Corinteños temen un desastre

RAMON CRUZ D. – Corresponsal CORINTO.— Las fuertes mareas mantienen en zozobra a unas 500 personas de este municipio que se dedican a la pesca, y solicitan a las autoridades correspondientes les reparen el espigón de piedra que se ha debilitado con el paso del tiempo. Doña Juana López de Saballos, líder de la comunidad, […]

RAMON CRUZ D. – Corresponsal

CORINTO.— Las fuertes mareas mantienen en zozobra a unas 500 personas de este municipio que se dedican a la pesca, y solicitan a las autoridades correspondientes les reparen el espigón de piedra que se ha debilitado con el paso del tiempo.

Doña Juana López de Saballos, líder de la comunidad, expresó que de no efectuarse un trabajo lo más pronto posible, los habitantes del sector enfrentan un serio riesgo con el fuerte oleaje que se produce para esta fecha, y que se necesita llevar al lugar una buena cantidad de piedra.

“Nuestra petición de suma urgencia la estamos haciendo por escrito para darle más formalidad y se inicie en la brevedad el reforzamiento del dique que está separado de las reparaciones que hicieron recientemente los holandeses en el dragado de la bahía y nos sentimos desprotegidos”, explicó.

“Consideramos que es muy costoso el desarrollo de las actividades para evitar que el agua llegue hasta las casas, pero el barrio vive de los escasos recursos económicos que genera la pesca, y no alcanza para efectuar dicha obra.

“Además la mezcla de agua con desechos en la costa puede provocar una epidemia, por lo que pedimos también se nos instalen letrinas, ya que la mayoría de los pobladores defecan al aire libre”, apuntó la señora López.

Esto provoca a su vez que las personas se expongan al peligro al introducirse en la oscuridad a realizar sus necesidades fisiológicas, citando como ejemplo varios casos donde sujetos desconocidos agreden e intentan violar a las personas.

Funcionarios de servicios municipales dijeron desconocer del asunto y prometieron investigar hasta dónde están afectados los pobladores que habitan a la orilla del mar.

El ingeniero Jared Velásquez, funcionario de la municipalidad, dijo que a lo inmediato harán el estudio con el fin de ver las alternativas e iniciar el diseño de las obras y evitar mayores consecuencias.

“Oficialmente, los pobladores de la comunidad de los pescadores no han comunicado sus necesidades, pero un equipo de la municipalidad evaluará hasta qué punto está al alcance poder resolver las peticiones que hacen”, declaró el ingeniero Velásquez.   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: