Más petróleo no incidirá en precios internos

LESLIE NICOLAS LACAYO Un incremento en la producción del petróleo en 500,000 barriles diarios provocará que los precios del crudo disminuyan, sin embargo, esta baja no incidirá, al menos en el corto plazo en los precios del combustible en Nicaragua, según especialistas consultados. Los precios del petróleo meses atrás habían sufrido fuertes bajas, lo que […]

LESLIE NICOLAS LACAYO

Un incremento en la producción del petróleo en 500,000 barriles diarios provocará que los precios del crudo disminuyan, sin embargo, esta baja no incidirá, al menos en el corto plazo en los precios del combustible en Nicaragua, según especialistas consultados.

Los precios del petróleo meses atrás habían sufrido fuertes bajas, lo que conllevó a que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) restringieran la producción de petróleo para provocar un aumento en los precios.

El propósito fue logrado pues la subida de precios esperada se dio hasta llegar a un promedio de 30 dólares por barril. Ahora los países productores van a aumentar la producción para provocar que el precio baje a los parámetros establecidos por la OPEP, así lo explica una información obtenida de la agencia cablegráfica AP.

Sin embargo, esta disminución en el precio internacional, no provocará “eventualmente” cambios para Nicaragua, así lo confirmó, René García, gerente general de Texaco.

“Hemos notado que cuando se informa que habrá movimientos en los precios internacionales del crudo o cuando este precio baja, todos esperan que en Nicaragua pase lo mismo y esto no es posible, puesto que la relación existente entre el mercado internacional y nosotros no es automática”, indicó.

Róger Cerda, consultor privado especializado en el tema explicó que el aumento del precio internacional se debe principalmente a la fuerte demanda que existe actualmente en Estados Unidos y Asia.

Anotó que la Agencia de Información de Energía (EIA) y los informes del Instituto Estadounidense del Petróleo (API), ambas siglas en inglés, indican que en la última semana del mes de mayo los inventarios de los Estados Unidos disminuyeron en 1.7 millones de barriles, “contrario al incremento en 2 millones de barriles que se habían pronosticado”.

Cerda indicó que existen dos posibilidades que pueden hacer que los precios del combustible dejen de subir, la flexibilización de las regulaciones sobre la producción de derivados y la otra es que los miembros de la OPEP aumenten su producción .

Por otro lado, información recabada de AP, indica que el presidente de la OPEP y ministro de Energía de Venezuela, Alí Rodríguez, recalcó que si los precios del petróleo continúan moviéndose por encima de los 28 dólares por barril, “la producción se va a incrementar automáticamente”, para revertir la actual situación.

García explicó que el aumento en la demanda de combustible está determinada en muchos países por los cambios climáticos.

“En el caso de Nicaragua no tenemos este problema, pues aquí no hay cambios climáticos que vayan a incidir, por lo tanto nuestra demanda es estable”, agregó.


Interioridades petroleras

Los países miembros de la OPEP suscribieron a finales de marzo un acuerdo para incrementar la producción de crudos en 1,7 millones de barriles diarios y llevar la producción total del cartel a 21 millones de barriles diarios.

Esta medida fue adoptada luego de que los precios comenzarán a caer en el mercado internacional.

Los países productores fijaron también una banda de precios, con el fin de controlar los precios mundiales a través de ajustes en los suministros de crudos. Dicha banda establece precios que oscilan entre un mínimo de 22 dólares y un máximo de 28 dólares.

El acuerdo de la OPEP prevé además que de presentarse ajustes de precios durante 20 días continuos fuera de los extremos de la banda aprobada por la OPEP, los países productores deben proceder de inmediato a incrementar o recortar la producción mundial en 500,000 barriles diarios.

Por lo tanto el aumento en la producción previsto para los próximos días es parte de las medidas que los países pueden adoptar para mantener los precios dentro de la banda establecida