Sequía daña cultivos en Carazo

MANUEL SOZA V. – Corresponsal JINOTEPE.- Pequeños productores de Carazo que aprovechando las primeras lluvias sembraron maíz y frijoles, lo perdieron todo a consecuencia de una virtual sequía. Tan sombrío panorama lo admite con semblante de tristeza el vicepresidente de UNAG-Carazo, Carlos Useda Talavera, quien a su criterio, aunque llueva de un momento a otro […]

MANUEL SOZA V. – Corresponsal

JINOTEPE.- Pequeños productores de Carazo que aprovechando las primeras lluvias sembraron maíz y frijoles, lo perdieron todo a consecuencia de una virtual sequía.

Tan sombrío panorama lo admite con semblante de tristeza el vicepresidente de UNAG-Carazo, Carlos Useda Talavera, quien a su criterio, aunque llueva de un momento a otro el daño está hecho.

Esto es lo que nos hacía falta para acabarnos de arruinar ya que los que sembraron con las primeras lluvias prácticamente lo han perdido todo”, subrayó Useda Talavera.

Según él, los mayores daños se observan en la zona alta de la meseta y parte de la zona media, no así en la zona baja o costera donde aún no ha llovido.

Carlos Useda dijo tener conocimiento de daños preliminares en los municipios de La Paz, Masatepe, El Rosario y parte de San Marcos. Muchos plantaron tomates y trasplantaron repollos, pero sin lluvia ya no hay nada que hacer.

A su criterio, el daño es tal que, aunque llueva en cualquier momento, las plantitas ya se durmieron y de recuperar, la cosecha no serviría por la falta de agua.

“De manera que estamos listos y servidos, no volvió a llover y ahorita son tremendos polvasales, el colmo es que ahora hay productores que están debiendo folear plantaciones de café, pese a que ya llevamos un mes de invierno”, añadió.

La situación es complicada, según el vicepresidente de UNAG, debido a la falta de financiamiento. Los pequeños productores se las ingeniaron para sembrar maíz de primera y algunos plantíos de frijoles, pero si resiembran los plantíos, habría problemas respecto al ciclo de producción “porque cuando se quiera recoger la cosecha, a lo mejor nos saca de juego un huracán de los que están anunciando”, agregó Useda.

No obstante, en Carazo sembramos poco de primera y más de postrera “pero la seña es que la primera se puede ir al traste. Y supongamos que se compone el invierno, la cosecha de primera se recogería un mes después respecto al ciclo y eso es un problema”, insistió el dirigente de UNAG.

En Mirazul del Llano, el campesino Germán Ramos que con mucho sacrificio sembró maíz y frijoles en su parcela de dos manzanas, todavía tiene esperanzas de que llueva y las plantitas logren recuperar.   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: