Néstor Molina desafía hoya la muerte

OCTAVIO ENRIQUEZ Hoy a las ocho de la mañana Néstor Molina Manzanares, de 21 años, enfrentará la muerte en una operación a corazón abierto que le será practicada por un grupo de médicos de la brigada de Amor/Corazón para las Américas en un esfuerzo humanitario por salvarle la vida. La cirugía será realizada en el […]

OCTAVIO ENRIQUEZ

Hoy a las ocho de la mañana Néstor Molina Manzanares, de 21 años, enfrentará la muerte en una operación a corazón abierto que le será practicada por un grupo de médicos de la brigada de Amor/Corazón para las Américas en un esfuerzo humanitario por salvarle la vida.

La cirugía será realizada en el Hospital Escuela “Roberto Calderón” por un equipo de médicos entre los cuales se encuentran cuatro especialistas que ayer arribaron al país provenientes de New Orleans, en Lousiana, Estados Unidos.

De acuerdo con Francisco Gutiérrez, médico nicaragüense y presidente de la Asociación que operará a Molina, el motivo de la cirugía es que la válvula mitral de su corazón no funciona normalmente por lo que se le pondrá una válvula mecánica la cual tiene una vida útil de hasta 20 años.

Tod C. Engeihardt, cirujano cardiovascular que tendrá a cargo la operación del muchacho, alertó que el riesgo es altísimo y puede alcanzar el 50 por ciento o más, debido a las condiciones de salud del muchacho. Explicó que sin la operación Molina moriría en cuatro meses.

El médico Gilberto Vigil, quien será asistente del cirujano en la operación, manifestó que ellos valorarán como un éxito la operación hasta que el paciente sea dado de alta en aproximadamente ocho días o 10 días.

Agregó que si Molina sobrevive podrá llevar “una vida más o menos normal”, es decir, que realizará actividades de todo tipo pero tendrá que tomar anticoagulantes. “No se podrá exponer a golpes, tendrá que cuidarse de las infecciones lo que va a determinar que su calidad de vida disminuya un poquito”, sostuvo.

La operación de Néstor tendrá un costo entre 40 mil y 60 mil dólares y la válvula mecánica tiene un valor de 4,500 dólares. Esta última fue donada por Francisco Calles, del Centro San Judas Nicaragua.

Molina dijo sentirse algo nervioso por la operación, pero expresó al igual que su madre, María de los Ángeles Manzanares, tener fe de que todo saldrá bien esta mañana.   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: