General Carrión pidea su hermano que seentregue a la Policía

HUMBERTO MEZA El jefe del Ejército de Nicaragua, general Javier Carrión, dejó a un lado el silencio que mantuvo desde que su hermano Alejandro Carrión fue acusado de asesinato, recomendándole que se entregue a la Policía. “Esto no es un hecho que afecta a la institución. Soy el hermano de él, bajo ningún punto de […]

HUMBERTO MEZA

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Javier Carrión, dejó a un lado el silencio que mantuvo desde que su hermano Alejandro Carrión fue acusado de asesinato, recomendándole que se entregue a la Policía.

“Esto no es un hecho que afecta a la institución. Soy el hermano de él, bajo ningún punto de vista voy a negar eso, pero lo que se está tratando es que las autoridades competentes determinen las circunstancias del caso y dictaminen con respecto a ley”, fue la reacción del jefe militar.

El 26 de mayo pasado, Alejandro Carrión mató a tiros al fontanero Pablo Leal, tras una discusión por supuestos malos servicios en la distribución de agua potable.

Hasta el momento Carrión no se ha entregado a la Policía, pero fuentes judiciales confirmaron que rindió declaraciones ante el Juzgado Octavo de Distrito del Crimen, acompañado por su abogado Marcio Morales.

“Yo no he tenido comunicación con él. Entiendo que está bien afectado porque era una cosa que nadie esperaba y esperamos que todo se pueda cumplir, sin el resentimiento de la nación y que las familias se reconcilien. El caso ya está en los juzgados de todas maneras y queremos que sean estas autoridades las que lo resuelvan”, agregó.

“VAMOS A EJECUTAR LO QUE RESUELVAN”

Javier Carrión dijo que desde el pasado fin de semana su familia ha preferido mantener el silencio frente a los medios, aclarando que eso no significa falta de voluntad para acatar la decisión del tribunal.

“Quiero lamentar profundamente el hecho en que dos familias hayan tenido que involucrarse. Obviamente que esto ha afectado profundamente, no sólo a la del señor Leal, a quien doy mis condolencias, sino a la mía también. Hemos tratado de darle apoyo moral a mi madre y a mis hermanos que están profundamente afectados. Sin embargo, el caso ya está en los Juzgados, se tendrá que resolver y lo tendremos que ejecutar”, concluyó Carrión.   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: