Iglesia ortodoza rusa rechaza visita del Papa

Sergio Imbert – (EFE) MOSCU.— La Iglesia Ortodoxa Rusa esgrimió el viernes sus discrepancias con la Santa Sede para advertir al nuevo presidente, Vladimir Putin, de que no se le ocurra invitar a Rusia al Papa Juan Pablo II durante su visita al Vaticano el próximo lunes. El Patriarcado de Moscú consideró que una visita […]

Sergio Imbert – (EFE)

MOSCU.— La Iglesia Ortodoxa Rusa esgrimió el viernes sus discrepancias con la Santa Sede para advertir al nuevo presidente, Vladimir Putin, de que no se le ocurra invitar a Rusia al Papa Juan Pablo II durante su visita al Vaticano el próximo lunes.

El Patriarcado de Moscú consideró que una visita del Pontífice sería “inoportuna” e “imposible” y amenazó a Putin con un “escándalo internacional”, con el “descontento” y hasta “protestas públicas” de los creyentes ortodoxos si lo invita.

Durante su primera visita a Occidente, que efectuará a Italia los próximos días 5 y 6, Putin será recibido en audiencia por el Papa en el Vaticano, informó el Kremlin.

El Patriarca ruso, Alexis II, “ha declarado reiteradamente que su encuentro con el Papa es imposible hasta que no se resuelvan los principales problemas de las relaciones entre la Iglesia rusa y la Católica”, recordó un alto cargo eclesiástico en Moscú.

La fuente dijo a la agencia Interfax, en condiciones de anonimato, que los obstáculos para la reconciliación son “la negativa del Vaticano a condenar la actitud de los católicos de rito griego (oriental), que se apoderan de templos ortodoxos en Ucrania occidental”, y “el proselitismo de los curas católicos en Rusia”.

La Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR) tuvo considerable influencia sobre el anterior presidente, Boris Yeltsin, y le impidió mediar en la pugna con el Vaticano, pero ésta es la primera vez que se sale de tono desde la toma de posesión de Putin, hace un mes.

El retorno masivo de los rusos al seno de la Iglesia Ortodoxa tras la caída del comunismo y el apoyo prestado a Yeltsin en su lucha por el poder permitieron a la IOR afianzar su papel en la sociedad, pese al desprestigio acumulado por su colaboracionismo con el régimen soviético.

Al parecer, la preocupación de la IOR se debe al mensaje de felicitación que el nuevo número uno del Kremlin cursó hace dos semanas al Papa con motivo de su 80 cumpleaños y que algunos medios interpretaron como su deseo de tomar cartas en el asunto.

Putin, quien goza de incuestionable autoridad en el país y ha anunciado una ambiciosa política exterior para restablecer el prestigio internacional de Rusia, en su carta a Karol Wojtyla declaró la intención del Kremlin de “profundizar el diálogo político” con la Santa Sede.

Pero las declaraciones intransigentes del representante del Patriarcado, análogas a las que suscita cualquier versión sobre un posible gesto reconciliatorio del Kremlin, dejan ver que la Iglesia rusa se opone a la que sería la primera visita de un Papa a Rusia, muy deseada por Karol Wojtyla.   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: