Pelea Brava

EDGARD TIJERINO ¿Pueden dos púgiles de limitados recursos provocar una gran pelea? Sí pueden… Sin exagerar, si ustedes tuvieran la oportunidad de ver el video de cualquiera de las peleas estrujantes y sangrientas que protagonizaron “Yambito” Blanco y el Toro Coronado, se emocionarían hasta levantarse de las butacas, en cambio, terminarían bostezando frente a la […]

EDGARD TIJERINO

¿Pueden dos púgiles de limitados recursos provocar una gran pelea?

Sí pueden… Sin exagerar, si ustedes tuvieran la oportunidad de ver el video de cualquiera de las peleas estrujantes y sangrientas que protagonizaron “Yambito” Blanco y el Toro Coronado, se emocionarían hasta levantarse de las butacas, en cambio, terminarían bostezando frente a la pantalla del televisor, presenciando De la Hoya-Trinidad, un enfrentamiento entre dos de los tres mejores púgiles del mundo libra por libra.

En México, esperan por Adonis Rivas para enfrentarlo a Joel Luna Zárate, el mismo que reaccionó desde el fondo de una posible derrota, para noquear al Chucky Bonilla robándose el show hace unas semanas… Sin ser lo suficientemente grandes, pueden ofrecer un combate intenso, de difícil conteo y salpicado de sangre, como al público y la TV le interesa.

Adonis Rivas es un púgil esforzado desprovisto de ribetes técnicos… El trazado de sus golpes no permite obtener excelentes fotografías y sus movimientos, a ratos, se observan faltos de dominio… No es un buen manejador del tiempo y la distancia, pero es bravo, sabe que tiene que ir al frente retando todo tipo de circunstancias, que recibirá golpes para poder pegar, que puede terminar cortado por tres o cuatro sitios como ocurrió durante su combate con Pedro Morquecho, que se discutirán las tarjetas, que se quejaran de su línea de boxeo, pero no de su corazón, de su entrega, de su empeño, y es precisamente en esos aspectos, tan esenciales en el boxeo, que garantiza proporcionar emoción.

Rivas derrotó a un reservado Diego Morales para coronarse Campeón del Mundo de la OMB en las 115 libras, y luego defendió su cinturón con uñas y dientes frente al también mejicano Pedro Morquecho.

Claro, ni Morales ni Morquecho tienen algún parecido con aquellos púgiles mejicanos que nos visitaron en la época del Ratón y Alexis como Alacrán Torres, Zorro Garrido, Fillo Morales, Famoso Gómez, Sigfrido Rodríguez, José Torres, Juan Alvarez y tantos otros capaces de generar combates espectaculares.

Pero, ese es el material mejicano disponible en estos momentos, y la culpa no es de Adonis… El humilde leonés que creció a la orilla de un fogón garantizando la circulación de las tortillas que elaboraba su madre, es un púgil de sacrificio y de sangre, expuesto al peligro, pero siempre dispuesto a sudar horas extras sin bajar la guardia, disparando golpes desde los ángulos menos previsibles, pero sin decrecer.

Luna Zárate lo espera a la vuelta de la esquina… Es otro reto, otro riesgo, otro sufrimiento, pero quizás, otra victoria.   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: