas han de ser útiles a la sociedad misma. Según los términos de un contrato social al inventor se le da el derecho exclusivo de impedir que otras personas, fabriquen, usen o vendan dicho invento.

La palabra patente tuvo su origen en documentos expedidos en la Edad Media por el soberano de Inglaterra, para otorgar un privilegio.

La patente se puede interpretar como sinónimo de los derechos exclusivos que se conceden a los inventores.   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: